Ven potenciales caídas en bolsa

JP Morgan y Goldman Sachs alertan de más impuestos del nuevo Gobierno a las eléctricas

Los analistas de ambas entidades financieras internacionales advierten a los inversores del riesgo de que se eleven las tasas a la generación hidráulica y más contribuciones para la pobreza energética

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

Los analistas de JP Morgan y Goldman Sachs están comunicando a sus clientes que el nuevo Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos lo va a tener muy complicado para reformar el mercado eléctrico. Por eso mismo, advierten de la posibilidad de que el nuevo Ejecutivo abogue por cumplir sus objetivos mediante una subida de impuestos para las eléctricas.

No es casualidad que las grandes 'utilities' cotizadas en España hayan sido los valores que más han caído en bolsa este martes, día en el que Pedro Sánchez ha logrado sacar adelante su investidura con el apoyo de la mayoría de los partidos de izquierdas más el PNV y la abstención de ERC y Bildu. Endesa ha sido el farolillo rojo con un retroceso del 2,11%, mientras que Iberdrola se ha dejado un 1,95%.

Según han detallado los expertos de JP Morgan a sus inversores en un informe este mismo martes, "estamos preocupados por los riesgos moderados en el lado fiscal (posibles alzas en el impuesto corporativo y algún posible aumento en los impuestos hidroeléctricos) (...) y algunas potenciales contribuciones incrementales de las 'utilities' para hacer frente a la pobreza energética".

En la misma línea, el equipo de análisis de Goldman Sachs advierte del "posible aumento de impuestos para ciertas tecnologías que podrían ser hidroeléctricas y nucleares, dados los debates anteriores sobre este tema y los gravámenes introducidos en 2012-2013".

Reformar el mercado choca con Bruselas

Los expertos de Goldman Sachs y otras fuentes del sector consultadas por El Confidencial aseguran que el nuevo Ejecutivo de coalición entre los dos grandes partidos de la izquierda no podrán cumplir con la promesa de reformar el mercado eléctrico. Según sus comentarios, "una reforma exhaustiva podría enfrentar el rechazo de la UE [ya que se supone que estas actividades deben ser desreguladas y competir entre sí en el mercado de la energía] (...). Alternativamente, un aumento en los impuestos extraordinarios que existen podría ser un 'proxy' para lograr el mismo objetivo", explica el banco de inversión estadounidense.

Esta no es la primera vez que se esgrime este argumento. Cuando surgió la propuesta de acabar con la supuesta sobrerretribución de la hidráulica en los Presupuestos fallidos para 2019, desde el sector advirtieron de que estas medidas son contrarias a la normativa de la UE, por lo que se generaría una nueva judicialización del sector.

El documento presentado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado 30 de diciembre aseguraba que "impulsarán la elaboración de normas legales necesarias para reformar el mercado eléctrico, de forma que la reducción progresiva del coste de las energías renovables se traslade al precio de la electricidad, y se garanticen la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas".

A renglón seguido, el programa de coalición señala que "se realizarán los cambios normativos necesarios en relación con el funcionamiento del mercado eléctrico para acabar con la sobrerretribución (conocida como 'beneficios caídos del cielo') que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnológicas que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión".

Potencial subida del recibo de luz

De este modo, los expertos creen que lo más probable es que se intente subir el canon que soporta la hidráulica, actualmente en el 25% de sus ingresos. No obstante, prevén que esta medida no tendría el efecto deseado por el Gobierno de abaratar la factura de la luz, ya que un aumento del impuesto a la hidráulica embalsada pero manteniendo el mercado marginalista provocaría un traslado del coste de producción a la factura de los consumidores, tal y como sucedió al instaurarse el impuesto del 7% a la generación que impulsó el Gobierno de Rajoy (PP) en 2012.

Con esta idea, Goldman Sachs prevé retrocesos de los beneficios por acción. La subida de impuestos a la nuclear y a la hidráulica fluyente no la pueden repercutir. Por cada cinco euros por MWh que se incrementen los impuestos a la hidráulica y la nuclear, las ganancias por título bajarían el 7% en Endesa, el 4% en Iberdrola y el 2% en Naturgy, según la estimación de Goldman. En este sentido, JP Morgan cree que estos riesgos "podrían limitar el rendimiento de las empresas en bolsa después de un sólido desempeño en los últimos 18 meses".

Por otro lado, un experto del sector resta credibilidad al programa energético lanzado por PSOE y Podemos. Entre las medidas que dicen ambos partidos que quieren promover en su plan de coalición, está "reducir el porcentaje que representa el término de potencia; que el término variable de la componente regulada sea incremental en función de la energía consumida, de forma que el coste a pagar por las personas consumidoras por los primeros Kw/h sea inferior a los siguientes, incentivando la eficiencia energética".

Actualmente, la estructura de peajes es una competencia transferida a la CNMC, que es un órgano independiente del Ejecutivo y que además no comulga con esta idea en la circular de peajes recién elaborada y aún en tramitación. Dicho de otro modo, es una promesa sobre la que el Gobierno ya no tiene gran parte de las competencias.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios