Cae un 1,83%

Agosto salvaje para los mercados, pero el Ibex salva los muebles

A mediados de agosto caía en 5% y ha conseguido remontar hasta la cifra actual tras la aparente distensión en la guerra comercial

Foto: .
.

Agosto ha sido un mes caótico y lleno de giros de 180 grados. Pese a todo parece que se han acabado salvando los muebles. El Ibex ha caído un 1,83%, descenso protagonizado nuevamente por la banca. Aunque en rojo la el máximo indicador podría haber acabado mucho peor.

El primer acto acabó en drama a las pocas semanas de acabar el mes. Los problemas se acumularon de forma alarmante: amenaza de recesión en Alemania, Brexit, el colapso argentino… pero lo que terminó de dar la puntilla al Ibex fue la guerra comercial entre China y Estados Unidos. En aquel momento la situación parecía relajarse y las previsiones era que comenzarían negociaciones, pero todo se rompió con la imposición de Estados Unidos de aranceles para septiembre y la respuesta de China, no solo con gravámenes, sino con devaluación de divisa.

En aquel momento el Ibex, que en junio y julio ya había ido cayendo, perdió todo lo que había ganado durante el año. Si en mayo superaba la barrera de los 9.300 puntos básicos, en aquel momento marcaba los 8.520 tras arrastrar en solo 15 días un 5% de retrocesos. Y no solo fue este índice, todos los mercados internacionales, y especialmente los europeos, cayeron con fuerza.

Respecto a la guerra comercial, todo parecía ir a peor, hasta que el día antes de la reunión del G7 la tensión llegó al máximo al imponer China nuevos aranceles y Trump pedir a las empresas norteamericanas que preparasen una salida del país asiático. Pero la reunión de las siete grandes potencias mundiales en Biarritz calmó las aguas y ambos hablan ahora de su optimismo para lograr un acuerdo.

Desde esa semana trágica el Ibex recuperó más de 3,5% (un 3% desde Biarritz) y ha terminado marcando caídas de un 1,83%. Aunque en rojo las últimas fechas marcaban una tendencia creciente y, viendo la situación mitad de meses, este retroceso para más bien un avance. Finalmente, el indicador español remontó desde aquellos 8.500 hasta cerrar la última semana con 8.812.

Todo esto incluso con la crisis de Gobierno italiana cuando Salvini rompió la colación que estaba en el poder. Finalmente, acabó bien con un pacto entre el Partido Demócrata, de centro izquierda, con Cinco Estrellas para que Conte siga como primer ministro del país.

Aunque el gran problema que aún sigue sin desactivarse (a parte de la desaceleración y situación alemana) es el Brexit, en el que Boris Johnson parece encaminar a Gran Bretaña a un Brexit duro.

El resto de mercados han terminado agosto también en negativo. El máximo perjudicado es el FTSE de Londres, que ha descendido más de un 5,75%. El Eurostoxx lo ha hecho un 1,06%, el Dax alemán un 1,71%, y el Cac 40 un 0,56%.

En Wall Street y Asia se ha notado más la guerra comercial. Dow Jones ha retrocedido un 3%, el S&P un 3,07% y el Nasdaq, cuyas empresas tecnológicas están más expuestas a China, un 3,96%. Al otro lado del Pacífico, el Heng Seng chino marcó un-4,4%y el Nikkei japonés un -1,82%.

Otra vez la Banca

Dentro del Ibex el principal sector que ha monopolizado las caídas ha sido el financiero. La banca ha sido el sector donde más se ha notado este mes. Con algunos hitos históricos como que Iberdrola ha superado al Santander en cotización. Este banco es el valor que más ha caído en el total del mes, bajando un 11,25%. Se trata de una empresa con unos ingresos diversificados por países de todo el mundo.

Entre los peores rendimientos del Ibex, hay otras entidades como Bankinter (-9,12%), CaixaBank (-7,9%) y BBVA (-7,26%). Aunque el top 3 de los peores valores, a parte del Santander, lo componen Arcelor Mittal con un -10,44% e Indra con -9,88%. En el lado contrario, el mejor valor ha sido Iberdrola, con un sólido 9,84% al alza, seguido de Ferrovial (8,88%) y Mediaset (7,73%).

Aunque este mes ha estado marcado por el protagonismo de los valores refugio como los bonos o el oro. La rentabilidad de la deuda española a 10 años ha tocado durante agosto nuevos mínimos históricos, situándose en 0,026%. Por su parte los bonos a cinco años han visto cómo su rentabilidad se situaba en negativo, llegado a -0,341%.

A mediados de mes el oro superó los 1.500 dólares la onza. Los inversores desde entonces no han perdido el miedo a salir de este valor refugio y aún continúa situándose en los 1.533 euros.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios