EL BONO ALEMÁN ROZA UN TIPO DEL -0,6%

El oro se dispara hasta máximos de 1.500 dólares en pleno éxodo inversor

El metal precioso, activo de refugio por excelencia, ha subido un 6% en los últimos cinco días, animado por las amenazas arancelarias de EEUU y la devaluación de la divisa de China

Foto: (Reuters)
(Reuters)
Autor
Tags
Tiempo de lectura2 min

Los inversores no saben donde meterse. Prueba de ello es una onza de oro que ya alcance los 1.487 dólares, mientras las bolsas se desangran y el mercado de bonos cotiza a unos precios sin precedentes. El metal precioso ha alcanzado los máximos de seis años tras subir un 6% en apenas cinco días, en pleno rifirrafe de la guerra comercial.

Tras subir con fuerza en junio y luego estabilizarse en julio, es ahora cuando los inversores vuelven a lanzarse a por este activo, conocido por aquellos inversores que buscan refugiarse de una posible recesión, así como del temor a desarrollos macroeconómicos y otras amenazas humanitarias. Y es que, junto al oro, otros activos refugio están alcanzando niveles históricos: es el caso del bono alemán a 10 años, que ya roza una rentabilidad del -0,6%.

Después de dos meses de negociaciones y paz, las tensiones comerciales entre EEUU y China volvieron al foco de los inversores la semana pasada, cuando Trump anunció su intenciones de aumentar la cantidad afectada por aranceles a la totalidad de las importaciones chinas. El lunes, China dejó caer a su yuan por encima de las 7 unidades por dólar, y el martes EEUU la citó oficialmente como "manipulador de divisas", un título que lo incita a presentar quejas ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde entonces, los mercados no han recibido nuevas noticias de las tensiones, aunque sí que han tenido que continuar soportando los tuits del mandatario republicano. "Nuestro problema no es China, es una Reserva Federal que no admite su error (...) y no reduce los tipos (...). Es terrible ver tanta incompetencia, especialmente cuando podemos ganar muuuuuy fácil. ¡Ganaremos igualmente, pero sería más sencillo si la Fed entendiera que competimos con otros países!", tuiteó el miércoles Trump.

"Si las preocupaciones por el crecimiento económico continúan, posiblemente debido al auge de la guerra comercial, el oro podría subir aun más, impulsado por una mallor inversión en ETFs de oro por parte de los gestores", explica Goldman Sachs en una nota remitida este miércoles. Eso sí, los niveles actuales del oro siguen lejos de los máximos históricos alcanzados en 2011, cuando el activo alcanzó los 1.800 dólares.

Y es que más allá de los desarrollos geopolíticos entre las grandes potencias mundiales, hay indicios contundentes de debilidad económica. Justo el miércoles, Alemania anunció que su producción industrial había registrado en junio una caída del 5,2% respecto al mismo mes del año anterior, lo cual supone su mayor retroceso desde finales de 2009 y constata el frenazo de la 'locomotora europea'.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios