Según Schroders

Los inversores españoles son “cortoplacistas, impacientes y demasiado optimistas”

El 74% de ellos cambian el nivel de riesgo de sus planes ante la incertidumbre del mercado.

Foto: Schroders logo en Zurich
Schroders logo en Zurich

Los inversores españoles tienen hábitos muy poco recomendables a la hora de invertir: les cuesta seguir planes a largo plazo, son impacientes y tienen una visión demasiado optimista del mercado y de sus perspectivas. Estas son las principales conclusiones del último “Estudio Global de Inversiones Financieras” de Schroders.

Respecto al primer punto que destaca la compañía, el cortoplacismo, en el informe se aprecia como el país ibérico es el segundo del viejo continente en inversiones medias más cortas, solo por detrás de Polonia. Un inversor europeo medio cuando hace una apuesta por una empresa, la mantendría durante 2,6 años. Al sur de los pirineos la situación es bien diferente para los cálculos de Schroders, solo mantienen la inversión 1,9 años. En países como EEUU o Japón se mantendrían por 4 años.

Según el director global de producto de la compañía, Charles Prideaux, esta actitud es especialmente negativa porque, “aunque hay que estar alerta a los vaivenes, la clave es concentrarse en el largo plazo. Es probable que el recorte y los cambios en las inversiones, en particular durante los mercados difíciles, perjudiquen las carteras de los inversores y, en última instancia, den lugar a rentabilidades decepcionantes”

La segunda conclusión a la que llegan es la impaciencia del inversor. Fuera del tiempo que mantengan sus carteras, el 74% de ellos cambian el nivel de riesgo de sus planes ante la incertidumbre del mercado. Según el estudio, “cuanto más joven se es, más inquieto”. Son los ‘milenials’ los que más cambian la estrategia de sus inversiones.

.
.

Y lo último, el optimismo de los españoles, que se ilusionarían muy rápido al preveer los beneficios para luego retirarse “demasiado pronto” por las espectativas defraudadas. Eso sí, en este caso el país no destaca tanto comparado con sus homólogos. En el último trimestre de 2018 estos inversores esperaban una rentabilidad del 9,2% durante los próximos 5 años. En la UE es solo un poco menor (9%) pero a nivel mundial las expectativas son mucho mayores, llegando al 10,7%.

.
.

La directora general de Schroders para España y Portugal, Carla Bergareche, ante estos datos explica que: “el estudio muestra que los inversores españoles tienen unas expectativas de rentabilidad excesivamente optimistas y que es poco probable que alcancen sus objetivos de inversión”. Indica que no tienen en cuenta que “se debe trabajar sobre horizontes de inversión mucho más largos y tienen que acabar con su tendencia a tomar decisiones en momentos de incertidumbre, eso los aleja de una buena inversión”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios