solo 10 lo mencionan

El Ibex 35 pasa de puntillas por los riesgos que supone el cambio climático

Casi todas las firmas del selectivo incluyen por defecto entre los riesgos aquellos derivados de las exigencias medioambientales y las posibles modificaciones de normativas

Foto: Cumbre del clima en París. (Fotografía de archivo)
Cumbre del clima en París. (Fotografía de archivo)

En los últimos tiempos la palabra "sostenible" ha entrado con fuerza en el mundo de la inversión. Lo ha hecho a medida que el problema del cambio climático ha ido calando entre la sociedad y los gobernantes. Sin embargo, aunque el mundo de la empresa también se está sumando cada vez más a esta tendencia, lo cierto es que ese interés que demuestran en presentaciones y encuentros con analistas, clientes e inversores no se está trasladando de igual manera a los documentos oficiales.

Así, de las 35 empresas que componen el Ibex, solo diez hacen mención expresa al cambio climático en el último folleto continuado que han enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. De hecho, en el caso de las compañías que no lo contemplan, alguno de estos documentos data de más de una década atrás y no se han revisado desde entonces.

Casi todas las firmas del selectivo incluyen por defecto entre los riesgos aquellos derivados de las exigencias medioambientales y las posibles modificaciones en cuanto a la normativa por parte de los diferentes organismos tanto locales como nacionales e internacionales.

Son pocas las que no hacen mención alguna a este respecto entre las que se encuentran los bancos medianos. Y es que su actividad difícilmente puede verse afectada de manera directa por el cambio climático, las emisiones de CO2 o los Protocolos de Kyoto. A pesar de ello, los que sí dejan claro en sus últimos folletos publicados su profundo compromiso con la sostenibilidad son el Banco Santander y BBVA.

De hecho, son los dos valores de la bolsa española que más espacio dedican a tal efecto. Ambas entidades forman parte de varios índices de sostenibilidad como el Dow Jones Sustainability Index aunque, en su caso, está más relacionado con sus inversiones y la parte financiera del negocio, con la banca responsable como pilar principal, que por su relación directa con el medio ambiente.

Aun así, la entidad que preside Ana Botín destaca su pertenencia al United Nations Enviroment Programe Finance Initiative para "impulsar el acuerdo de París para combatir el cambio climático".

La planta de Neurath en Bergheim (Alemania)
La planta de Neurath en Bergheim (Alemania)

También Telefónica incluye esta cuestión dentro de su estrategia general y dedica un apartado 'ex profeso' a la cuestión. "Los riesgos ambientales y de cambio climático de Telefónica se controlan y gestionan bajo el modelo global de gestión de riesgos de la compañía", asegura. Y detalla que para ellos, su mayor foco de riesgo está en "la alta dispersión geográfica de las infraestructuras" y asegura que los que más impacto pueden tener para Telefónica son los "derivados de eventos climáticos extremos y aumento de la temperatura que puede incidir en mayores necesidades de refrigeración".

Mediaset es otra compañía que sorprende al referirse al cambio climático al no tratarse de un aspecto que afecte directamente a su actividad empresarial, aunque lo hace de pasada por su participación en el índice FTSE4Good Ibex por cumplir con los criterios de buena responsabilidad corporativa.

Grifols recuerda que entre sus riesgos se encuentra "la aprobación de normas futuras sobre el control del cambio climático que puedan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en aquellas áreas en las que Talecris, Grifols o la compañía combinada operen, podrían tener un efecto adverso sobre los resultados financieros y operativos".

Materias primas y 'utilities'

Si hay dos sectores especialmente sensibles a estos factores es el de las materias primas y el de las 'utilities'. No obstante, compañías como Naturgy o Red Eléctrica no profundizan en ello más allá de la simple referencia a los posibles cambios del ordenamiento jurídico en materia de medio ambiente.

Por el contrario, Repsol e Iberdrola sí se emplean en este aspecto. De hecho, la petrolera es especialmente sensible al tema en tanto que "la industria del petróleo está expuesta a corrientes de opinión negativas que pueden afectar al valor de la acción de Repsol", afirma en su último folleto continuado que remitió a la CNMV en 2018. "Iniciativas que promueven la desinversión en empresas dedicadas a la extracción de combustibles fósiles para reducir el impacto de sus productos sobre el cambio climático pueden afectar a la base accionarial", continua.

A pesar de ello, avisan que la compañía "no puede predecir el alcance exacto que los riesgos descritos podrían provocar en las actividades, en el resultado de las operaciones y en la posición financiera del Grupo".

También ArcelorMittal, en tanto que su actividad minera tiene un impacto directo en el medio ambiente, desarrolla sus riesgos y medidas relacionadas con el Protocolo de Kyoto. Según el último documento, que data de 2004, los costes operativos medioambientales recurrentes para la protección equivalieron aproximadamente a 30 millones el año anterior al mismo. Sus acciones van dirigidas a cumplir con todas las legislaciones, reducción de CO2 y demás gases de efecto invernadero, reducción de las emisiones contaminantes y del consumo de agua y materias primas, así como todas las acciones para potencial el reciclaje.

Finalmente, IAG, en su folleto de 2010 recuerda que la industria aérea es estacional y sus ingresos dependen en gran medida de la actividad en los meses de verano, por lo que cualquier acontecimiento que debilite la demanda afectará significativamente a sus operaciones, como pueden ser las catástrofes naturales. "Ello podría tener un impacto desproporcionado en los resultados del ejercicio fiscal", explican.

Así mismo, el sector también está expuesto a "riesgos asociados a la limitación de emisiones de gases de efecto invernadero". De hecho, aseguran que "se está desarrollando a nivel nacional, regional e internacional la normativa en materia de cambio climático que cubre las actividades aéreas" y participan activamente en el diseño de la misma.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios