crónica de bolsa

Los inversores en modo huida ante la amenaza de ruptura entre EEUU y China

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha anunciado un nuevo aumento de los aranceles a productos chinos del 10% al 25% por 200.000 millones de dólares

Foto: La bolsa de Shanghái (Efe)
La bolsa de Shanghái (Efe)

Los inversores de todo el mundo se han despertado esta mañana con una desagradable sorpresa. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha anunciado un nuevo aumento de los aranceles a productos chinos del 10% al 25% por 200.000 millones de dólares, lo que amenaza con dar al traste con las negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial entre las dos mayores potencias económicas del mundo y que se demoran ya desde el pasado mes de diciembre.

La reacción no se ha hecho esperar y los inversores han comenzado la huida hacia activos considerados como 'refugio'. De esta manera, los primeros en sentir el miedo han sido las bolsas asiáticas. Así, la peor parte se la llevaba la bolsa de Shangai, con desplomes del 5,6%, mientras que Tokio, que este lunes permanece cerrado, registra descensos en el mercado de futuros que rondan el 1,5%. También la apertura en Wall Street está siendo complicada, con el S&P 500 cayendo casi un 1%.

Así, con la llegada de la tarde el Ibex 35 ha perdido un 0,84% y ha cerrado en los 9.333 puntos, mientras que el Dax alemán ha caído un 1% y el Cac 40 parisino otro tanto. También el Eurostoxx 50 se ha dejado un 1% con la química BASF habíendose desplomado un 5,3% y el sector motor liderando las pérdidas en tanto que se trata de uno de los más afectados por la guerra comercial del Trump.

En el selectivo español, la compañía que se ha llevado lo peor de la jornada ha sido ACS, que se ha dejado un 3,5% después de que una acusación por manipulación de las cuentas contra su filial Cimic llevase a la australiana a cerrar con un sesgo negativo del 7%. Le han seguido CIE Automotive (-3,4%), Técnicas Reunidas (3,4%) y ArcelorMittal (2,5%), pertenecientes a sectores cíclicos especialmente expuestos a los altibajos geopolíticos y macroeconómicos. La acerera, de hecho, ha sufrido hoy por partida doble, ya que también se ha visto obligada a anunciar que rebajaba su producción en Asturias por falta de demanda y por los elevados costes energéticos.

El miedo se traslada igualmente al mercado del crudo, donde en barril Brent de referencia en Europa corregía a primera hora de la mañana más del 2%, aunque por la tarde se recuperaba ligeramente hasta quedarse en los 70,7 dólares, mientras que el Texas estadounidense hacía lo propio hasta los 61,8 dólares. Por el contrario, el Yen, el bund alemán y el oro se beneficiaban del modo 'risk off' encendido por los inversores. Tanto es así que el interés del bono a diez años germano se hundía hasta un 122% hasta situarse en el 0%.

De nuevo ha sido un tweet de Trump el que ha encendido todas las alarmas. "Durante 10 meses China ha estado pagando aranceles a EEUU del 25% sobre 50.000 millones de dólares en bienes tecnológicos, y del 10% hasta los 200.000 millones de dólares en otros bienes (...). Los del 10% subirán al 25% el viernes", señaló en su cuenta personal. Para añadir seguidamente que " "el acuerdo comercial con China continúa, pero demasiado lentamente, al tiempo que ellos intentan renegociar. ¡No!".

Ahora todas las miradas se dirigen hacia Pekín, que a través del diario independiente South China Morning Post ya ha adelantado sus intenciones de retrasar o incluso cancelar las negociaciones comerciales previstas esta misma semana en Washington donde se esperaba cerrar un acuerdo que pusiera fin a la guerra que mantienen ambos países desde hace ya más de un año.

"La gente debería fijarse si el viceprimer ministro Liu todavía acude a Washington esta semana para conversar, o si -de lo contrario- se queda en casa en respuesta a los tweets de hoy". explica Ted Murphy, socio de Baker McKenzie, en referencia a la reacción de los mercados de este lunes. "Si llega a la ciudad, entonces hay una mayor probabilidad de que se alcance un acuerdo (y el aumento propuesto en los deberes puede ser discutido o retrasado); mientras que, si se queda en casa, entonces el aumento propuesto en los deberes entra en vigencia", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios