UN EJEMPLO DE LA GENERACIÓN DE VALOR

Veo y doblo: las gestoras 'value' siguen enamoradas de la banca española

El financiero es uno de los sectores más apestados para los inversores en general, pero no para el 'value'. Según estas gestoras, el sector cotiza tan barato que merece la pena invertir

Foto: Beltrán de la Lastra y Francisco García Paramés.
Beltrán de la Lastra y Francisco García Paramés.

La satisfacción de comprar algo bueno y bonito a un precio barato. Esta es la premisa que utilizan las gestoras 'value' para justificar sus inversiones en la banca española, con cada vez más firmas independientes apostando por el sector. Tanto Cobas como Bestinver (antigua casa de Francisco García Paramés) han incrementado considerablemente la inversión en bancos, dedicándole parte de sus respectivas cartas trimestrales. Mientras tanto, EDM y Metavalor han aumentado también su exposición al sector, a la vez que Buy & Hold mantiene sus posiciones en el sector.

Estas entidades siguen así la estela de Warren Buffett, considerado el 'padre' de la gestión de valor. El inversor estadounidense, CEO de Berkshire Hathaway, lleva ya tiempo defendiendo el sector, resaltando su potencial de crecimiento para los próximos años. "Me gusta el precio al que cotizan en relación con sus perspectivas de futuro", explicaba hace unas semanas el oráculo de Omaha en una entrevista con Yahoo Finance. "No creo que sean lo mejor que hay ahí fuera, pero tampoco creo que me vayan a decepcionar". El inversor, que defiende la inversión a largo plazo, tiene entre sus posiciones principales a Bank of America, Goldman Sachs, JP Morgan y Wells Fargo, entre otros.

A diferencia de gran parte de las entidades financieras estadounidenses, los bancos españoles (y también los europeos) siguen sin recuperar los múltiplos anteriores a la crisis financiera de 2008, cotizando a la baja en un entorno de tipos de interés prácticamente negativos, de competitividad en un sector que suda la camiseta por alcanzar la rentabilidad y con contratiempos como el efecto de algunas divisas extranjeras. En lo que va de año, los bancos han registrado una recuperación sustancial (junto con el resto de la bolsa), pero si se mira la cotización en los últimos 12 meses, son de los valores que más han sufrido en los mercados.

Pese a ello, los 'value' apuestan por la capacidad del sector de superar los desafíos. El que más entusiasta se muestra es Cobas, que tiene un 12,5% de su Cartera Ibérica invertida en la banca española: ha entrado en CaixaBank este trimestre (apuesta un 3,95% del total del fondo), doblado su posición en Unicaja (hasta el 4,12%) y mantenido a Bankia entre sus principales inversiones (un 4,42%).

"Gracias a las recientes caídas, están cotizando en mínimos, el margen de seguridad es mayor y, como consecuencia, invertir en ellos resulta más atractivo", explica la gestora en su carta del primer trimestre de 2019. Asimismo, los gestores ven atractivo y no riesgo en las caídas de los bancos en bolsa, ya que con unas valoraciones tan bajas y un negocio más saneado, hay menos que perder.

La entidad dirigida por Paramés explica que, "tras 11 años desde la crisis, los bancos españoles que tenemos en cartera han mejorado sustancialmente". Según reza la carta de la gestora, las entidades "se han hecho más grandes, la competencia es algo menor, han saneado sus balances, han demostrado que son capaces de ir ajustando su red de oficinas sin dañar su negocio, han afrontado demandas y sentencias adversas, y han conseguido acumular un exceso de capital regulatorio". "Tras estos esfuerzos, y en mínimos, creemos que estos bancos valen significativamente más de lo que cotizan", zanjan desde Cobas.

García Paramés, durante su intervención en la última edición del Iberian Value, organizado por El Confidencial.
García Paramés, durante su intervención en la última edición del Iberian Value, organizado por El Confidencial.

La firma basa su argumentación en casos pasados, cuando Paramés todavía estaba en Bestinver. El gestor se remite a su experiencia de inversión en 2013, cuando tras el estallido de la crisis decidió apostar por Bankinter debido a su baja exposición al mercado promotor y por el valor de su aseguradora, Línea Directa —un activo que, según explica en la carta, "salía gratis" a los múltiplos a los que cotizaba entonces el banco naranja—. El considerado por muchos como gurú de la inversión de valor española también pone como ejemplo su apuesta en Bankia en 2013, cuando tras su nacionalización decidió comprar en el banco hasta que, a los pocos meses, su precio se duplicó y pudo recoger beneficios.

Este trimestre, y ya como gerente de su propia firma desde 2016, Paramés ha decidido apostar por Unicaja y CaixaBank. En la primera entró por primera vez en 2017, cuando, debido al ruido generado por la absorción del Banco Popular por parte del Banco Santander, la cotización de la entidad andaluza volaba bajo. "Tuvimos muy buenas referencias de su directiva, y nos reconfortaron las evidencias de prudencia en su contabilidad. En menos de un año, se revalorizó más de un 40%", reza la carta de Cobas. "Vendimos, y volvimos a comprar acciones cuando cayeron meses después".

Y otro tanto para CaixaBank. "Teníamos previsto comprar para cuando lanzáramos nuestro fondo Cobas Iberia, pero por cuestiones formales no pudimos lanzar el fondo hasta abril de 2017", explica la gestora en su comunicado a los inversores. "Para entonces, su cotización había subido un 40% y ya no resultaba tan interesante. Afortunadamente, durante el primer trimestre de 2019 el precio ha vuelto a caer y el mercado nos ha dado otra oportunidad de tener en cartera a un banco líder en nuestro país".

El banco de origen catalán se vio golpeado a principios de año, tras la presentación de resultados del año 2018, en un contexto de cambio de discurso por parte de los bancos centrales y algunos datos macroeconómicos que pusieron a los inversores a la defensiva frente a sectores más cíclicos, como el bancario.

Bestinver es algo más tibio en su valoración, ya que no es que considere que no valen lo que cotizan sino que más bien ve que están tan baratos que es difícil decirles que no. Así, en 2019, la entidad dirigida por Beltrán de la Lastra ha añadido a su colección de bancos en la Cartera Ibérica a Sabadell, con una posición del 1,98% dentro del fondo. La entidad mantiene sus inversiones en Bankinter (1,35% de la cartera), CaixaBank (2,57%), Unicaja (4,28%), Bankia (0,75%) y Santander (0,75%) —también este último incluido en el fondo hace poco, durante el último trimestre de 2018—. El sector financiero, no obstante, no supera el 10% del total del fondo.

"Los bancos, en general, no nos gustan: es difícil valorarlos y por lo tanto el margen de seguridad exigido debe ser mayor que en otros sectores", zanja la gestora de Acciona en su carta del primer trimestre. "Pero, como inversores en valor, no debemos olvidarnos de que, si tenemos la capacidad de comprender una compañía y si esa compañía tiene el margen de seguridad exigido, debemos de construir posiciones".

Y es que no es la primera vez que Bestinver apuesta por los bancos. La gestora ya hizo esta jugada en 2016, cuando aprovechó el Brexit para coger fuerza en el sector bancario y luego vender el año pasado con unas plusvalías de 350 millones de euros. Tras un año esperando nuevas correcciones entre las financieras, la firma de De la Lastra vuelve a ver oportunidades ahora. "Para nosotros, los bancos suponen hoy un ejemplo de creación de valor".

Como inversores en valor, no debemos olvidarnos de que, si una compañía tiene el margen de seguridad exigido, debemos de construir posiciones

Entre el resto de entidades, Metagestión también ha comprado su único banco en cartera, CaixaBank, donde apuesta un 2,9% del fondo Metavalor. EDM, a su vez, ha aumentado su exposición a Bankinter hasta el 0,53% de la Cartera Ibérica, mientras mantiene el 0,65% en el Santander. A su vez, Buy & Hold conserva todavía a Liberbank (0,79%), BBVA (2,43%), Bankinter (2,45%) y Santander (2,48%) en su cartera de renta variable —todo esto, pese a que a cierre del año pasado defendía con firmeza la posibilidad de combinar la inversión en activos de valor con empresas 'growth' como las grandes tecnológicas estadounidenses—.

Las únicas grandes gestoras independientes del 'value' español que se mantienen al margen del sector financiero son azValor, con su fondo ibérico más concentrado en constructoras y el sector de las materias primas, y Magallanes, que apuesta por una cartera más diversificada por sectores.

Con todo, esta narrativa no es solo parte de las gestoras de esta corriente de inversión en España. Sin ir más lejos, en su presentación trimestral de la semana pasada, Manuel Arroyo, director de estrategia de la gestora de JP Morgan, explicaba que, por ejemplo en EEUU, las bolsas se habían visto impulsadas en los últimos años por los valores 'growth'. Sin embargo, ahora que el ciclo económico entra en una fase con mayores incertidumbres, desde la gestora estadounidense estaban apostando por las oportunidades que afloran en las empresas calificadas como 'value', con Arroyo poniendo como ejemplo a los bancos y aseguradoras.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios