presentación del plan de actividades para 2019

Malestar en la CNMV por Abanca: "Una opa se tiene que preparar con confidencialidad"

El regulador considera que el comportamiento de Abanca no responde a un "patrón normal", donde lo primero que se tiene que publicar es un anuncio de opa que reúna los requisitos

Foto: El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella en una foto del pasado junio. (EFE)
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella en una foto del pasado junio. (EFE)

El regulador de los mercados no ha visto con buenos ojos el comportamiento de Abanca de finales de la semana pasada. El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, considera que "el hecho relevante del viernes no respondía a un patrón normal" ya que "la primera noticia que se debe tener es el anuncio de la oferta reuniendo todos los requisitos propios de una opa". Según ha zanjado en la presentación del Plan de Actividades de la entidad para el año 2019, "nuestra normativa apunta a que este tipo de operaciones se tienen que preparar con la máxima confidencialidad".

Las palabras de Albella respondían esta mañana a preguntas acerca de un comunicado emitido por la propia CNMV a primera hora del lunes, donde el regulador bursátil da un plazo "improrrogable" de diez días hábiles para que manifieste su decisión o no de formular una oferta por la entidad de origen asturiano, incluyendo únicamente condiciones admisibles de conformidad con el Real Decreto de opas. Aviso que, a su vez, llega después de que el viernes la entidad presidida por Juan Carlos Escotet enviase una carta al consejo de Liberbank (también remitida a la CNMV) en la que expresaba públicamente y con extenso detalle "su firme interés" en formular una opa sobre el banco.

Sobre este ultimátum, Albella ha explicado que se trata de "eliminar incertidumbre". "Lo que queremos es que la situación se aclare cuanto antes y que se emita con la mayor brevedad, en su caso, un proyecto de formulación de oferta que cumpla todos los requisitos", ha matizado el presidente del regulador. Sobre cómo responderá la Comisión frente a la respuesta (o falta de ella) por parte del banco gallego, Albella no ha querido concretar un plan y ha dicho que "ya verá qué es lo que hace".

Año nuevo, proyectos nuevos

Al margen de los comentarios de actualidad, la CNMV ha presentado este lunes un Plan de Actividades para 2019 que incluye 44 objetivos concretos o actuaciones que pretende desarrollar durante el año. El plan, según ha explicado Albella pone el foco sobre tres aristas: prioridad a la supervisión, fomento de la competitividad y fortalecimiento del mercado español y atención a los desarrollos tecnológicos en el sector financiero. Estas guías ya figuraban como guía de la institución, con el presidente aclarando que se trata de dar continuidad a la esencia del regulador ya que "algo raro ocurriría si hiciéramos cambios muy relevantes en nuestra estrategia En definitiva, Albella ha definido que quiere que la CNMV sea "decidida teniendo presente el principio del escepticismo".

Uno de sus objetivos para este año nuevo es un mejor funcionamiento de la CNMV. Para ello, llevará a cabo una encuesta entre los participantes del mercado sobre el funcionamiento de la institución—un proyecto que aflorará durante el segundo semestre, una vez consiga mediante concurso público a un tercero que ejecute dicha encuesta—. Según ha explicado Albella, esta no es la primera vez que el regulador lleva a cabo encuestas: el presidente cita que ya en 1998 se ejecutaron sondeos de este tipo. Y es que esta iniciativa viene a cargo de Oliver Wyman, ha matizado el dirigente de la Comisión, consultor contratado por el regulador el año pasado y que también ha impulsado este tipo de medidas con otras instituciones en el extranjero.

Una CNMV decidida teniendo presente el principio del escepticismo

Otro de los proyectos que ha querido resaltar la organización, es la publicación automática de las notificaciones de derechos de voto e instrumentos financieros en la página web de la CNMV. Albella ha puesto como ejemplo de comparación a los hechos relevantes —comunicados que se publican automáticamente una vez son remitidos a la Comisión y solo revisados a posteriori—. Hasta ahora, las posiciones relevantes de los accionistas eran revisadas antes de ser publicadas por el regulador; sin embargo, este año la CNMV quiere automatizar su publicación.

Por otro lado, el regulador también llevará a cabo un estudio de las comisiones y rentabilidades de los fondos españoles en comparación con los europeos. Esta es una actitud que ya adelantó en octubre el regulador, cuando hizo especial hincapié en los conocidos como 'falsos fondos de inversión activa' —productos que cobran como si fuesen de inversión activa pero que, sin embargo, se ciñen a un índice sin aportar valor añadido al cliente.

El presidente de la organización también se ha pronunciado ante los CFDs y las opciones binarias, unos productos que suponen un alto nivel de apalancamiento para el inversor y que, por tanto, conllevan un elevado riesgo. La venta de CFDs a inversores minoristas fueron prohibidas por la ESMA, supervisor europeo de los mercados de capitales, el año pasado y, para este 2019, la CNMV se ha propuesto como una de las tareas a cumplir la revisión del cumplimiento de la decisión de ESMA relativa a CFDs y opciones binarias.

Sobre esto, la CNMV baraja prohibir los anuncios de CFDs, tal como hace, por ejemplo, Francia. Con todo, de momento es solo una medida que se está analizando, aunque el jefe del supervisor ha hecho especial mención de las firmas de CFDs que patrocinan a equipos de fútbol. No en vano, según los cálculos de la ESMA revelados en 2018, entre el 74% y 89% de las personas que invierte en estos instrumentos ha perdido dinero. Sin embargo, Albella también entiende que no es cuestión de "ser el verso suelto" en el entorno cultural, y que hay que ser "sensatos y prudentes, actuando desde la tolerancia".

Y es que por otro lado, la CNMV también tiene como objetivo la celebración de un convenio con la dirección general de la policía relativo a investigaciones sobre entidades no autorizadas (los conocidos como 'chiringuitos' financieros).

Por otro lado, la Albella también ha anunciado que volverá a supervisar el proceso de comercialización de productos financieros en las redes comerciales —la llamada técnica del 'mystery shopping' que ya llevó a cabo la CNMV en 2016—. Para ello, el regulador contratará mediante concurso a una empresa externa que colaboren en investigaciones concretas. Albella se ha mostrado firme: "Las empresas que estén haciendo las cosas bien deben estar tranquilas, las que no, no", ha dicho.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios