espera recaudar 850 millones en 2019

Los mínimos del Ibex complican aún más la estimación del Gobierno con la tasa Tobin

El índice cotiza cerca de los mínimos de 2016 tras desplomarse un 15% en 2018. Estas caídas redujeron el volumen de negociación, lo que amenaza la recaudación del Estado

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (Efe)
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (Efe)

El Gobierno amenazó al sector financiero con un impuesto a la banca, pero acabó con una tasa Tobin sobre la compra de acciones. La recaudación estimada de Hacienda para 2019 será de 850 millones, aunque a ningún experto fiscal le salen las cuentas. Y menos aún con el desplome en la negociación bursátil de los últimos años, que alcanza el 38% comparado con el de 2015. Los volúmenes de contratación caen principalmente por los descensos recientes del Ibex 35, que han llevado al índice a que cotice cerca de los mínimos de 2016, después de la votación del Brexit.

El tributo grava la adquisición de acciones de empresas que coticen en España con una capitalización bursátil de más de 1.000 millones con un 0,2%, lo que según cálculos de Bolsas y Mercados Españoles (BME), muy crítico con el impuesto, encarece en 66 el coste de comprar una acción española. El Impuesto sobre las Transacciones Financieras (ITF, o tasa Tobin en la jerga financiera) recaudará 850 millones este año, según el proyecto de ley de presupuestos aprobado este viernes por el consejo de ministros.

El modelo es el mismo que se aplica en Francia desde 2012. Hasta 2016 tuvo el mismo gravamen, del 0,2%, y en 2017 lo subió al 0,3%. Utilizando los datos de recaudación de Francia y sus volúmenes de negociación, así como los pesos de las bolsas de París y Madrid en Europa, los técnicos de Hacienda de Gestha calcularon una capacidad recaudatoria de 630 millones y 670 millones.

Otros expertos apuntan en la misma dirección. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calculó una recaudación potencial de entre 450 millones y 850 millones, mientras que desde Bruselas se redujo la estimación del Gobierno en un 20%. El problema adicional para el Gobierno es la evolución de los volúmenes de compra de acciones, que acentúan la tendencia bajista que iniciaron en 2016.

En concreto, aquel ejercicio la bolsa española negoció 962.138 millones, con un aumento del 8,9% respecto a 2014. Desde entonces, ha habido un descenso del 38% hasta los 587.479 millones de 2018. La principal razón de esta evolución es la volatilidad y las caídas del universo cotizado español durante los últimos años, con un retroceso del Ibex 35 del 15% sólo el año pasado, cuando a su vez la negociación cayó un 10%.

Las previsiones de ingresos por parte de Hacienda ya eran demasiado optimistas según otros expertos fiscales, partiendo de supuestos de negociación mayores. Desde Hacienda no han querido hacer comentarios al respecto. No obstante, la evolución de la bolsa española, con las caídas del Ibex que incentivan el descenso de la negociación, hacen aún más difícil que el Ejecutivo cumpla con su estimación de recaudación con la tasa Tobin.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios