apuesta bajista

Así se ha hecho de oro el ‘hedge fund’ Citadel con el lío hipotecario

El fondo de cobertura de Chicago apostó 70 millones de euros contra el banco a principios de octubre, y redujo su posición bajista tras una caída de Bankia del 20%

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)

Cada vez que hay tormenta en la bolsa se suceden muchos perdedores y unos pocos ganadores. El caos desatado por el Tribunal Supremo en el mercado hipotecario no ha sido una excepción. Entre las fuertes caídas en bolsa primero y la lenta recuperación de las cotizaciones después hay un claro vencedor, el ‘hedge fund’ norteamericano Citadel.

Este famoso fondo de cobertura, habitual tanto en el capital como entre las posiciones cortas de las cotizadas españolas, se lanzó en una apuesta contra Bankia a principios de octubre. Desde su división en la City londinense, Citadel declaró una posición corta del 0,65% del capital, cuando la acción estaba en 3,3 euros y la capitalización del banco en más de 10.000 millones de euros. La inversión bajista alcanzó los 70 millones de euros.

Citadel es una gestora fundada en 1990 por Kenneth C. Griffin, después de convertirse en ‘trader’ mientras estudiaba en Harvard. Casi tres décadas después, Citadel gestiona 30.000 millones de dólares a través de sus fondos de capital riesgo y de cobertura.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obliga a los bajistas a notificar las posiciones cortas superiores al 0,2% del capital, y publica los ataques individuales cuando sobrepasan el 0,5% del capital. El 18 de octubre, Citadel elevó al 0,7% la posición corta. Es decir, el día en que el Tribunal Supremo provocó el desplome de los bancos con una sorpresiva sentencia sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) que afecta al sujeto pasivo del tributo.

Bankia se desangró en bolsa en octubre. El día 18 perdió los tres euros, y en la sesión del 29 de octubre cerró en 2,72 euros, mínimos desde 2016. Y Citadel decidió no esperar más para recoger beneficios. El día 31 notificó a la CNMV la reducción de su posición hasta el 0,4% —después ya no se conocen los movimientos, al ser inferior al 0,5%—, con la acción por debajo de los 2,8 euros. Es decir, tras una caída cercana al 20% de las acciones, lo que supone una rentabilidad, si se compara con la cantidad de dinero comprometida, que alcanzó los 70 millones, y mucho mayor respecto al coste de la inversión. De esta forma, se retiró antes del rebote de la banca los últimos días, que ha llevado a Bankia hasta los 2,92 euros este jueves.

Alquiler de acciones

Los bajistas toman prestadas acciones de fondos extranjeros que invierten a largo plazo a cambio de suculentas comisiones, que son mayores cuanto menos líquido sea el valor. Al recibirlas, las venden y las compran a mercado cuando van a devolverlas, con lo que ganan dinero si en el camino han perdido valor. Aunque muchas de estas apuestas son coberturas respecto a otras inversiones.

En Bankia, achacan la elevada apuesta de los bajistas, que alcanza el 5% del capital y es la más grande entre los bancos, a que muchos fondos tratan de ganar dinero con la extensión del periodo de tipos de interés al 0%, que perjudica al banco parcialmente nacionalizado. La presencia del Estado con un 61% también es otro factor relevante, al ser un potencial vendedor que cuando haga desinversiones puede tumbar la cotización.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios