Berkeley trata de sacar a bolsa su polémica mina de uranio de Salamanca
  1. Mercados
Considera que es un avance estratégico

Berkeley trata de sacar a bolsa su polémica mina de uranio de Salamanca

Berkeley Energía ha lanzado un comunicado a la bolsa de Londres en el que anuncia su intención de salir a bolsa tanto en Londres como las principales bolsas españolas para impulsar su crecimiento

Foto: a mina de uranio a cielo abierto que la empresa Berkeley construye en el municipio salmantino de Retortillo. (EFE)
a mina de uranio a cielo abierto que la empresa Berkeley construye en el municipio salmantino de Retortillo. (EFE)

Berkeley Energía, compañía propietaria de la mina de uranio de Salamanca, ha anunciado su intención de salir a bolsa tanto en España como en Reino Unido.

Según explica la compañía a la London Stock Exchange, "dada la ubicación geográfica del proyecto de Salamanca en Europa y el tamaño y madurez de la empresa y sus operaciones, los directores consideran que cotizar tanto en Londres como en las Bolsas de Valores españolas es apropiado para proporcionar opciones en su potencial crecimiento futuro".

El proyecto no ha estado exento de polémica, ya que en 2017 sufrió una paralización judicial cautelar después de que la asociación 'Stop Uranio' presentara un recurso para parar la tala de encinas sobre el que se encuentra el combustible nuclear. Por otro lado, Bruselas abrió una investigación a mediados del pasado ejercicio. La Comisión Europea asegura que España no le había notificado correctamente el proyecto. Las instituciones comunitarias trataban de saber si el proyecto cumplía con la normativa de la Unión Europea en materia medioambiental.

Foto: Vista aéra en 2014 del lmacén Centralizado de Residuos de Baja y Media Actividad El Cabril. (EFE)

Respecto al proceso de salida a bolsa la firma australiana sostiene que "los administradores consideran que el salto al parqué proporcionará mayor liquidez para sus inversores y aportarán acceso a importantes fondos nuevos de capital, incluidos grandes accionistas institucionales españoles, fondos mutuos y fondos de pensiones, así como accionistas minoristas en Europa, muchos de los cuales no podían participar previamente". Por todo ello, Berkeley Energia considera este proceso "estratégico" para la compañía.

Su director gerente, Paul Atherley, comentó que se sienten orgullosos del trabajo del equipo en la explotación de la mina en España "según los estándares ambientales más altos del mundo, creando potencialmente más de 450 empleos directos y rejuveneciendo a una comunidad local muy afectada por el desempleo de larga duración". Además agradece "el fuerte apoyo que tenemos del gobierno regional y de la comunidad en general, que refleja la creciente conciencia de los beneficios que la inversión de Berkeley aporta a la región".

placeholder Protesta convocada por la plataforma Stop Uranio para pedir que la multinacional Berkeley abandone su proyecto de construir en el entorno del municipio salmantino de Retortillo la que sería única mina de uranio abierta en Europa. (EFE)
Protesta convocada por la plataforma Stop Uranio para pedir que la multinacional Berkeley abandone su proyecto de construir en el entorno del municipio salmantino de Retortillo la que sería única mina de uranio abierta en Europa. (EFE)

En el anuncio, Berkeley Energia anuncia además la cancelación de la negociación de sus acciones ordinarias en el mercado AIM de la bolsa de Londres. La actual cotización de la compañía en la Bolsa de Valores de Australia no se modificará y se prevé que se publique el folleto respecto a las cotizaciones en torno al próximo 30 de mayo. El objetivo es que las acciones comiencen a cotizar el 6 o 7 de junio.

La empresa inició las operaciones en la mina del Retortillo, municipio salmantino donde se ubica el proyecto, en julio de 2017. En ese momento firmó una financiación de 100 millones de euros procedentes del fondo soberano de Oman.

La compañía australiana recibió entonces la trituradora primaria, lo que le dio continuidad con el desarrollo de la construcción y el aumento del número de personas empleadas en la mina. Hasta la fecha, se habían creado casi 70 puestos de trabajo, cifra que, según la compañía aumentaría a 150, mientras que durante el proyecto se crearían más de 2.500 empleos directos e indirectos.

La compañía ha invertido más de 70 millones de euros en la última década para desarrollar el proyecto de Salamanca con un equipo de profesionales íntegramente español, a lo que se sumará otra inversión de 250 millones de euros en los próximos años. El proyecto ha sido desarrollado en colaboración con compañías de ingeniería líderes como OHL y Ferrovial.

Salamanca Reino Unido Salidas a bolsa
El redactor recomienda