TEME UNA NUEVA ESCALADA A MEDIO PLAZO

Merrill Lynch no ve solución para Cataluña y prevé que castigará la inversión en España

El pesimismo invade a los grandes inversores tras las elecciones catalanas. El banco de inversión teme una escalada independentista, no ve ninguna solución y anuncia un castigo a España

Foto: Edificio de Merrill Lynch en Nueva York. (Reuters)
Edificio de Merrill Lynch en Nueva York. (Reuters)

La reacción inicial de calma en los mercados a la mayoría independentista en las elecciones catalanas está dejando paso a un profundo pesimismo a medio plazo por parte de los bancos de inversión. Uno de los más importantes del mundo, Bank of America Merrill Lynch, ha publicado un informe titulado 'Cataluña sigue siendo muy complicada' en el que no aprecia una solución y considera que asistiremos a una nueva escalda de tensión a medio plazo. La consecuencia será un castigo a la inversión en España, que además se quedará sin subida de 'rating' por culpa de la situación catalana.

Este análisis da por hecho que los independentistas superarán las dificultades —la prisión de Junqueras, la fuga de Puigdemont y las exigencias de la CUP— y acabarán formando Gobierno porque es "el camino natural" y no hay otras alternativas factibles. Y se plantea tres preguntas: ¿Hay margen para una solución a medio plazo o el problema catalán seguirá enconándose después de las elecciones?, ¿habrá una escalada a corto plazo? y ¿cuál será el impacto en el crecimiento de lo que hemos visto y de lo que vendrá?

Para la primera pregunta, Merrill considera que el escaso apoyo de PP y Ciudadanos (el 30% del voto) "puede significar que Madrid tiene que ofrecer alguna clase de solución institucional a medio plazo". Pero añade que "somos escépticos respecto a esta posibilidad, al menos pronto". A su juicio, hay muy poco margen para una solución negociada: el bando secesionista no aceptaría menos que un referéndum negociado, pero el Gobierno español incluso ha dado marcha atrás en la idea de una reforma constitucional que discutió con el PSOE. "Sin una solución adecuada, será difícil una subida del rating y la lógica de inversión en España se cuestionará cada vez más a medio plazo", concluye.

Peligro por la reacción de la calle

En cuanto a la segunda cuestión, la de la escalada de tensión, cree que a corto plazo se puede evitar, pero seguirá siendo un riesgo latente que se puede materializar en cualquier momento. Los partidos separatistas han mostrado su deseo de negociar con Madrid, pero no han descartado volver al unilateralismo si no hay negociación. Y además, "habrá que ver cómo reacciona la calle a los acontecimientos de las próximas semanas", en los que incluye el posible no levantamiento del artículo 155 (o su levantamiento solo durante un breve período) y el posible encarcelamiento de Puigdemont si vuelve a España.

La Guardia Civil contiene a unos manifestantes en Girona el 1-O. (EFE)
La Guardia Civil contiene a unos manifestantes en Girona el 1-O. (EFE)

El movimiento en las calles es algo a lo que se le da mucho más importancia fuera que dentro de España, porque las imágenes violentas del referéndum ilegal del 1 de octubre fueron lo primero que vieron muchos que ni siquiera sabían que había un problema en Cataluña, y les causó un hondo impacto que les hizo temer que en España podíamos ver disturbios y levantamientos armados.

Impacto más allá del ciclo

Por otro lado, esta visión choca con la de los expertos de la Round Table de Cotizalia en Londres, que sostienen que, después de la experiencia del 1-O, el bloque soberanista no va a intentar de nuevo una independencia por las bravas, entre otras cosas porque Junqueras, Puigdemont y demás líderes secesionistas no quieren ir a la cárcel durante 25 años.

En tercer lugar, Merrill considera que la situación de bloqueo actual en Cataluña puede restar 0,50 puntos al crecimiento español en los próximos seis trimestres, lo que se traduciría en un crecimiento del 2,3% en 2018 y del 2,1% en 2019. "Pero este impacto puede fácilmente ser mayor si la escalada vuelve". "Y sin una renuncia explícita al unilateralismo, la incertidumbre estará presente en la economía catalana y debería tener un impacto dañino en la actividad mayor que el cíclico". Es decir, permanente.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios