Solo la llegada de españoles maquilla los datos

Los turistas internacionales evitan Cataluña: 53.000 visitantes menos desde el 1-O

En octubre y noviembre de 2016 el número de viajeros internacionales cayó un 3,1%. Vienen menos y se quedan menos tiempo, por lo que las pernoctaciones cayeron un 4,3%.

Foto: Turistas visitan la Sagrada Familia en Barcelona (Efe)
Turistas visitan la Sagrada Familia en Barcelona (Efe)

La llegada de turistas internacionales a Cataluña se frenó sensiblemente tras la celebración del referéndum del 1-O. Se produjo un descenso tanto en el número de viajeros hospedados en hoteles, como de pernoctaciones, respecto a los mismos meses del año anterior, lo que muestra los resultados negativos de la tensión social y política que ha vivido la región en las últimas semanas.

Según los datos publicados por el INE, Cataluña perdió 52.700 viajeros internacionales en octubre y noviembre respecto al mismo periodo del año anterior. Un descenso interanual del 3,1% en el agregado de los dos meses y, lo que es más preocupante, una caída de dos meses consecutivos que no se había visto en toda la recuperación. Una parte del descenso puede deberse a la preocupación generada tras los atentados del 17 de agosto, sin embargo los datos de septiembre muestran que su influencia ha sido menor. En ese mes, que fue justo después de los ataques terroristas, el número de turistas internacionales creció un 6% respecto al mismo mes del año anterior, 75.600 viajeros más.

Las cifras de octubre y noviembre son pobres en comparación con la tendencia que llevaba Cataluña en los últimos años, y también en comparación con la evolución del resto de España. El conjunto del país recibió en esos dos meses 397.000 visitantes más, una subida del 5,3%. Además de Cataluña, solo hubo dos comunidades que perdieran viajeros extranjeros en estos dos meses: La Rioja (-6,8%) y Navarra (-2%).

No solo llegaron menos visitantes, sino que también se quedaron menos noches, lo que provocó un descenso todavía más rápido del número de pernoctaciones de los turistas extranjeros. En concreto, el total de noches en esos dos meses fue de 4,8 millones, un 4,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, dato que contrasta con el crecimiento del 2,2% del conjunto de España. El descenso fue todavía más acusado en noviembre, ya que cayó un 7,3%, lo que muestra que ni siquiera el artículo 155 consiguió devolver el sector a la normalidad.

[Barcelona pierde los 40.000 profesionales que viajarían cada año a la EMA]

El turismo nacional fue el único que pudo compensar la caída del turismo en noviembre (no así en octubre, mes en el que sufrió un importante descenso). A lo largo del mes visitaron Cataluña 419.000 residentes en España, un incremento del 1,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Cifra positiva, que muestra que el boicot de los nacionales se levantó tras la activación del artículo 155. Sin embargo, esta subida está muy lejos de la que experimentó el conjunto de España, que sumó un 4,3% de viajeros nacionales más.

Si se suman los datos de viajeros nacionales e internacionales, Cataluña fue la única comunidad de España que perdió turistas en noviembre respecto al mismo mes del año anterior, algo inédito en los últimos años. En este mes el conjunto de España ganó un 4,9% más de turistas, y algunas comunidades con características similares a las de Cataluña, mantuvieron un fuerte ritmo de crecimiento. Baleares consiguió un 22,8% más; Andalucía, un 7,2%; Comunidad Valenciana, un 5% y Comunidad de Madrid ganó un 4,6% más de turistas.

Cataluña ha realizado un gran esfuerzo para aumentar sus plazas hoteleras y ahora sufre este descenso en la llegada de visitantes que eleva exceso de oferta. En noviembre se quedaron más de la mitad de las plazas libres, una situación extraña en este mes, y supuso un descenso de la ocupación del 7,2% respecto al mismo año anterior. Un descenso que contrasta con la ocupación del 50,5% del conjunto de España, que sumó un 1,7% respecto al año anterior.

[Las claves del 21-D: así ha votado Cataluña]

Las empresas del sector trataron de contrarrestar la caída del turismo bajando los precios, una situación anómala en este punto de la recuperación. Los precios hoteleros cayeron en octubre un 0,45% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en el conjunto de España subieron un 4,5%. Además de Cataluña, los precios solo cayeron en Aragón y La Rioja, regiones con un turismo deprimido.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios