Independencia de Cataluña: Pase lo que pase el día 21, es muy difícil una independencia de Cataluña por las bravas . Noticias de Mercados
IV ROUND TABLE DE COTIZALIA EN LONDRES

"Pase lo que pase el día 21, es muy difícil una independencia de Cataluña por las bravas"

Desde la City, las elecciones catalanas se ven con mucha más tranquilidad. Los directivos españoles en Londres aseguran que no habrá independencia aunque ganen los nacionalistas

Foto: Foto: EC
Foto: EC
Las inminentes elecciones autonómicas en Cataluña copan los medios de comunicación, pero el mercado se lo está tomando con mucha más tranquilidad. Y más aún cuando las cosas se contemplan desde Londres, el gran centro financiero de Europa. Así se ha puesto de manifiesto en la cuarta edición de la 'round table' que organizan Cotizalia y M&G Investments en Londres con profesionales españoles de la City, quienes coincidieron de forma generalizada que no habrá independencia aunque los nacionalistas obtengan mayoría absoluta y que la situación en Cataluña se reconducirá y no hará descarrilar la recuperación española.

Ignacio Rodríguez-Añino, 'sales director' para España en M&G Investments considera que "una ruptura y una desconexión por las bravas es muy difícil, se han dado cuenta incluso parte de los nacionalistas. Ahora mismo, en ese campo estamos más tranquilos; es decir, que pase lo que pase el día 21 estaremos dentro de la legalidad aunque volviese a salir una opción más independentista. Lo que se ha descartado es que vayamos a ver una independencia de Cataluña de modo radical".

Rodrigo Rodríguez, socio de Blue Crest Capital, añade que "el peor escenario se ha evitado a nivel político. ¿Cuál será la resolución? Lo que queda claro es que independencia unilateral no será porque Puigdemont y compañía no quieren ir a la cárcel 25 años. Ni siquiera la llegaron a declarar; la declararon pero no la declararon para ir a la cárcel pero solo un ratito". Y defiende además que "existe la probabilidad de que haya un Gobierno más proconstitucionalista", que sería el escenario preferido de los mercados.

Román Zurutuza, 'chief investment officer' de Indar Capital, considera que, al final, el tema se reconducirá al déficit fiscal, "que cuenta con muy pocas simpatías en la UE porque es muy fácil llevarlo al absurdo". Pone como ejemplos que Londres tiene el mayor déficit fiscal de toda Europa pero es algo positivo para la ciudad, al igual que para Alemania, porque le otorga un mayor poder negociador. Y subraya la paradoja de que este lío lo haya formado una región que lleva muchos años "comiendo" de Alemania.

Todos los participantes en el debate coinciden en que la situación de Cataluña no acabará con la recuperación española, y que, cuando las aguas se calmen, volverán las inversiones. Alberto Artero, director general de El Confidencial, opina que "Cataluña es un riesgo superado para la percepción internacional de España, más allá de que haya que resolver su encaje en España y el marco competencial".

¿Pudo haberse salvado el Popular?

Aparte de Cataluña, los expertos participantes en la 'round table' han abordado el otro gran asunto ocurrido en España en 2017: la resolución del Banco Popular. Ahí se ha planteado un debate entre Albert Coll, corporate affairs director en TSB Bank (propiedad del Sabadell), y Zurutuza. El primero defiende que la entidad podría haberse salvado con una ampliación de capital, pero no dio tiempo: "Todo tiene un precio. Si tú decías a los inversores, "oye, ¿cuánto pagarías por las acciones del Popular?", te decían QUE 0,05 ó 0,1 veces el valor en libros, porque cotizaba en 0,2. Pero tenían un precio para esa acción. En el contexto de liquidez que se dio, eso no hay quien lo pare. Era una situación que se podía haber parado vía capital; no digo que no tuviera un problema de capital, digo que, como siempre, el capital no era lo que hundió al banco. Lo que hundió al banco fue un proceso de liquidez acelerado y motivado por retiradas de liquidez a nivel individual, pero sobre todo a nivel institucional, que fue lo que tumbó al Popular. Y que eso, in extremis, podía no haber pasado".

Albert Coll y Rodrigo Rodríguez. (EC)
Albert Coll y Rodrigo Rodríguez. (EC)

Sin embargo, Zurutuza opina que el problema del Popular era de solvencia y el mercado lo sabía desde hacía mucho tiempo; por eso cotizaba a 0,2 veces el valor en libros, y por eso el Santander provisionó 5.000 millones cuando lo compró. Y los problemas de solvencia fueron los que propiciaron los de liquidez. A su juicio, las ampliaciones de capital de los bancos son un tema bastante espinoso y duda de que hubiera sido viable en el caso del Popular, ya que el gran tamaño de la operación habría hecho que fuera muy cara, y no habría sido rentable para los inversores.

Madrid nunca tuvo opciones con el Brexit

Como no podía ser de otra forma, los españoles de Londres hablaron del Brexit, y coincidieron en que el Reino Unido va a ser el más perjudicado, como empieza a reflejarse en la actividad. Sin embargo, no creen que vaya a haber un éxodo masivo de profesionales desde la City ni, desde luego, que vayan a venir a Madrid. Un fracaso de la capital española que explica Artero: "Para atraer inversiones en un determinado lugar, tienes que crear las condiciones adecuadas para ello. Tienes un país que, a día de hoy, se vea como se vea, tiene una voracidad fiscal que aleja al inversor más que lo atrae, y hay un tema regulatorio que es muy localista y muy lento. Y punto número dos: ¿Qué ventajas me da usted en relación con otras plazas? Ninguna. Pues mire, a tomar vientos".

Román Zurutuza y Alberto Artero. (EC)
Román Zurutuza y Alberto Artero. (EC)

"Realmente, Madrid no tiene consolidado la consideración de hub financiero, y cuando compites con dos 'hubs' financieros como Frankfurt o incluso París, tienes que echar toda la carne en el asador. No puedes decir: "es que yo le ofrezco el clima". Está fenomenal, pero ya me cojo yo un avión de Berlín a Canarias y me voy al clima que quiero", añade.

Por último, los participantes en la mesa redonda niegan que estemos al comienzo de una nueva burbuja inmobiliaria en España. Como argumenta Zurutuza, "a la gente le da un poco de vértigo porque tiene cicatrices todavía de la crisis, no están acostumbrados a que el mercado inmobiliario suba. Pero es que venimos de un contexto prácticamente de paralización de la vivienda nueva durante 10 años. Ha habido años en que la construcción de nuevas viviendas ha sido menos de 10.000, cuando se supone que el nivel natural de crecimiento demográfico justifica 150.000-200.000 al año. A corto plazo, el nivel medio del mercado inmobiliario en España todavía tiene bastante recorrido, aunque sujeto a la realidad política".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios