Cataluña mantiene rezagado al Ibex

Triplete de máximos para Wall Street mientras España observa tras la barrera

Semana agridulce para el Ibex, que vive ajeno al sentimiento alcista del resto de plazas. La tensión catalana mantiene al mercado en un constante vaivén de subidas y bajadas

Foto: Wall Street. (Reuters)
Wall Street. (Reuters)

Mientras Wall Street continúa con su incansable recorrido alcista y con sus principales índices en máximos históricos, España se queda atrás y no comparte este sentimiento de euforia. ¿El motivo? La tensión geopolítica en Cataluña y la amenaza de una posible declaración unilateral de independencia (DUI) por parte del Govern de la Generalitat. A esto se le suma la fuga masiva de empresas que ya han hecho pública su intención de trasladar sus sedes desde el territorio catalán.

[Siga en directo las últimas novedades del conflicto catalán]

En esta jornada, los mercados financieros se han sorprendido tras la publicación de los datos oficiales de empleo en Estados Unidos. Los efectos de los huracanes en la economía estadounidense han provocado la destrucción de 33.000 empleos en septiembre. Los analistas esperaban la creación de unos 90.000 puestos de trabajo. A pesar de este drástico freno, la tasa de paro bajó, por sorpresa, del 4,4% al 4,2%.

"Los datos de empleo están siendo sólidos y animan a pensar en una progresiva normalización de la política monetaria, a la vez que dan soporte a la economía del país", explica Victoria Torre, responsable de Desarrollo de contenidos, productos y servicios de Self Bank.

Por su parte, los principales índices llevan una escala considerable en lo que va de ejercicio. El Dow Jones se ha revalorizado más de un 15%, el Nasdaq sube un 22%, y el Standard & Poor's se anota una subida del 13,6% en lo que va de 2017. Asimismo, otro factor que indica el optimismo de los inversores es el índice de volatilidad (VIX), que marca la volatilidad de las bolsas americanas y que en estos momentos se encuentra en mínimos históricos.

"Las positivas perspectivas para los beneficios empresariales y la escasa rentabilidad de otros activos también han animado a los inversores a acercarse a la renta variable. Los índices siguen conservando potencial alcista, aunque no están baratos en estos momentos, por lo que habría que extremar la cautela, por este motivo y por las incertidumbres que existen sobre una posible subida de tipos por parte de la Fed. Cuando se aumente el precio del dinero, las bolsas americanas podrían utilizar este pretexto para corregir, debido a la escalada que acumula en los últimos meses", subraya Torre.

Los índices siguen conservando potencial alcista, aunque no están baratos en estos momentos, por lo que habría que extremar la cautela

El resto de las plazas del Viejo Continente también se suman al buen comportamiento generalizado, aunque en la última sesión se impusieron las ventas, con excepción del FTSE 100 británico, que repuntó un 0,2%, hasta los 7.522 puntos. Sin embargo, el balance del año sigue siendo positivo. El Dax se anota unas alzas del 13% desde enero, situándose en máximos del año, mientras que el principal índice de la bolsa de París, Cac 40, se revaloriza un 10%.

España no participa en el festín

Semana agridulce para el país, que vive ajeno al sentimiento de calma que experimentan el resto de plazas. La tensión catalana desde que se celebró el 1-O mantiene al mercado en un constante vaivén de subidas y bajadas. El desafío independentista no solo está creando un problema social, sino que empieza a repercutir en la economía. De hecho, ya está pasando factura: Goldmand Sachs ha recortado el precio objetivo de todas las entidades españolas.

En Cataluña ya se están produciendo una caída del turismo, un fuerte repunte de los intereses de su deuda y la salida de empresas, que trasladan su sede social fuera de la región buscando seguridad jurídica ante un proceso que nadie sabe dónde puede llegar.

El Ibex 35 se dejó alrededor de medio punto porcentual, hasta los 10.165 puntos, mientras que en el mercado de deuda la prima de riesgo se mantiene estable en los 122 puntos básicos y la rentabilidad del bono español en el 1,68%, gracias a que el BCE sostiene la presión sobre la deuda española en el marco del programa de compra de deuda soberana europea. Pero el mercado de renta fija no es ajeno a la situación extraordinaria a la que se enfrenta España, y prueba de ello fue el resultado de la subasta de bonos del Tesoro del jueves, en la que la emisión del papel a cinco años duplicó su rentabilidad.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios