Es noticia
Menú
"Tengo fondos de Liberbank: ¿debo preocuparme si hay problemas?"
  1. Mercados
desplome de la acción hace una semana

"Tengo fondos de Liberbank: ¿debo preocuparme si hay problemas?"

Lo primero que hay que saber es que el dinero en fondos de inversión de Liberbank no corre ningún riesgo en sí mismo, ya que estos productos están fuera del balance de la entidad

Foto: Fotomontaje: C. Castellón.
Fotomontaje: C. Castellón.

“¡Otra vez, no!”. Deben estar pensando los inversores que tengan fondos de Liberbank en cartera. Ya se llevaron un buen susto cuando cayó Banco Madrid, a la que la entidad había vendido la gestora, aunque finalmente no hubo ningún problema. Y seguro que más de uno ha vuelto asustarse, a raíz de las dudas provocadas por el desplome de la acción la semana pasada.

¿Pero tienen motivos los clientes para preocuparse esta vez por sus inversiones en fondos de la entidad? ¿Qué les ocurriría si la crisis de Liberbank se agrava hasta tal punto que acaba corriendo una suerte similar a la de Banco Popular?

Lo primero que hay que saber es que el dinero en fondos de inversión de Liberbank no corre ningún riesgo en sí mismo, ya que estos productos están fuera del balance de la entidad financiera. La firma solo lleva a cabo la gestión de estos productos, que pertenecen a sus partícipes.

En el peor de los escenarios posibles, si hubiese una liquidación, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) nombraría una gestora transitoria y después una definitiva, que se haría cargo de la gestión de estos fondos. Pero en ningún momento habría peligro para el patrimonio en estos fondos.

Si hubiese una venta, con o sin intervención previa del BCE, sucedería lo mismo que con el Popular. Es decir, la entidad compradora se haría cargo del negocio de gestión de fondos y planes de pensiones, con lo que los fondos seguirían operando con total normalidad.

Solo una estampida de los clientes podría generar problemas, ya que los gestores del fondo se verían forzados a malvender los activos de la cartera

Curiosamente, solo una estampida irracional de los clientes podría generar problemas, ya que los gestores del fondo se verían forzados a malvender los activos de la cartera para atender las suscripciones, generando pérdidas para la cartera y una potencial suspensión de los reembolsos.

Otra cosa es que haya fondos de Liberbank que tengan acciones de la propia entidad o deuda con poca prelación en cartera. En ese caso, si se repitiera la historia del Popular, también asumirían esas pérdidas.

Pero en esto no serán distintos a fondos de cualquier otra gestora que tengan también acciones o bonos de Liberbank en cartera.

Si quieres saber si tu fondo de inversión, sea de la entidad que sea, tiene entre sus mayores posiciones acciones, bonos o depósitos de la entidad, pon el nombre del fondo en esta herramienta y verás sus 20 mayores posiciones en cartera a cierre del primer trimestre. Eso sí, ten en cuenta que muchos pueden haber vendido desde entonces (con fuertes pérdidas, eso sí), especialmente tras lo sucedido con Popular.

En cuanto a los fondos de Liberbank, los que cuentan con un mayor patrimonio tienen un perfil muy conservador. Por ejemplo, el Liberbank Cartera Conservadora, con más de 400 millones de euros en activos bajo gestión, un fondo de fondos que está prácticamente plano en el año. Casi igual que el Liberbank Ahorro, con cerca de 300 millones de patrimonio bajo gestión.

Entre los fondos con más patrimonio hay varias versiones de su fondo Liberbank Rendimiento Garantizado. Y, ojo, aquí si hay clientes planteándose llevarse su dinero a fondos de otras entidades, porque los fondos garantizados normalmente imponen unas comisiones de reembolso importantes si se retira el dinero fuera de determinadas fechas. Mejor consultarlo en el folleto antes de actuar.

“¡Otra vez, no!”. Deben estar pensando los inversores que tengan fondos de Liberbank en cartera. Ya se llevaron un buen susto cuando cayó Banco Madrid, a la que la entidad había vendido la gestora, aunque finalmente no hubo ningún problema. Y seguro que más de uno ha vuelto asustarse, a raíz de las dudas provocadas por el desplome de la acción la semana pasada.

El redactor recomienda