Problemas para los emergentes: el mercado se mueve con Trump como hizo con Reagan
  1. Mercados
Así lo expone el profesor del IESE Pedro videla

Problemas para los emergentes: el mercado se mueve con Trump como hizo con Reagan

Desde que ganó Trump, los inversores están moviendo ficha para enfrentarse a lo que viene. La historia deja enseñanzas que hacen saltar todas las alarmas en las economías emergentes

Foto: Policía brasileña dispersa una manifestación por subida del transporte. (EFE)
Policía brasileña dispersa una manifestación por subida del transporte. (EFE)

Muchos apuntaban a México como en gran damnificado de la victoria en las elecciones de Donald Trump. Sin embargo, los expertos en macroeconomía ven señales que deberían preocupar también en muchos de los países más pujantes en los últimos años, los denominados como emergentes. La historia de los mercados muestra precedentes con una alta similitud con lo que está sucediendo ahora. Lo que aconteció entonces acabó mal, por lo que ya empiezan a saltar las primeras voces de alarma. Y el mercado ya ofrece algunos síntomas negativos.

Uno de los que ve clara la tendencia es el experto en macroeconomía y licenciado por la Universidad de Chicago Pedro Videla, que en la actualidad imparte clase en el IESE. Según explica, las políticas que quiere implementar Donald Trump se parecen mucho a las que puso en marcha Ronald Reagan cuando llegó a la Casa Blaca. Sobre todo en una cuestión: tanto Reagan en los 80 como Trump ahora quieren aumentar de forma sustancial el gasto público y acompañar esto con una fuerte bajada de impuestos.

Foto: Donald Trump en su primera comparecencia. REUTERS

Este impulso incrementará el déficit, que habrá que sufragar, como explica Ignacio de la Torre en su columna El Observatorio del IE, con una mayor emisión de bonos públicos. Al aumentarse la oferta con respecto a la demanda, el interés de los mismos aumentará, lo que hará que estos bonos bajen de valor y suba su rentabilidad. A la par, ya se está viendo que han crecido las expectativas de inflación y los expertos cada vez tienen más claro que la Reserva Federal subirá los tipos en su próxima reunión de diciembre para intentar mantener el control de los precios, como está sugiriendo la propia Janet Yellen. Esto de nuevo atraerá capital hacia el dólar desde otras partes del mundo.

Una vez más, estos movimientos monetarios y económicos tienen un reflejo en la historia. Las políticas de Reagan tuvieron los mismos efectos y provocaron que el inquilino entonces de la Reserva Federal, Paul Volcker, aplicara una política de subida de tipos de interés con consecuencias lejos de Estados Unidos. Esto se notó principalmente en países de Latinoamérica que tenían parte de su deuda exterior denominada en dólares y que cada vez tuvieron más complicado hacer frente a los vencimientos ante el incremento de los tipos de interés que iba aplicando la Reserva Federal. Entonces, América Latina acabó con una crisis de deuda y una década perdida.

Foto: Un ciudadano protesta por el resultado de las elecciones en los Estados Unidos frente a la torre Trump en Chicago. (Reuters) Opinión

Estos efectos se pueden repetir hoy, señala Pedro Videla. Este experto no tiene dudas de que Trump pondrá en práctica sus planes como en su día hizo Reagan. Es más, algunos miembros del Partido Demócrata han mostrado su rechazo a los planes que Trump tiene en asuntos de comercio o el 'Obama Care', pero sí están de acuerdo con el plan de mayor gasto en infraestrucutras y bajada de impuestos, algo que también reflejaba el programa de Hillary Clinton.

Los intereses de deuda van a subir tanto a corto como a largo plazo, como ya se está viendo desde que Trump ganó. Esta misma semana, James Butterfill, director de análisis y estrategias de inversión de ETF Securities, mostraba como la victoria de Trump ya ha provocado la primera salida de capitales significativa en el año en los mercados emergentes.

Donde realmente se puede producir un problema es en compañías no financieras de países emergentes que emitieron mucha deuda en dólares

Este movimiento está en línea con la tesis de Videla, que sostiene que las subidas de tipos de la Fed elevarán toda la curva de tipos y empezarán las salidas de capitales de las economías emergentes hacia activos de Estados Unidos (Cabe destacar que algunos valores refugio tradicionales como el 'bund' alemán han llegado a estar en negativo). Esto puede ser un choque fuerte ya que tras la crisis de Lehman Brothers, muchos inversores prefirieron comprar deuda emergente por la mayor rentabilidad de ofrecía. Además, las políticas expansivas en Estados Unidos inundaron los mercados de liquidez. Desde 2008, el balance de la Fed ha pasado de 800.000 millones de dólares a 4.300.000 millones, más cinco veces la cifra inicial. Mucho de ese capital se fue a Brasil, Sudráfrica, Indonesia y otros países emergentes. Pero el efecto, com suele suceder en los mercados, tiene mucho más alcance. Varias empresas españolas tiene parte importante de su negocio en estos países, con lo que un deterioro de sus economías también impactaría en las cuentas de las grandes multinacionales de España allí presentes.

Ahora muchos de esos países que emitieron su deuda en dólares (un tercio de la deuda china) podrían asistir a una salida masiva de capitales, lo que podría engordar sus pasivos y provocarles auténticos problemas financieros. Para este experto, donde realmente se puede producir un problema es en compañías no financieras de países emergentes que emitieron deuda en dólares. Para el sector bancario los impactos podrían ser menores ya que es más probable que tengan contratadas coberturas que mitiguen los efectos nocivos que provocaría una subida abrupta de tipos de interés y una reapreciación del dólar.

El experto de IESE da unas cifras enormes de deuda en emergentes que ahora podría volar de regreso hacia Estados Unidos y concluye: el inconveniente es que los problemas económicos en los países emergentes pueden acabar en problemas sociales.

IESE Reserva Federal Tipos de interés Gasto público Macroeconomía Rentabilidad México Países emergentes Inflación Inquilino Hillary Clinton
El redactor recomienda