Los bancos pagan ahora las consecuencias

Así "abusaba" la banca de UK de sus clientes con la venta inadecuada del seguro PPI

Las reclamaciones siguen aumentando ante uno de los mayores escándalos que se desarrolló durante dos décadas y que generaba un lucrativo negocio para las entidades

Foto: Oficina de Lloyds en Londres. (Reuters)
Oficina de Lloyds en Londres. (Reuters)

Aunque ha pasado inadvertido en España, el abuso en la venta de una suerte de seguro conocido como PPI (Payment protection insurance) va camino de convertirse en el mayor escándalo provocado por la banca minorista en el Reino Unido. Tanto es así que la avalancha de reclamaciones por parte de los usuarios ha generado ya que los grandes bancos británicos hayan tenido que provisionar casi 50.000 millones de euros y vean mermadas sus cuentas de resultados al final de cada trimestre. 50.000 millones de euros es, por ejemplo, más de lo que valen en bolsa la mayoría de bancos españoles.

La entidad que más contribuyó a esta irregularidad y por tanto quien más está sufriendo las consecuencias ha sido Lloyds. Sin embargo, todos los grandes bancos del Reino Unidos están implicados: Barclays, RBS, HSBC y Santander UK, filial de la entidad española.

¿Por qué incurrieron en prácticas abusivas?

El Defensor del cliente de servicios financieros (FOS) trasladó en 2008 a la 'Financial Services Authority' (FSA) su preocupación por las reclamaciones sobre los PPI. En 2010, esta autoridad publicó una declaración (Policy Statment) con la manera de reclamar la correspondiente compensación por la venta inadecuada de este producto.

Los grandes bancos en Reino Unidos están implicados: Lloyds, Barclays, RBS, HSBC y Santander UK

Las autoridades determinaron que los clientes tenían derecho a reclamar si consideraban que la venta del PPI no se había hecho de manera correcta. Desde los años 90 se empezaron a vender PPI. Este producto asegura el pago o amortización del cliente sobre una hipoteca, cualquier tipo de crédito al consumo, como por ejemplo de automóviles, o tarjetas de crédito en caso de que se pierda la fuente de ingresos, bien sea por enfermedad, fallecimiento o desempleo. A cambio, el cliente debe pagar una alta prima que, dependiendo del tipo de crédito formalizado, puede ir desde el 25% hasta más del 50% sobre el total del préstamo, con lo que hablamos de un alto coste añadido al crédito a recibir.

Costes de la prima del seguro PPI. Fuente: Wikipedia
Costes de la prima del seguro PPI. Fuente: Wikipedia

¿Es esto ilegal?

Por supuesto que no, el abuso viene en la forma de comercialización que las entidades han utilizado en este PPI. Los reguladores han determinado que los PPI se incluían en muchas ocasiones sin conocimiento del cliente, sin información clara acerca del mismo y sus consecuencias o se vinculaban de manera obligatoria a la concesión del crédito, que muchos usuarios aceptaban si necesitaban de manera imperiosa el crédito y no tenían otra opción. Las autoridades han señalado que este seguro con una alta prima de cobro no siempre era adecuada para según que clientes, que podían encontrar otras pólizas más apropiadas.

¿Se hacía esto involuntariamente?

Obviamente no. Aunque habría productos más propicios, las grandes entidades (y también otros proveedores como intermediadores de seguros) tenían mucho interés en vender los PPI, que generaban una altísima ganancia con las primas. Los bancos incentivaron notablemente la inclusión de estos seguros en la concesión de sus créditos hasta el punto de presionar con fuerza a su red de comerciales para que los vendiera. 

Oficinas del Royal Bank of Scotland (RBS) en una sucursal en Bishopsgate en Londres, Reino Unido. (EFE)
Oficinas del Royal Bank of Scotland (RBS) en una sucursal en Bishopsgate en Londres, Reino Unido. (EFE)

Así lo demuestra el testimonio de un empleado de una filial de RBS en declaraciones al diario 'The Guardian'. Este trabajador confiesa como sus comisiones trimestrales dependían de cuántos PPI vendían. También explica cómo contaban con formación de técnicas para la venta del producto. De la misma manera, relata cómo los superiores del banco presionaban para cumplir los objetivos de venta y amenazaban con despidos si no se llegaba a la meta impuesta. Este empleado cuenta además que sabían que el PPI no era adecuado para la mayoría de los clientes.

Sin embargo, este lucrativo negocio hoy sacude con fuerza las cuentas de resultados de las entidades. Las reclamaciones validadas por las autoridades reguladoras, que parten de un fallo judicial a favor de un usuario dictado en los 90, han puesto coto a esta mala praxis y golpean los balances bancarios. A pesar de ello, en este punto cabe destacar que no todas las reclamaciones terminan con resultado positivo para el usuario. En ocasiones, la reclamación de desestima y se considera que la venta fue adecuada por parte del prestatario.

¿Hay relación con España?

Ninguna en la parte fundamental. Sin embargo, España es de sobra conocedora de lo que es una mala praxis en lo que respecta a la venta de productos bancarios. Ahí están las preferentes, la deuda subordinada, las cláusulas suelo o la OPV de Bankia. Pero no conviene bajar la guardia y prestar especial atención a los seguros.

La banca española se ha lanzado de lleno a la venta de seguros ante la falta de otros negocios e incentiva a sus comerciales con comisiones sobre su colocación

Ante la falta de negocio tradicional de los bancos en la concesión de crédito, debido a los bajísimos tipos de interés que ha propiciado el Banco Central Europeo, la banca española se ha lanzado de lleno a la venta de seguros. Una parte damnificada, los tradicionales intermediarios de venta de seguros, denuncian algunos casos abusivos en la venta de seguros de los bancos. Por otro lado, El Confidencial ha podido saber que los responsables de la red comercial de las grandes entidades gozan de fuertes incentivos por la venta de seguros. "Es la parte que más comisión nos reporta", afirma uno de ellos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios