aún así, siguen siendo una buena apuesta a corto plazo

La nueva TV busca su trozo del pastel y limita el potencial alcista de Atresmedia y Mediaset

Los analistas empiezan a ver que los competidores televisivos nacidos al calor de las posibilidades que ofrece la tecnología acapararán parte de la tarta publicitaria que hasta ahora era prácticamente de dos

Foto: Edificio de la sede de Telecinco
Edificio de la sede de Telecinco

Son los reyes del medio de masas por excelencia en España. Los grupos de comunicación Mediaset y Atresmedia son los principales operadores de televisión, por lo que también son las apuestas más seguras de inversión. Así lo demuestra el consenso de analistas que recoge Bloomberg. Las cadenas presididas por Paolo Vasile y las que tiene el grupo controlado por Planeta se reparten un total de 13 canales de los 28 que hay en la actualidad, operados por diez grupos diferentes. Con casi la mitad de la parrilla televisiva y un porcentaje aún más alto de audiencia, también son las que muerden la parte del león de la tarta publicitaria.

Mediaset

Ahora mismo sus perspectivas son buenas. Con unas previsiones de en torno al 6% de crecimiento global de inversión en publicidad para 2016 (aunque algunos analistas creen que esa cifra se moderará debido a la incertidumbre política, como ya destacó El Confidencial) la mayoría de expertos apuesta por este valor en bolsa. Para Mediaset, 13 analistas se decantan por comprar, 10 creen que es un valor a mantener en cartera y nueve optan por vender. En cuanto al precio de sus acciones, Bloomberg cree que tiene un potencial de casi un 24%, sobre todo después de la corrección acumulada por el Ibex en las últimas fechas. Por ello, pone el precio de los títulos en 11,57 en doce meses desde los 9,33 actuales. La actualización de la empresa de su programa de recompra de acciones, que se extenderá hasta el 20 de febrero, es uno de los motivos de mayor calado para el optimismo.

​Atresmedia

El mercado da aún más posibilidades a Atresmedia. Los expertos elevan su precio objetivo a doce meses hasta los 13,33 euros por acción desde los 9,31 actuales. Tal y como señaló El Confidencial, la estable inversión publicitaria sirve de viento de cola para este valor. Diez analistas se decanta por comprar, doce prefieren mantener y seis optan por la venta.

La parálisis gubernativa hace que Renta 4 no espere que TVE emita publicidad por ahora, lo que le asegura menos competencia a las privadas

A corto plazo, existen algunos factores negativos, como la inestabilidad política, pero ésta también alberga una parte positiva. La parálisis gubernativa hace que Renta 4 no espere que TVE vuelva a emitir publicidad, lo que le asegura menos competencia por ese lado.

Las dudas surgen a largo plazo...

Hasta aquí la parte positiva, la que se refiere al corto plazo. Sin embargo, a medio plazo, el analista de Renta 4 Iván San Félix ve como riesgo que se desacelere la inversión publicitaria, además de por el complejo entorno político, por la entrada de nuevos actores al calor de la tecnología, que compongan un panorama más competitivo y obliguen a los capos a ceder parte de su dominio.

Renta 4 explica en un informe: "Prevemos que se intensifique la competencia a medio plazo. Calculamos que la suma de cuota publicitaria de Atresmedia y Mediaset alcance el 86% de la inversión en TV en 2015, similar a 2014. A medio plazo, sin embargo, la mayor competencia de TV Movistar (Telefónica) (enfoque en eventos deportivos y grandes estrenos), Netflix y los nuevos canales nos hace prever una reducción moderada de la cuota hasta el 80% en 2018".

Reed Hastings, confundador y ceo de Netflix, en una presentación en Las Vegas. (Reuters)
Reed Hastings, confundador y ceo de Netflix, en una presentación en Las Vegas. (Reuters)

Aunque la merma de publicidad de los grandes grupos es moderada, el entorno competitivo que surge con la tecnología hace que los pronósticos sean cada vez más inciertos. Netflix, que ha experimentado un fulgurante rally bursátil en el último año, se ha lanzado en este arranque de 2016 a 130 nuevos mercados. 

Para el equipo de análisis de Bankinter, el operador de televisión en streaming estadounidense estará impulsado en bolsa por el lanzamiento de sus servicios a nivel global.

Las guerras entre la nueva competencia

Pero los nuevos actores no tienen un camino ni muchos menos sencillo. Hasta ayer, los propios expertos de Bankinter recelaban de la capacidad de Telefónica y su nuevo negocio televisivo. Se posicionaban de manera neutra con las acciones de la compañía presidida por Alierta y destacaban la comprometida situación a la que le estaban llevando sus competidores en televisión de pago.

Esto se debe principalmente a la guerra que están viviendo los distintos operadores por tener los derechos de retransmisión del fútbol, y que está provocando movimientos a varias bandas para obtener ventaja competitiva en esa parte, que es un punto clave a la hora de ganar suscriptores. La última novedad es de la tarde de este martes, cuando Telefónica logró desatascar su situación y poder ofrecer la Liga de Campeones, un contenido que hasta entonces sólo emitía Orange y Vodafone y le estaba costando muchas bajas de su plataforma (69.000 en diciembre) además de los malos presagios de los analistas bursátiles.

Partido entre Real Madrid y Barcelona. (Reuters)
Partido entre Real Madrid y Barcelona. (Reuters)

Telefónica, Netflix, Orange y Vodafone son los nuevos actores que se suman a los de televisión tradicional. Un panorama cada vez más competitivo, lo que hará que se reparta la principal fuente de ingresos de las compañías de televisión, la inversión publicitaria. Un futuro incierto al que se suma una amenaza creciente para todos ellos, nuevos y no tan nuevos; la oferta pirata de contenidos, sobre todo deportivos, que oscurece si cabe más aún la situación a medio y largo plazo del sector audiovisual y su situación bursátil.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios