Es noticia
Menú
Los humedales podrían ser clave para salvar a las abejas
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

Los humedales podrían ser clave para salvar a las abejas

Una nueva investigación revela que los humedales proporcionan un entorno esencial para algunas especies de abejas y, por ello, hay que protegerlos

Foto: Un tercio de las especies de abejas del Reino Unido están en peligro de extinción (EFE/LARRY W. SMITH).
Un tercio de las especies de abejas del Reino Unido están en peligro de extinción (EFE/LARRY W. SMITH).

Desde 1950, las especies de abejas de Reino Unido, están en declive. Tanto es así que tres de los abejorros nativos de este país ya se han extinguido. En algunas zonas, la diversidad de especies se ha reducido en alrededor de un tercio desde la década de 1960.

¿Cuál es la razón de esta disminución?

La Sociedad Ecológica Británica ha llevado a cabo un nuevo estudio en el que exponen la urgente necesidad de medidas de conservación específicas para proteger a los abejorros. De hecho, de las 24 especies de abejorros que se encuentran en Reino Unido, un tercio de ellas figura como especie de interés para la conservación, amenazada por la pérdida y degradación del hábitat de anidación y alimentación.

El motivo de su disminución parece ser incierto, aunque está claro que el aumento de las temperaturas debido al cambio climático es uno de los motores más dramáticos de esta situación. Los pesticidas y la contaminación también tienen su impacto en estos insectos, pero se cree que la causa principal de este cambio es el uso de la tierra con la intensificación agrícola ininterrumpida desde la Segunda Guerra Mundial.

"Necesitamos comprender mejor cómo el cambio climático y los usos de la tierra podrían afectar a las abejas y sus hábitats"

Voluntarios, inestimable ayuda

Para llevar a cabo esta investigación y arrojar algo más de luz a esta pérdida de biodiversidad, los expertos examinaron 10 años de datos del esquema BeeWalk de Bumblebee Conservation Trust recopilados por más de 500 científicos ciudadanos, voluntarios de esta organización que recorren la misma ruta fija (transecto) una vez al mes entre marzo y octubre, contando los abejorros vistos e identificándolos por especie y casta (reina, obrera, macho) siempre que es posible. Este trabajo, por tanto, proporciona la descripción más detallada de los requisitos del hábitat de las abejas en todo este territorio.

La información del esquema BeeWalk se combinó con datos de cobertura terrestre, fecha climática y datos detallados de hábitat recopilados por observadores, lo que permitió a los investigadores observar las asociaciones entre 14 especies de abejas del Reino Unido y los tipos de hábitat.

Resultados

Los investigadores encontraron una amplia gama de diferencias entre las especies de abejorros en los tipos de hábitat a los que están asociados.

El equipo descubrió que los humedales y los páramos eran esenciales para especies como la abeja carder del musgo, la abeja cardadora de banda marrón y el abejorro del arándano ('Bombus monticola'). Las áreas con cultivos ayudaron a especies raras como el gran abejorro de jardín ('Bombus ruderatus') -que es la especie más grande de Reino Unido-. Además, las abejas reinas y los machos estaban más asociados con matorrales, helechos y también hierbas, que pueden ser buenos para anidar. Luego, encontraron a las abejas obreras en setos y caminos, lo que sugiere que estos entornos son buenos para proporcionar alimento a estos insectos.

placeholder Más de 500 voluntarios de BeeWalk de Bumblebee Conservation Trust recopilaron datos, descubriendo que algunas abejas prefieren los humedales (EFE).
Más de 500 voluntarios de BeeWalk de Bumblebee Conservation Trust recopilaron datos, descubriendo que algunas abejas prefieren los humedales (EFE).

Los próximos pasos

“Nos gustaría averiguar por qué las diferentes especies están asociadas con diferentes hábitats, para que podamos crear y preservar las condiciones adecuadas para ellos en el futuro”, comentó Penelope Whitehorn, del Instituto de Tecnología de Karlsruhe y líder del estudio. “También necesitamos comprender mejor cómo el cambio climático y los usos de la tierra pueden afectar a los abejorros y sus hábitats”.

Las abejas necesitan zonas con muchas flores, sobre todo desde el mes de marzo y hasta el mes de septiembre u octubre. Las abejas pierden este recurso vital cuando los hábitats acaban desapareciendo por completo porque se construyen o se transforman en otros entornos o se degradan por el uso de pesticidas, por ejemplo.

"Nuestros resultados sugieren que revertir la pérdida de áreas seminaturales como los humedales puede ser la acción más efectiva en general para la conservación de los abejorros, mientras se mejoran los hábitats en las áreas urbanas y cultivables que podrían beneficiar a especies raras. Como uno de los países más agotados de la naturaleza en el mundo, es realmente importante que protejamos mejor nuestras especies y hábitats nativos en el Reino Unido", explica Whitehorn.

Foto: Otro efecto negativo de los motores diésel. (EFE/Yoan Valat)

Moraleja

El estudio destaca el valor de la ciencia ciudadana para comprender a los abejorros y sus hábitats, ofreciéndonos a todos la oportunidad de contribuir a proteger estas especies tan importantes para nuestro planeta.

Los hallazgos sugieren que un enfoque único para la conservación de los abejas no protegerá de manera efectiva a todas las especies de abejas y que los esfuerzos de conservación deben adaptarse cuidadosamente a especies concretas a tenor de los resultados de este trabajo que ha sido publicado en la revista 'Journal of Applied Ecology' de la Sociedad Ecológica Británica.

Desde 1950, las especies de abejas de Reino Unido, están en declive. Tanto es así que tres de los abejorros nativos de este país ya se han extinguido. En algunas zonas, la diversidad de especies se ha reducido en alrededor de un tercio desde la década de 1960.

Animales Naturaleza
El redactor recomienda