Es noticia
Menú
Brasil extiende el uso del carbón, como mínimo, hasta 2040
  1. Medioambiente
  2. Clima
en contra de las promesas de Glasgow

Brasil extiende el uso del carbón, como mínimo, hasta 2040

Malas noticias para el medio ambiente. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha aprobado una ley bautizada como 'Transición Justa', para continuar empleando este combustible fósil muy contaminante durante otros 18 años más

Foto: Brasil se está quedando atrás en la lucha contra el cambio climático. (EFE/EPA/Ronald Wittek)
Brasil se está quedando atrás en la lucha contra el cambio climático. (EFE/EPA/Ronald Wittek)

Un paso atrás en la lucha para alcanzar las cero emisiones y un nuevo varapalo contra el clima de nuestro planeta. Brasil continuará usando y subsidiando el carbón como fuente de energía hasta por lo menos 2040, según la ley de "Transición Energética Justa" publicada en enero de 2022.

¿Qué dice la nueva ley?

En términos generales, esta ley está orientada a garantizar que los beneficios del cambio hacia una economía verde se compartan masivamente, apoyando a quienes puedan salir perjudicados económicamente (ya sean industrias, comunidades, naciones o consumidores).

Los políticos de Santa Catarina celebraron el proyecto de ley como un indulto para la industria del carbón

Anteriormente, se suponía que el gobierno terminaría con los subsidios a las plantas de carbón para 2027 y rescindiría en 2025 la autorización de tres nuevas plantas. Ahora, con la aprobación de esta nueva ley, el carbón vuelve a ser el combustible protagonista protegido hasta, al menos, 2040. Según los términos de la ley, el gobierno seguirá comprando el suministro de energía del complejo a precios superiores al mercado.

Foto: China sigue alargando su renuncia al carbón (EFE/ Mark)

La nueva ley cancela las políticas anteriores, niega los plazos previos impulsados por el clima y exige que el gobierno compre la energía generada por las plantas de carbón térmico en Santa Catarina a un precio fijo. Además, ha hecho cumplir que el 80% de los requerimientos energéticos de la zona sean de centrales térmicas. Los políticos de Santa Catarina celebraron el proyecto de ley como un indulto para la industria del carbón.

Uno de los mayores villanos del cambio climático

El carbón es el combustible fósil más intensivo en carbono, y los científicos dicen que si queremos limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, tenemos que detener la totalidad del uso de carbón para 2050.

placeholder La medida ha sido impulsada por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que se enfrenta a la reelección este año.  (Reuters/Carla Carniel)
La medida ha sido impulsada por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que se enfrenta a la reelección este año. (Reuters/Carla Carniel)

Lo curioso es que en la cumbre climática de la ONU, COP26, celebrada el año pasado en Glasgow, Brasil se comprometió a reducir la mitad de sus emisiones para 2030 y lograr la neutralidad de carbono para 2050.

La controvertida medida coincide con el comienzo de un año electoral en el que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se postula para la reelección en octubre. Muchos líderes empresariales han criticado esta decisión del gobierno, que calificaron la medida de impulsar nuevamente la industria del carbón como un "movimiento en la dirección equivocada".

Brasil, a contracorriente

A pesar de que Brasil es un consumidor menor de carbón (quema en un año lo que China en tres días), la aprobación del proyecto de ley es el último ejemplo de un país que no apuesta por la imperiosa necesidad mundial de combatir el cambio climático. Con esta medida lo único que se conseguirá, entre otras cosas, es atraer más capital extranjero a la explotación petrolera y copar más la región de la selva amazónica.

placeholder La deforestación del Amazonas es otro talón de Aquiles en la lucha climática de Brasil. (Reuters/Adriano Machado)
La deforestación del Amazonas es otro talón de Aquiles en la lucha climática de Brasil. (Reuters/Adriano Machado)

Recordemos que en la conferencia climática COP26 más de 70 países se comprometieron a poner fin a las fuentes de energía como el carbón para mediados de siglo. Brasil no firmó el acuerdo. Y con esta nueva ley, lejos de promover la adopción de combustibles limpios amigables con el clima, beneficia a los productores de carbón en el sureño estado de Santa Catarina.

Los consumidores también lo pagan

Además de dañar el medio ambiente, esto también es más costoso para los consumidores, porque el carbón es más caro que las energías renovables, según argumenta la Asociación de Grandes Consumidores Industriales de Energía y Consumidores Libres (ABRACE). El organismo dijo que la ley podría costarles a los consumidores más de 206 millones de dólares (181 millones de euros, aproximadamente) adicionales al año.

Foto: Mina de carbón en China. (Reuters/Aly Song)

Afortunadamente, la presión internacional para que los países dejen de quemar carbón es cada vez más fuerte a causa de que el impacto climático es enorme a escala global. Buscar inversores, nuevos fondos para el carbón en Brasil, no le será fácil, porque la tendencia mundial es disminuir todo lo posible la minería del carbón. La financiación para este sector será cada vez más escasa.

Y este intento de revitalizar la industria del carbón, en un panorama en el que los incendios forestales, la continua deforestación, principalmente en el Pantanal y el Amazonas, y la reducción de supervisión ambiental del país, están cada día en los titulares de los medios de comunicación, no hace sino marcar aún más la desgastada imagen de esta nación ante el planeta. Brasil se está quedando atrás en la agenda ambiental y el mundo lo sabe.

Un paso atrás en la lucha para alcanzar las cero emisiones y un nuevo varapalo contra el clima de nuestro planeta. Brasil continuará usando y subsidiando el carbón como fuente de energía hasta por lo menos 2040, según la ley de "Transición Energética Justa" publicada en enero de 2022.

Cambio climático
El redactor recomienda