¿Dónde ha ido a parar todo el hielo que solía tener la Tierra?
  1. Medioambiente
  2. Clima
miles de kilómetro cuadrados

¿Dónde ha ido a parar todo el hielo que solía tener la Tierra?

Un estudio publicado por la Universidad de Leeds lo deja muy claro: estamos perdiendo hielo a un ritmo récord, esto no solo supone el aumento del nivel del mar, sino la pérdida de más hielo, como una pescadilla que se muerde la cola

placeholder Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Como explicaba Jose Luis Gallego, aunque parezcan lo mismo, la meteorología y la climatología son dos áreas de estudio extraordinariamente distintas. A pesar de sus más que notables diferencias, comparten una serie de características. Una de las más notables es la inmensa cantidad de variables (muchas de ellas todavía desconocidas) que añaden a las previsiones realizadas por estas dos disciplinas un gran grado de indeterminación o variabilidad. Seamos sinceros, a todos nos ha fastidiado que en algún momento el señor del tiempo (o la web del tiempo, más habitual en nuestros días) se equivocase. Tenemos la posibilidad de echarle la culpa al meteorólogo, pero eso no sería justo, dado que su predicción, en todos los casos, se ajustaba a los datos y modelos de los que disponía.

A pesar de ese grado de variabilidad, sí que disponemos de datos más concretos según la tecnología va avanzando, y, por desgracia, en determinadas ocasiones estos son desesperanzadores, pues indican cambios en el clima y las características que jamás habíamos presenciado antes. Esto supone que los modelos que habíamos elaborado hasta la fecha, dado que sabíamos 'cómo funcionaba el planeta', ya no son válidos. Esta misma semana, uno de esos datos ha aparecido, y resulta más preocupante que el resto: la pérdida de hielo en nuestro planeta aumenta a un ritmo récord.

"Una de las principales funciones del hielo ártico es reflejar la radiación solar de vuelta al espacio"

Así lo han determinado los investigadores Thomas Slater, Isobel R. Lawrence, Inès N. Otosaka y el resto de su equipo de la Universidad de Leeds en un estudio: "A pesar de que todas y cada una de las regiones del planeta que hemos estudiado han perdido hielo, la Antártida y Groenlandia son las que más se han acelerado, de largo". El doctor Thomas Slater, el autor principal del estudio, ahonda en la cuestión: "Las capas de hielo de la Tierra, en este momento, se están ajustando a las peores predicciones y modelos propuestos por el IPCC. La principal consecuencia será el aumento del nivel del mar, que será un problema muy serio para multitud de comunidades costeras durante este siglo".

placeholder Foto: Unsplash/@_ananas_.
Foto: Unsplash/@_ananas_.

La pérdida de hielo, exponen los investigadores, ha sido provocada por el calentamiento de la atmósfera y de los océanos. Dicho aumento de temperatura se sitúa en los 0,26 °C para la atmósfera y 0,12 °C para los océanos cada década desde 1980. De todos modos, aunque el calentamiento de los mares no es un problema minúsculo, ni muchísimo menos, el principal responsable es el aumento de temperatura de la atmósfera, cuya contribución a la pérdida de hielo se sitúa en el 68%.

Este trabajo científico se ha dedicado a estudiar con detenimiento 215.000 glaciares de montaña alrededor del planeta, además de las capas de hielo en la Antártida y Groenlandia, así como las grandes masas de agua helada a la deriva cerca de los casquetes polares. Según los datos proporcionados por el estudio, los polos sufrieron la mayor pérdida de hielo: 7,6 trillones de toneladas en el Ártico y 6,5 trillones de toneladas en la Antártida.

Foto: Una osa polar con sus crías. (Andoni Canela)

Otro problema (como si fueran pocos) es que la pérdida de hielo no solo contribuye al aumento del nivel del mar, sino a la pérdida de hielo, como una pescadilla que se muerde la cola. Como explica otra de las autoras del estudio, la doctora Isobel Lawrence: "Una de las principales funciones del hielo ártico (y antártico) es reflejar la radiación solar de vuelta al espacio, lo que ayuda a mantener las temperaturas bajas. A medida que disminuye la capa de agua helada, más energía solar se absorbe por parte del océano y la atmósfera, haciendo que los polos se calienten más rápido que cualquier otro lugar del planeta".

La crisis climática está poniendo sobre nuestro hombro hazañas que, a día de hoy, no tenemos ni idea de cómo vamos a lograr llevar a cabo. Esto no se soluciona con una máquina de hielo gigante, sino con políticas y acciones que devuelvan a nuestro planeta la capacidad de mantener el hielo que crea cada invierno. Por el camino que vamos, muchas cosas están en peligro.

Antártida Cambio climático Hielo
El redactor recomienda