El plan de Bill Gates para frenar el calentamiento global: tapar el Sol
  1. Medioambiente
con la universidad de harvard

El plan de Bill Gates para frenar el calentamiento global: tapar el Sol

El calentamiento global es uno de los problemas más preocupantes de nuestro planeta, pero el fundador de Microsfot tiene una idea: un escudo artificial para 'desviar' al Sol

placeholder Foto: Bill Gates tiene una idea para frenar el calentamiento global. (Reuters)
Bill Gates tiene una idea para frenar el calentamiento global. (Reuters)

El calentamiento global es uno de los problemas más preocupantes de nuestro planeta. En los últimos años, el aumento de las temperaturas de la superficie terrestre se ha convertido en una evidencia, lo que se traduce en un importante problema para nosotros: tener de media entre 1 ºC y 3 °C en los próximos años podría no parecer excesivamente grave, pero, en realidad, se convierte en una de las situaciones de riesgo más peligrosas a la que nos enfrentamos, pues este simple cambio afectará a elementos tan variados como el nivel del mar, la vida animal o, incluso, la aridez del planeta. Ahora, Bill Gates tiene una ingeniosa y extraña solución.

A lo largo de los años, los investigadores están buscando soluciones que consigan hacer que nuestro planeta deje de aumentar su temperatura. Sin embargo, la solución no es sencilla, pues buena parte de estos planes solo se conseguían a largo plazo manteniendo un compromiso firme con la sostenibilidad, algo que no siempre es fácil. Pero, ahora, el dueño de Microsoft tiene una idea: ha puesto en marcha un proyecto con el que tratar de frenar la cantidad de radiación que llega a la superficie terrestre y, con ello, enfriar el planeta. O, dicho en otras palabras, tratar de tapar el sol.

Foto: Tigre de Bengala. (EFE)

El ambicioso plan que Bill Gates ya está financiando es un novedoso proyecto de geoingeniería llevado a cabo por científicos de la Universidad de Harvard, cuyo principal objetivo es lanzar a la atmósfera toneladas de polvo de carbonato de calcio no tóxico mediante globos para atenuar la cantidad de luz solar que llega a la superficie terrestre y hacerla rebotar en otra dirección, con lo que se conseguiría contrarrestar los efectos del calentamiento global. La idea, básicamente, es crear una especie de escudo artificial con el que minimizar la cantidad de sol que atraviesa la atmósfera, una idea un tanto polémica.

Según explica 'Forbes', esta solución de carbonato de calcio (CaCO 3) se lanzaría como un aerosol y no sería dañino para el ecosistema, en un proyecto denominado Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEX). Los expertos de Harvard que han realizado esta idea no solo están convencidos de su utilidad y beneficio para nuestro planeta, sino que incluso creen que este elemento artificial es capaz de reparar la capa de ozono, pues reaccionaría con las moléculas que la destruyen y permitiría cerrar los agujeros existentes.

Sin embargo, la polémica rodea al proyecto SCoPEX. El principal problema está relacionado con que, en realidad, nadie sabe qué va a pasar exactamente hasta que se libere el CaCO 3 pues, a pesar de realizar una serie de análisis e investigaciones controladas en laboratorio, una vez en la atmósfera su reacción puede ser diferente. De hecho, muchos críticos consideran que tratar de controlar la cantidad de rayos de sol de manera artificial mediante esta estrategia puede suponer un cambio dramático para nuestro planeta, pues no sabemos los riesgos impredecibles que pueden surgir tras causar este cambio a gran escala.

Evidentemente, la idea se basa en un proyecto temporal para conseguir revertir los cambios del calentamiento global y, una vez logrado, se eliminarían esas partículas para permitir que el Sol vuelva a entrar en la superficie de la manera habitual. Pero algunos expertos creen que no será tan sencillo y que llevar a cabo esta modificación puntual podría cambiar para siempre la manera en la que el Sol se vincula con nosotros, que lleguen a ser irreversibles y para los que no habría una solución.

De momento, será en junio de este mismo año cuando SCoPEX lleve a cabo su primera toma de contacto con el proyecto. Sobre la ciudad de Kiruna, en Suecia, lanzarán un globo con equipo científico a unos 20 kilómetros de altura para comprobar la maniobrabilidad de los equipos, confirmar que tienen buena comunicación y que responden perfectamente a las directrices de los expertos. En caso de tener una respuesta positiva, el siguiente paso sería tratar de lograr el apoyo de las autoridades para la puesta en práctica de este proyecto: el plan de Bill Gates para acabar con el calentamiento global.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático Bill Gates Microsoft
El redactor recomienda