Es noticia
Menú
"Divórciate y vive el verano soñado": las ofertas de separaciones 'low cost' se adelantan
  1. Jurídico
El decano de Málaga valora si hay infracción

"Divórciate y vive el verano soñado": las ofertas de separaciones 'low cost' se adelantan

Aunque el pico de rupturas de parejas suele darse a la vuelta de las vacaciones, muchos despachos aprovechan para lanzar su publicidad varios meses antes y captar potenciales clientes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Divórciate. Atrévete a pasar el verano como lo habías planeado". Con este reclamo anunciaba sus servicios hace unas semanas un despacho de abogados de Vélez-Málaga. El mensaje se podía leer en un cartel colocado en una carretera de la ciudad andaluza. Tras las letras, las siluetas de varias personas aparecen con los brazos en alto, en mitad de lo que parece un concierto. Una publicidad similar podía leerse estos días en varios coches que circulaban por Tenerife. En ellos, un bufete llamado FM Abogados había impreso en letras coloridas sus tarifas: divorcio de mutuo acuerdo, 175 euros (dos cuotas, matizan en una tipografía más pequeña); contencioso, 136 (cinco cuotas, es decir, 680 euros en total). "Si no te divorcias es porque no quieres", remataban en letras rojas.

Ambos reclamos, aunque llamativos, no son ninguna novedad en el mundo de la abogacía. Especialmente, entre aquellos profesionales que se dedican a la rama de derecho de familia. En los últimos años, muchos despachos se han animado a probar fórmulas publicitarias a cada cual más sugerente. Generalmente, los mensajes solían aparecer a partir de septiembre o en enero; esto es, al terminar un periodo de vacaciones, ya que son las épocas en que las separaciones alcanzan su pico. Ahora bien, según describen algunas asociaciones, las firmas se están adelantando y lanzan sus campañas al comienzo del verano.

"El verano, coincidiendo con los meses habituales de las vacaciones, suele ser una época en la que se lanzan campañas de publicidad, puesto que es el momento en que aumentan las crisis de pareja. Eso sucede porque los miembros de la pareja conviven más tiempo juntos y se evidencia el distanciamiento", explica María Dolores Lozano, presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (Aeafa). En la misma línea se pronuncia Ramón Quintano, vicepresidente de la Societat Catalana d’Advocats de Família (SCAF). "Efectivamente, después de los periodos de verano, Navidad o Semana Santa, aumentan las consultas de divorcios. Está muy estudiado. Y tiene lógica: cuando se está inmerso en la rutina del trabajo, los niños y otras actividades, es difícil pararse a pensar en la pareja. Vas tirando. Pero cuando tienes que compartir un mes o 15 días de vacaciones, los problemas que se han ido evitando afloran", describe.

Sabiendo esto, muchos bufetes prefieren adelantarse a la época en que suele producirse la decisión de ruptura y, de esta forma, introducir de forma más efectiva el mensaje sobre los potenciales clientes.

Foto: Foto: iStock.

Publicidad jurídica: ¿todo vale?

Más allá de esta estrategia comercial, desde las asociaciones critican el tono adoptado en este tipo de campañas. "Eso de 'disfruta del verano'... No conozco ningún cliente que esté contento después de divorciarse. Es una decisión dura, muchos lo ven como un fracaso. Quien hace estos reclamos parece que no sabe el proceso psicológico que hay detrás", asevera Quintano. En su opinión, lanzar mensajes desenfadados para captar clientes daña no solo la imagen del bufete, sino también de toda la profesión. De hecho, el Colegio de Abogados de Málaga ha abierto un expediente para estudiar si la publicidad constituye una infracción deontológica.

Por su parte, Lozano defiende que no se pueden vender servicios jurídicos como si fueran cualquier otro producto. "La abogacía se caracteriza por la relación personal fundamentada en la proximidad, la especialización del profesional y la confianza entre el cliente y el abogado. Cuando no existe esa proximidad, nos encontramos con defensas que incurren en errores básicos", señala.

Foto: Estand de Abogartis en un supermercado de Bornos (Cádiz).

Los recelos ante campañas provocativas son muy frecuentes entre los abogados. Al fin y al cabo, se trata de un sector que, hasta hace no mucho, tenía estrictamente prohibido hacer cualquier publicidad de sus servicios más allá de la placa en la puerta del despacho. Con la entrada de España en la Unión Europea, a principios de siglo esta visión tan restrictiva tuvo que ser desechada al ser contraria a los principios de libre competencia y el sector cambió su legislación para adaptarse a la Ley General de Publicidad.

En la actualidad, en la venta de servicios jurídicos rige el principio de libertad, aunque con ciertos matices. "Las únicas limitaciones son las marcadas por la propia normativa de publicidad y competencia. Es decir, hacer comparativas o lanzar mensajes que induzcan a error, por ejemplo", explica Dionisio Escuredo, director de Ordenación de la Práctica en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid. Por otro lado, el estatuto y el código deontológico también recogen un par de fronteras, "pero son muy parcas". En concreto, se prohíbe que la publicidad vaya en contra del secreto profesional, esté dirigida a víctimas de una catástrofe en los 45 días posteriores o incite al pleito.

Foto:

Ahora bien, ¿constituyen una incitación al conflicto los mensajes del estilo "Divórciate y vive el verano soñado"? Escuredo entiende que no, ya que, para empezar, un divorcio no tiene por qué acabar en litigio. Además, considera que el reclamo no es demasiado agresivo como para considerar que vulnera el código deontológico. "Por ejemplo, con el tema de las preferentes hubo casos muy claros que decían directamente: 'Métele un pleito a Bankia y reclama tu dinero'. Ahí está más claro que hay una incitación, pero decir que te atrevas a pasar un buen verano, no lo veo", reflexiona.

Por su parte, el decano del Colegio de Abogados de Málaga, Salvador González, sí cree que este reclamo constituiría una infracción y anuncia que el organismo va a abrir un expediente de información previa "a fin de depurar las posibles faltas deontológicas".

"Divórciate. Atrévete a pasar el verano como lo habías planeado". Con este reclamo anunciaba sus servicios hace unas semanas un despacho de abogados de Vélez-Málaga. El mensaje se podía leer en un cartel colocado en una carretera de la ciudad andaluza. Tras las letras, las siluetas de varias personas aparecen con los brazos en alto, en mitad de lo que parece un concierto. Una publicidad similar podía leerse estos días en varios coches que circulaban por Tenerife. En ellos, un bufete llamado FM Abogados había impreso en letras coloridas sus tarifas: divorcio de mutuo acuerdo, 175 euros (dos cuotas, matizan en una tipografía más pequeña); contencioso, 136 (cinco cuotas, es decir, 680 euros en total). "Si no te divorcias es porque no quieres", remataban en letras rojas.

Low cost Divorcio Despachos Abogados
El redactor recomienda