Es noticia
Menú
Las empresas estudian implantar turnos de noche o en festivos ante la subida de la luz
  1. Jurídico
Encaje legal complejo

Las empresas estudian implantar turnos de noche o en festivos ante la subida de la luz

Varias compañías del sector industrial barajan modificar el horario de sus trabajadores a tramos 'valle' para evitar el sobrecoste de la factura eléctrica

Foto: El precio mayorista de la luz sube el 7,5% y supera por primera vez los 150 euros.
El precio mayorista de la luz sube el 7,5% y supera por primera vez los 150 euros.

Del mismo modo que los hogares rehúyen las horas más caras de la tarifa eléctrica poniendo lavadoras de madrugada, las empresas también están buscando soluciones alternativas para evitar el enorme sobrecoste que les está suponiendo la incesante subida de la luz. Ante un escenario en el que el precio de la energía parece estar pulverizando récords históricos casi diariamente, algunas compañías estudian modificar el horario de sus trabajadores a periodos 'valle'. De esta forma, pretenden cambiar las jornadas productivas de sus empleados e implantar turnos nocturnos o en festivos, aliviando de esta forma el peso que tiene este suministro en sus cuentas. Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, que dice el refrán.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

"Nos han llegado consultas, especialmente del sector industrial y fabricación", señala Xavier Pallarés, socio del área de laboral de Deloitte Legal. Confirma esta tendencia Alfredo Aspra, socio de la 'boutique' legal Labormatters, y añade que el interés está también presente entre las compañías siderometalúrgicas. "Notamos un pico de dudas durante el mes de noviembre, que fue muy duro por el encarecimiento constante", detalla. Las preguntas que plantea el sector secundario a los bufetes están enfocadas principalmente en la posibilidad de cambiar los turnos de la plantilla a horarios de noche, y residualmente a fines de semana o festivos.

Foto: Cámara térmica de un tanque de gas. (Reuters/James Turitto)

Estos planteamientos, no obstante, no son una novedad. Como señala el socio de Cuatrecasas Jorge Aranaz, las compañías dedicadas a la fabricación consumen una gran cantidad de electricidad, por lo que ya tendían a buscar las horas más económicas para desarrollar su actividad antes de que el precio de la luz se disparase. Sin embargo, esta tendencia parece haberse reforzado en los últimos meses y cada vez son más las organizaciones que estudian implantar esta solución con carácter temporal.

Aumentar la productividad

¿Qué encaje legal tiene esta medida? 'A priori', el Estatuto de los Trabajadores permite a las empresas cambiar la jornada de la plantilla apoyándose en lo que el artículo 41 define como una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Ahora bien, como recuerda Clara Mañoso, socia de Laboral de Araoz & Rueda, esta figura solo puede activarse cuando exista una causa objetiva; es decir, por cuestiones económicas, técnicas, organizativas o de producción. "Si la medida pretendida obedece a una cuestión de oportunismo empresarial, es más que probable que los trabajadores afectados impugnen judicialmente", advierte.

Foto: Foto: Ricardo Maldonado Rozo (EFE)

Un riesgo que, según Pallarés, no existe en este supuesto, ya que la opción que plantean las compañías manufactureras responde a una necesidad de reducir costes "y aumentar la competitividad en el mercado", matiza, lo que encaja dentro de las causas objetivas que exige la normativa laboral para estas decisiones.

El cambio de turnos debe responder a una de las causas objetivas previstas por ley

De hecho, el abogado explica que los jueces ya han resuelto situaciones similares, posicionándose en el lado de las compañías. Prueba de ello es una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid de 2011 en la que avaló la decisión de empresarial de reforzar los turnos de noche y fines de semana (domingos, concretamente). El objetivo era, precisamente, reducir los costes energéticos y de transporte. Los magistrados consideraron que los motivos tras la modificación tenían una base fundada "que responden a razones incuestionables de tipo organizativo".

Estos cambios, no obstante, deben ir acompañados de otros extras, como es el plus de nocturnidad. Este complemento salarial viene recogido en nuestro ordenamiento y se le reconoce a aquellos trabajadores que desarrollan su jornada (o parte de ella) entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Por lo tanto, antes de tomar estas decisiones las compañías deberán hacer cuentas para ver si el ahorro eléctrico compensa el extra salarial que supone el cambio de horario.

10% del horario, a libre disposición

Más allá de la rentabilidad de la medida, la vía del artículo 41 puede resultar aparatosa para las compañías que buscan una solución rápida ante una situación que se supone coyuntural. "El proceso exige que se negocie con la representación legal de los trabajadores, lo que implica un mínimo de cinco o seis semanas hasta que el planteamiento se haga realidad", calcula Aranaz. Un tiempo en el que el precio de la luz puede seguir creciendo, incrementando los costes y convirtiéndolos en inasumibles para muchas compañías.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters/Pool/Kenzo Tribouillard) Opinión

La solución por la que están optando muchas organizaciones, describe el abogado, es proponer a los empleados de manera individual que el tiempo de trabajo en turnos de noche o festivos esté enmarcado como horas extraordinarias, por lo que posteriormente lo compensan como descansos.

Para Aspra, otra opción factible sería cambiar tan solo una parte de la jornada de la plantilla a una hora valle. "El ET permite a las empresas hacer una distribución irregular del 10% de la jornada de sus trabajadores, siempre que no se haya pactado lo contrario en el convenio", subraya. Las organizaciones, por tanto, tienen la potestad de decidir cuándo se realiza esa pequeña parte del horario. "Pueden por ejemplo reforzar los turnos de noche, sin llegar a modificar la jornada entera. O fijar más horas en una época del año y menos en otra sin sobrecoste laboral", describe.

Este remedio, no obstante, tiene encaje únicamente en situaciones a corto plazo, con una duración de tiempo limitada. Si se transforma en algo estructural, "tendría que negociarse con los representantes de los trabajadores", subraya el abogado.

Del mismo modo que los hogares rehúyen las horas más caras de la tarifa eléctrica poniendo lavadoras de madrugada, las empresas también están buscando soluciones alternativas para evitar el enorme sobrecoste que les está suponiendo la incesante subida de la luz. Ante un escenario en el que el precio de la energía parece estar pulverizando récords históricos casi diariamente, algunas compañías estudian modificar el horario de sus trabajadores a periodos 'valle'. De esta forma, pretenden cambiar las jornadas productivas de sus empleados e implantar turnos nocturnos o en festivos, aliviando de esta forma el peso que tiene este suministro en sus cuentas. Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, que dice el refrán.

Empresas Luz
El redactor recomienda