Amanda Gutiérrez: "Las jugadoras no quieren el sueldo de Messi, buscan llegar a fin de mes"
  1. Jurídico
Presidenta de FutPro

Amanda Gutiérrez: "Las jugadoras no quieren el sueldo de Messi, buscan llegar a fin de mes"

La abogada de FutPro, el primer sindicato dedicado al fútbol femenino, critica el bloqueo de los clubes para hacer profesional este deporte y reivindica la necesidad de fijar condiciones dignas en el convenio colectivo

Foto: Amanda Gutiérrez, abogada y presidenta de FutPro.
Amanda Gutiérrez, abogada y presidenta de FutPro.

Hace unos días, Alexia Putellas recogía en París el Balón de Oro, convirtiéndose en la primera futbolista española en recibir este galardón. En la rueda de prensa posterior a la entrega, la jugadora manifestó que el premio iba a marcar un antes y un después. "En el Barça ha habido una inversión y un éxito. Está claro que los resultados están ahí. No hay excusa", declaró. Con estas declaraciones hacía referencia a los problemas que aborda actualmente el fútbol femenino en nuestro país. A la falta de voluntad de destinar recursos se le suma un convenio colectivo de mínimos y el bloqueo por parte de los clubes para profesionalizar este deporte.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

Precisamente con el objetivo de eliminar estos obstáculos ha nacido FutPro, un sindicato orientado íntegramente a la defensa de los intereses de las futbolistas. Lo preside Amanda Gutiérrez, una abogada de 30 años especializada en Derecho laboral y deportivo. Conoce de cerca la realidad de las jugadoras porque ella misma es una, "aunque juego como 'amateur', no soy profesional", matiza. Su interés por las leyes surgió durante los estudios, pero la pasión por este deporte lleva mucho más tiempo presente en su vida. "Desde que tengo uso de razón", concreta. El pasado 1 de diciembre presentó la institución junto con varias jugadoras de primera división y con el apoyo estrecho de Andrea Pereira, defensa del FC Barcelona y vocal de la junta directiva. Ambas comentan con El Confidencial los principales retos que afronta actualmente el fútbol femenino, que no son pocos.

PREGUNTA. ¿Cuándo surge la idea de FutPro? ¿Hay algún episodio clave que desencadenó la idea o fue una decisión tomada a raíz de una acumulación de situaciones?

AMANDA GUTIÉRREZ. Fue más lo segundo. Realmente no hay un detonante que nos haga pensar 'se acabó, esta es la gota que colma el vaso'. FutPro es algo que veníamos hablando las jugadoras desde hace mucho tiempo, no te sé decir una fecha en concreto. Al principio lo decíamos como una broma, pero poco a poco se fue convirtiendo en algo más serio. Cuando en junio de este año el Consejo Superior de Deportes declaró profesional el fútbol femenino, pensé que, al crearse una nueva liga, habría una nueva patronal. Me pareció un buen momento para hacer el cambio. Lo hablamos y dijimos que adelante.

Foto: Nico Abad, en su 'setup'. (Isabel Blanco)

P. No sois el único sindicato en el mundo del fútbol femenino. También están Futbolistas ON, AFE… ¿tenéis pensado trabajar de forma conjunta o unilateralmente?

AG. Yo creo que deberíamos trabajar todos juntos. Es cierto que el nuestro es el único que está dedicado al 100% al fútbol femenino y que destinará todos sus recursos y esfuerzos en las jugadoras, pero lo que no queremos es dar la espalda a los demás. Creo que es bueno que se creen sinergias y que las jugadoras puedan elegir qué sindicato quieren.

P. Que seáis el único dedicado únicamente al femenino resulta llamativo.

AG. Es uno de los motivos, de hecho, por los que se crea FutPro. Las jugadoras se cansan de vivir de las sobras. Quieren algo que esté creado solo para ellas y que el 100% del tiempo se dedique a ellas. Es algo que no tienen en muchos organismos o sus propios clubes. Siempre estamos viviendo de migajas, lo que sobra del masculino para nosotras. Y cansa.

"Siempre estamos viviendo de migajas, lo que sobra del masculino para nosotras. Y cansa"

P. Han pasado tres días desde que lanzasteis el proyecto. ¿Qué acogida está teniendo entre las jugadoras? De momento, en la página web solo aparecéis vosotras.

AG. Las jugadoras están viendo el proyecto superbién. Se han apuntado bastantes, en la web no aparecemos más que nosotras, pero es un tema de que me tienen que enviar las fotos de las jugadoras. Tenemos ya la junta directiva formada con vocales, cada una en representación de un equipo, y estamos teniendo reuniones para ver qué hacemos con el tema del bloqueo de la liga, la renegociación del convenio colectivo, que haya elecciones sindicales en dos semanas...

placeholder Andrea Pereira y Amanda Gutiérrez, impulsoras de FutPro.
Andrea Pereira y Amanda Gutiérrez, impulsoras de FutPro.

P. Comentabais que FutPro nace por un conjunto de situaciones y problemas más que por un hecho en concreto. ¿Cuáles son los principales obstáculos que actualmente afronta el fútbol femenino?

ANDREA PEREIRA. La profesionalización de la liga es un problema importante, pero no depende tanto de nosotras. Quien se tiene que poner de acuerdo son los clubes. Así que nuestro objetivo de momento es la renovación del convenio colectivo. Es lo primero que necesitamos para al menos tener unos mínimos por los que pelear y por lo que las jugadoras puedan estar tranquilas.

AG. Exacto, el objetivo primordial es el convenio colectivo. En junio de 2022 deja de tener efecto, entonces es urgente que nos sentemos ya en la mesa negociadora para ver las nuevas condiciones. Pero hay un problema, y es que a día de hoy no hay patronal. Si no hay consenso entre clubes, no se constituye la liga, y eso significa que no habrá nadie delante de mí en la mesa para negociar el segundo convenio.

P. Es la pescadilla que se muerde la cola. Sin acuerdo entre clubes no hay patronal, y sin patronal no podéis negociar el nuevo convenio.

AG. Claro. Y es importante porque hay muchos términos del convenio que son mejorables. Hay clubes que no están cumpliendo ni los mínimos y es importante no dejar a las jugadoras desprotegidas.

Foto: Una 'aficionada' del Real Madrid, durante la final de la Supercopa de Arabia. (EFE)

P. Llama la atención que sea un convenio colectivo de tan reciente creación y, al mismo tiempo, tan limitado.

AG. Al ser de mínimos, se prefirió que fuese de poca duración para poder renegociar después. Pero es que los mínimos son demasiado bajos. El salario que se pactó fue de 16.000 euros anuales. Además, se permite que los clubes reduzcan la jornada de las jugadoras al 75% para bajar aun más el sueldo, a 12.000 anuales. Eso está por debajo del SMI. Además, que esa parcialidad es ficticia, no existe. Todas las jugadoras ahora mismo hacen la misma jornada, es inviable que una entrene cuatro horas y la otra dos.

P. ¿Cuál sería entonces el escenario ideal?

AG: Al final, debemos ser conscientes de que tenemos el mejor club de Europa y a la mejor jugadora del mundo. Tenemos que entender que si invertimos, los resultados van a llegar. Si destinas recursos en infraestructuras, mejoras las instalaciones y aumentas los salarios, podrás tener mejor talento. Vendrán jugadoras extrajeras y la competición mejorará. Habrá que ver si, cuando nos sentemos a negociar, esto se ha entendido. Sería maravilloso ver que la mentalidad ha cambiado, porque se podrían subir los salarios e impedir que haya jugadoras con dos trabajos para poder subsistir. Ya no hablamos ni de ahorrar.

placeholder Las impulsoras de FutPro, el primer sindicato especializado en fútbol femenino, durante la presentación en el ICAB el pasado 1 de diciembre.
Las impulsoras de FutPro, el primer sindicato especializado en fútbol femenino, durante la presentación en el ICAB el pasado 1 de diciembre.

P. Cuando se habla de este asunto es habitual escuchar la acusación de que las jugadoras quieren cobrar como Messi, cuando la realidad es que el salario mínimo actual apenas permite a las jugadoras vivir del fútbol. ¿Falta empatía?

AG. Más que falta de empatía es incultura y falta de memoria histórica. Se olvidan de que el fútbol masculino es lo que es gracias a la inversión que se hizo en su día sin saber la rentabilidad que se iba a sacar. Es verdad que se ha ido de madre y ahora hay salarios excesivamente elevados, pero en un inicio fue necesario hacer una apuesta por ellos. Las jugadoras piden lo mismo que pedían sus compañeros hace 40 años. No quieren cobrar como Messi, quieren llegar a fin de mes, poder dedicarse al fútbol profesionalmente. Tener una vida tranquila porque han conseguido ingresos suficientes. No piden nada que sea ilógico.

P. Luego está el argumento de que el fútbol femenino no tiene la calidad ni el nivel que el masculino.

AG. El fútbol femenino es un deporte, y el masculino es otro. Debemos dejar de comparar ambos porque son distintos. Una vez dejas de medirlos por la misma vara, ves que el femenino genera, logra resultados. Ya lo decía Alexia Putellas en su discurso: ya no hay excusas.

"Más que empatía es falta de memoria histórica. Se olvidan de que el fútbol masculino es lo que es gracias a la inversión que se hizo en su día"

P. Hablando de Alexia. Muchos criticaron la paradoja de que, a pesar de haber ganado el Balón de Oro una futbolista española, muchos partidos de la liga femenina no se pueden ver.

AP. Sí, no sabemos muy bien por qué, se supone que porque la liga no va a ser profesional, pero Mediapro terminó el contrato cuando le quedaba un año y los partidos que se retransmiten son de equipos a los que la Federación da el derecho de arena. Pero la mayoría de clubes ni están con Mediapro ni quieren que la Federación lleve sus derechos de imágenes. Y así estamos. Se ven los partidos del Real Madrid, Barça y poco más. Si no, canal oficial quien tenga. O por YouTube.

placeholder Alexia Putellas recogiendo el Balón de Oro.
Alexia Putellas recogiendo el Balón de Oro.

P. ¿Ha mejorado la percepción del fútbol femenino en los últimos años?

AP. Ha evolucionado, sí, pero por presión. Al final, cuando el Barça gana la Champions, cuando en Europa la selección cada vez es más fuerte, cuando una jugadora española gana el Balón de Oro… al final se impone cierta presión para que los clubes se lo tomen en serio. Pero ha costado mucho. Algunos equipos, como el Barça, el Madrid, el Levante o el Atlético de Madrid, sí están invirtiendo y han dado un empujón al resto. Lo que no sabemos es a qué nivel pretenden llegar, y eso es importante. Por mucho que se esfuerce la jugadora, si no tiene recursos ni se invierte en ella, va a tener otras prioridades que pasar equis horas en el gimnasio o estar de viaje cada tres días. Si me pagas bien, puedo dedicarme al 100%, pero si no, quizás tengo que estudiar o dedicar tiempo a otra cosa.

"Por mucho que se esfuerce la jugadora, si no se invierte en ella, tendrá otras prioridades que pasar equis horas en el gimnasio"

P. Y ahí el convenio colectivo puede tener un papel importante.

AG. Claro. Si tenemos un convenio que permite que una jugadora cobre menos del salario mínimo, es evidente que habrá clubes que van a ponerse en ese límite, independientemente de que haya otros que no. Por eso es vital que exista un convenio colectivo que no sea de mínimos.

P. Además del sueldo, ¿qué otros aspectos del convenio colectivo consideráis que es prioritario modificar?

AG. Están las listas de compensación, que es una figura que se pactó en el convenio colectivo que permite a los clubs incluir en una lista a las jugadoras menores de 23 años en su último año de contrato pedir por ellas la cantidad que libremente considere para que se vaya a otro club. Tenemos casos como Damaris [Egurrola, exjugadora del Athletic de Bilbao, actualmente en el Olímpic de Lyon] y Ona Batlle [el Manchester United desde julio de 2020 tras dejar el Levante], que en el primer año de convenio terminaban su contrato laboral y el club las inscribió pidiendo 500.000 euros por ellas. En España no hay club que vaya a abonar medio millón de euros por una jugadora. El resultado fue que las jugadoras incluidas en la lista se vieron obligadas a renovar con su club o a irse al extranjero. Es un tema que nos gustaría tratar, hablar con ellas, ver qué es lo que quieren y actuar en base a lo que nos pidan.

Foto: Ona Batlle felicita a Lucía García en un partido de la Selección. (EFE) Opinión

Otro tema importante es la maternidad. Llama la atención que en un convenio que afecta solamente a mujeres, la palabra maternidad aparezca una sola vez en todo el texto. Es impactante. No tiene en cuenta absolutamente nada desde el momento en el que la trabajadora se queda embajadora, hasta que da a luz o la baja posterior. Solo hay un artículo que establece que si una jugadora se queda embarazada en su último año de contrato tiene dos opciones: renovar un año más o no. Y ya.

"Llama la atención que, en un convenio que afecta solamente a mujeres, la palabra maternidad aparezca una sola vez"

P. El mismo Estatuto de los Trabajadores es más amplio al regular la maternidad, y eso que está enfocado en términos generales.

AG. Sí, y creo que aquí se ha notado que ha faltado ver esto desde la óptica de la mujer. Si todo esto solo lo negocian hombres, no tendrán en cuenta el hecho de que una jugadora puede quedarse embarazada. Ahora mismo tenemos el caso de María de Alharilla, capitana del Levante UD, que se ha quedado embarazada. Imagínate su situación de ir a ver el convenio, que está dirigido exclusivamente a mujeres, y ver que no dice nada al respecto. Ni siquiera a nivel de prevención de riesgos, qué tipo de ejercicios o entrenamientos puede hacer. Que es un deporte de contacto. Llama muchísimo la atención.

Fútbol Femenino FC Barcelona Mediapro
El redactor recomienda