La pregunta de las futbolistas de la Liga Ellas: ¿será el ministro Iceta otro que tal baila?
  1. Deportes
YOLI AGUIRRE, OBLIGADA A IRSE A ITALIA

La pregunta de las futbolistas de la Liga Ellas: ¿será el ministro Iceta otro que tal baila?

La profesionalización del fútbol femenino a partir de la próxima temporada choca con casos como el de la ex portera del Santa Teresa. Quería seguir en España, pero ha fichado por el Nápoles

placeholder Foto: Yolanda Aguirre, en el partido del Santa Teresa contra el Real Madrid. (EFE)
Yolanda Aguirre, en el partido del Santa Teresa contra el Real Madrid. (EFE)

Anunciar la profesionalización del fútbol femenino con la creación de la Liga Ellas. Este fue el último acto de Irene Lozano como presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), antes de que Pedro Sánchez complaciera a los presidentes del Comité Olímpico Español (COE) y de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la sustituyera por José Manuel Franco. Lo que no entraba en los planes de Blanco y Rubiales es que este sábado el presidente del Gobierno hiciera lo mismo con el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, a quien reemplaza un Miquel Iceta cuya única relación con el deporte que se le conoce, más allá de que le guste bailar, es que su tío abuelo fue jugador del Athletic Club y en 1951, seleccionador de España.

Además, se da la circunstancia de que en la presentación de la mencionada Liga Ellas estuvo presente la todavía vicepresidenta primera de Sánchez, Carmen Calvo, quien también ha sido relevada de su cargo y tampoco saldrá en esa foto tan ansiada junto a futbolistas que, en teoría, la próxima temporada serán profesionales. Es decir, que ninguna de las dos mujeres que impulsaron a los cuatro vientos la profesionalización del fútbol femenino están ya en el Gobierno, lo cual no es sino una demostración más de la utilización política, propagandística o ideológica, como se prefiera, que hace Sánchez del deporte femenino en general, y del fútbol en particular.

Foto: Las jugadoras del Real Madrid celebran un gol. (EFE) Opinión

"La profesionalización del fútbol femenino supondrá un gran paso en el largo camino hacia la igualdad", dijo Rodríguez Uribes en su comparecencia ante el Pleno del Senado, en respuesta a una pregunta de la senadora del Grupo Parlamentario Socialista por Álava, Julia María Liberal, quien lamentó la escasa cobertura mediática que tiene el deporte femenino y no tuvo mejor idea que pedir que se les imponga hacerlo, con lo contraproducente que ello sería, sobre todo mientras las futbolistas sigan siendo lo que menos les importa.

El último ejemplo de que esto es así es el caso de Yolanda Aguirre, la ex guardameta del Santa Teresa que ha tenido que marcharse de España cuando tenía varias ofertas para jugar en la Primera Iberdrola, antes Liga Iberdrola y en breve Liga Ellas. Una competición que, además de ver cuál es el papel que juega la eléctrica, estará totalmente subvencionada y de este modo difícilmente podrá saberse si es sostenible. Sobre todo mientras la RFEF intente fiscalizar una gestión que, le guste o no, corresponde a los clubes, es decir, a LaLiga, que es la que tiene el dinero para mantenerlo, en el buen sentido de la palabra. Mención aparte merece la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), claramente entregada a la patronal y responsable precisamente de casos como el citado de Yolanda Aguirre.

El pasado 2 de marzo, los miembros de la Comisión Paritaria Convenio Colectivo Fútbol Femenino conocieron los nombres de las futbolistas que, en virtud del polémico artículo 20 del citado convenio, habían sido incluidas en la lista de compensación. En total eran 15 y, tal y como informamos en El Confidencial, lo más sorprendente fue volver a ver en ella a Ona Battle como jugadora de Levante UD y de nuevo con nada menos que 500.000 euros, cuando la catalana se marchó el pasado verano al Manchester United. Su excompañera Eva Navarro, con 250.000 euros, aparecía en segundo lugar, después de haberse visto obligada a renovar con el club granota.

placeholder José Manuel Espejo, representante de  Eva Navarro, y Pablo Egurrola, padre de Damaris, en la Audiencia Nacional. (EFE)
José Manuel Espejo, representante de Eva Navarro, y Pablo Egurrola, padre de Damaris, en la Audiencia Nacional. (EFE)

Además de estas dos, Berta Pujadas, del Valencia Féminas, con 100.000 euros, y el resto entre los 15.000 de Ana Velázquez y Judith Luzuriaga, del EDF Logroño, los 25.000 de Macarena Portales y Silvia Rubio, del Madrid CFF, los 30.000 de Ariadna Rovirola, del Santa Teresa CD, los 45.000 de Cristina Cubedo Pitarch, del Valencia Féminas CF, y los 50.000 de Cecilie Maag Struch y Paula Fernández, del Rayo Vallecano de Madrid, Cinta del Mar Rodríguez y Mayra Tatiana Ramírez, del Sporting Club Huelva, Ruth Álvarez, de la SD Eibar, y Yolanda Aguirre, del Santa Teresa CD.

Precisamente, esta última, guardameta de un equipo que ha descendido y que tenía ofertas para seguir jugando en España y estrenarse en la Liga Ellas, se ha visto obligada a marcharse a jugar al extranjero, como el año pasado ya les pasó a la mencionada Ona Battle o a Damaris Egurrola, quien incluso denunció la Lista de compensación en la Audiencia Nacional junto al sindicato Futbolistas ON, quien no solo reconoció el error cometido en las negociaciones del Convenio Colectivo, sino que luchó por enmendarlo, aunque paradójicamente se encontró con la oposición de AFE.

La indefensión del 'sindicato' AFE

Yoli Aguirre (Daimiel, 23-10-1998) no está afiliada a ningún sindicato, pero, al igual que otras futbolistas que lo estaban a AFE, ha visto cómo la negativa de la abogada de este sindicato, María José López, alineada desde hace tiempo con la patronal, le ha obligado a llevar su tema de manera individual y no colectiva y hacerlo por lo social. Y, claro, tal y como predijo Enrique Lorenzo, el abogado de Futbolistas ON, a Yoli le han dado fecha del juicio para el 20 de mayo de 2022.

Del mismo modo que Moisés Trillo, de la agencia BePlayer, asegura que ha hecho todo lo que estaba en su mano para intentar que su representada siguiera en España, "donde teníamos varias ofertas", la propia guardameta asegura a El Confidencial que "he pasado unos meses bastante complicados, con la incertidumbre de no saber qué podía pasar". "A mí me hubiera gustado seguir jugando en la Liga española, continuar con mi trayectoria en el fútbol español era mi prioridad, pero, bueno, no ha podido ser y ahora estoy muy ilusionada por irme a Italia", comenta Yoli.

placeholder Miquel Iceta, tras un mitin en Cornellá de Llobregat. (EFE)
Miquel Iceta, tras un mitin en Cornellá de Llobregat. (EFE)

De esta forma, la portera anunció hace unos días su marcha del Santa Teresa de Badajoz, conjunto con el que logró dos ascensos a Liga Iberdrola y que esta campaña no ha podido mantenerse en la máxima categoría del fútbol femenino español. Tras cuatro campañas en el conjunto pacense, Yoli, quien con anterioridad había jugado en el FF La Solana y el Daimiel, ha firmado por una temporada con opción a otra con el Nápoles. "Es un nuevo proyecto en un nuevo país. Supone salir de mi zona de confort y, dentro de lo malo, estoy supercontenta y ya tengo ganas de viajar a Italia y empezar a entrenar con mi nuevo equipo, aunque insisto en que me hubiera gustado seguir jugando en España, pero las circunstancias no han sido las adecuadas", sentencia resignada.

Foto: Damaris Egurrola, en la final de la Women's FA Cup disputada entre Everton y Manchester City. (REUTERS) Opinión

Yolanda Aguirre competirá así en la Serie A, en las filas de un conjunto napolitano que el pasado curso quedó décimo. La portera, internacional con las categorías inferiores de España, firmó una gran temporada en el conjunto pacense pese al descenso del equipo a la Liga Reto y jugó 31 partidos de la Primera Iberdrola, todos como titular. En Italia coincidirá con jugadoras españolas como Verónica Boquete (Milán), Paloma Lázaro (Roma) o Adriana Martín (Lazio). Sí, parece mentira que mientras en España se habla de profesionalizar el fútbol femenino, las jugadoras españolas tengan que hacer las maletas para jugar en otros países. Y es aquí dónde surge la pregunta: ¿será el ministro Iceta otro que tal baila?

Liga Iberdrola Nápoles Convenio laboral Levante UD Audiencia Nacional Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)