AFE defiende a las futbolistas del Rayo de lo mismo con que dejó tiradas a las del Tacón
  1. Deportes
SIGUE LA UTILIZACIÓN DEL FÚTBOL FEMENINO

AFE defiende a las futbolistas del Rayo de lo mismo con que dejó tiradas a las del Tacón

Su presidente, David Aganzo, comparece junto a la misma abogada que traicionó a las jugadoras del club que fue absorbido por el Real Madrid y que también sufrieron graves irregularidades

Foto: David Aganzo, en la rueda de prensa con las futbolistas del Rayo. (EFE)
David Aganzo, en la rueda de prensa con las futbolistas del Rayo. (EFE)

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, compareció este jueves en rueda de prensa para hablar sobre la situación laboral que viven las jugadoras del Rayo Vallecano. Acompañado de su inseparable María José López, codirectora de la asesoría jurídica de AFE, Tania Tabanera, delegada de fútbol femenino del sindicato, y la plantilla y cuerpo técnico del equipo rayista. Cabe recordar que Aganzo está pendiente de presentarse en el Juzgado de Instrucción Nº 3 de Elche como imputado en un caso de soborno a un funcionario de Hacienda para conseguir información confidencial de Futbolistas ON y que, tras no hacerlo, se solicitó su inmediata detención e ingreso en prisión.

Foto: Partido entre el CD Tacón, con el escudo del Real Madrid en los dorsales, contra el Barça. (EFE)

Tras decir que "no entiendo su gestión" y asegurar que "la situación es insostenible", Aganzo anunció que "AFE ha denunciado a la Inspección de Trabajo al Rayo Vallecano por no dar de alta a las jugadoras en la Seguridad Social". "Son profesionales del fútbol y son trabajadoras", añadió el que fuera precisamente jugador del equipo madrileño. Según el máximo dirigente de AFE, el club que preside Raúl Martín Presa no se ha puesto en contacto ni con las jugadoras ni con su sindicato para poner punto final a esta situación.

Por su parte, la mencionada María José López dio un golpe bajo al club madrileño al afirmar que "no sé si el presidente del Rayo estaría con la misma tranquilidad si se tratase de la plantilla masculina. Es una absoluta falta de respeto a las trabajadoras. No sé si se puede hablar de buena fe de un club que negligentemente y conscientemente no da de alta a las jugadoras. Esto es muy grave". Lo cierto es que, desgraciadamente, el caso del Rayo refleja la debilidad del fútbol femenino, por más que desde el Gobierno se haya vendido una profesionalización a día de hoy insostenible.

"Años de lucha por unas condiciones laborales dignas, con una huelga de por medio, para que se siga usando el comodín de dar de alta a las jugadoras en agosto para no pagar el mes de vacaciones… y, por desgracia, en algunos casos ni eso", escribió en su cuenta de Twitter en referencia al caso del Rayo la exfutbolista y ahora entrenadora de porteras del Athletic Club, Ainhoa Tirapu, a quien la gerente de Futbolistas ON, Tamara Ramos, no tardó en recordar que la citada huelga fue impulsada por su sindicato y UGT, ya que AFE se opuso inicialmente. El silencio por respuesta de Tirapu fue atronador...

Por supuesto que el apoyo de AFE a las futbolistas del Rayo Vallecano está muy bien, aunque se supone que es la obligación de un sindicato como AFE, sobre todo porque es, con diferencia, el que más recursos tiene, aunque su papel en las negociaciones del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino fue, primero para ralentizarlo, siguiendo las directrices que llegaban desde la Federación Española de Fútbol (RFEF) cuando Rubiales seguía teniendo ascendencia sobre Aganzo, y después para adecuarlo a los intereses de la patronal, siguiendo las directrices marcadas por LaLiga para dejar fuera a la RFEF.

placeholder David Aganzo, durante la rueda de prensa  junto a integrantes de la primera plantilla del Rayo Vallecano. (EFE)
David Aganzo, durante la rueda de prensa junto a integrantes de la primera plantilla del Rayo Vallecano. (EFE)

El doble juego de María José López

Sin embargo, lo que más llama la atención es que en una situación igual o peor que la que ahora viven las jugadoras del Rayo el propio David Aganzo, y no digamos ya María José López, dejaron en la estacada a las futbolistas del CD Tacón, club que fue absorbido por el Real Madrid cuando Florentino Pérez decidió tener equipo femenino. Tal y como informamos en El Confidencial en junio de 2019, cuando el Madrid y la RFEF, en una connivencia nada casual de sus presidentes, confirmaron la compra de la licencia del CD Tacón, en el equipo femenino había denuncias por impagos y por fraude, pues las jugadoras tenían por contrato que estaban dadas de alta en la Seguridad Social cuando en la realidad es que no era así.

Además, las 14 futbolistas del CD Tacón que denunciaron a su club recibieron amenazas, después de ser engañadas por María José López, quien en lugar de defenderlas, priorizó que Real Madrid y RFEF tuvieran el equipo femenino que tanto deseaban para hacer frente a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), ya que cabe insistir en que todavía entonces Rubiales movía los hilos de Aganzo, a quien no en vano dejó al frente de AFE cuando sustituyó a Villar. "Nosotros le pusimos a dedo, pero no está capacitado", aseguró en el diario AS el vicepresidente y director deportivo del sindicato, Jesús Barbadilla, más conocido como Jesule.

Cuatro días después de la noticia de las denuncias en el CD Tacón, otra futbolista de este equipo se personó en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para poner otra en la que aseguraba que "las jugadoras del Club Deportivo Tacón hemos estado durante meses sin cobrar nuestras respectivas nóminas, los únicos cobros recibidos han sido en B y no hemos sido dadas de alta en la Seguridad Social, cuando en nuestro contrato así lo pone. El contrato de trabajo que adjunto como prueba está sin firmar por la empresa porque nunca conseguí que me lo devolvieran firmado. Hemos estado recibiendo continuas amenazas si denunciábamos".

placeholder Denuncia de una futbolista del CD Tacón en la Inspección de Trabajo
Denuncia de una futbolista del CD Tacón en la Inspección de Trabajo

Cabe recordar que María José López llegó a un acuerdo con el CD Tacón en contra de la voluntad de una de las denunciantes, a quien engañó al utilizar un acuerdo previamente firmado y no tuvo ningún reparo en usarlo para neutralizar su denuncia. Además, AFE llegó a un acuerdo con Ana Rossell, la entonces presidenta del CD Tacón y la actual directora deportiva del Real Madrid, sin que ni siquiera todas sus futbolistas hubieran cobrado lo que se les adeudaba, mientras recibían "continuas amenazas" para que retiraran las denuncias, algo que también se recoge en el documento que en su momento y de nuevo adjuntamos.

Recordar también que el 10 de diciembre de 2019, el CD Tacón envió a sus jugadoras y exjugadoras una carta para llegar a un acuerdo en la que su representante exponía que "el Club ha informado al/a la Trabajador/Trabajadora de que con motivo de una inspección de trabajo realizada al Club a partir del mes de octubre de 2019, procederá a dar de alta en la Seguridad Social al/a la Trabajador/Trabajadora y cotizar a la Seguridad Social por determinadas cantidades abonadas al/a la Trabajador/Trabajadora durante las temporadas deportivas 2016/2017, 2017/2018, 2018/2019". ¿Dónde estaba entonces AFE?

Foto: Diego Rivas y David Aganzo, secretario general y presidente del AFE. (EFE)

Lo que resulta extraño, y posiblemente algún día no muy lejano se conozca la verdad, es que del caso de las denuncias de las futbolistas del CD Tacón ante la Inspección de Trabajo nunca se supiera nada, aunque lo que fue evidente es que AFE, a diferencia de lo que está haciendo ahora con las del Rayo Vallecano, dejó tiradas a las jugadoras del club que poco tiempo después se convirtió en el primer equipo femenino de la historia del Real Madrid, alineado a la RFEF en su permanente enfrentamiento con LaLiga, de ahí el doble papelón de un Aganzo pendiente de declarar, casualmente, ante una jueza. Y no de línea precisamente...

Rayo Vallecano Seguridad Social Inspección de Trabajo Florentino Pérez Luis Rubiales Real Federación Española de Fútbol Raúl Martín Presa