euskadi vuelve a alcanzar el pico de casos

Retorno vasco a las aulas: Vuelta escalonada, mascarilla desde 6 años y 1.000 docentes más

El País Vasco iniciará el curso escolar de forma gradual a partir del 7 de septiembre en Infantil, Primaria y 1º y 2º de la ESO para "afrontar con mayores garantías" el "complejo" retorno a clase

Foto: Un niño con mascarilla en el centro cultural Tabakalera de San Sebastián. (EFE)
Un niño con mascarilla en el centro cultural Tabakalera de San Sebastián. (EFE)

El regreso a la aulas en el País Vasco se llevará a cabo de forma escalonada a lo largo de todo el mes de septiembre a partir del próximo día 7 y el uso de la mascarilla será obligatoria a partir de los seis años y recomendable para edades inferiores, según ha establecido el Gobierno vasco, que contratará con "carácter extraordinario" a un millar de profesores para reforzar el sistema educativo en aquellos centros con un mayor número de alumnos por clase.

Estas medidas se incluyen en el plan de retorno a la actividad escolar con plenas garantías ante la nueva situación provocada por el coronavirus que ha elaborado el Departamento vasco de Educación y que se ha presentado este viernes, a apenas nueve días del inicio del curso escolar, lo que ha provocado la crítica de diferentes agentes de la comunidad educativa en Euskadi –ha sido la última comunidad autónoma en aprobar su planificación–, con la amenaza de una huelga planteada por los sindicatos.

Las medidas se han validado esta mañana en la reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil (LABI) presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha contado con la participación de varios consejeros del Ejecutivo en funciones. Entre ellos, la titular de Educación, Cristina Uriarte, que con posterioridad ha comparecido ante los medios para dar cuenta del plan de retorno a las aulas junto a Nekane Murga, la responsable de Salud, con quien se ha coordinado el protocolo general de actuación ante el “complicado” inicio del curso escolar debido al imparable avance de la pandemia en Euskadi, donde en las últimas dos jornadas se ha superado el pico de contagios diarios desde el inicio de la pandemia, con 764 casos el miércoles y también el jueves.

El Gobierno vasco ha decidido imponer el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los seis años, desde 1º de Primaria, aunque se mantenga una distancia interpersonal de 1,5 metros, en consonancia con la medida acordada este jueves por el Gobierno y las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación dentro de un protocolo de actuación que fue aprobado por todas las CCAA salvo Euskadi, que se abstuvo, aunque no por discrepancias con los postulados establecidos, sino en base a que Educación es una "competencia exclusiva" del Ejecutivo de Vitoria –es la misma postura que ha mantenido con anterioridad en este foro–. "Tenemos nuestra propia competencia en Educación y, por lo tanto, no necesitamos un acuerdo para saber cómo tenemos que desarrollar el curso", ha justificado la postura mantenida Uriarte este viernes para poner en valor "nuestro propio protocolo" en el que se ha trabajado.

"Tenemos nuestra competencia en Educación y no necesitamos un acuerdo para saber cómo tenemos que desarrollar el curso", argumenta la abstención

Según este protocolo, el profesorado "también tendrá que usar mascarilla siempre, incluso en los grupos de convivencia estable", mientras que la utilización de estos elementos de protección es aconsejable en educación infantil, hasta los seis años. Para atender las necesidades de mascarillas, el Departamento de Educación enviará de forma mensual 500.000 mascarillas a los centros escolares. Además, antes del inicio del curso se llevará a cabo un primer envío de 800.000 mascarillas quirúrgicas. Igualmente, se suministrarán 5.000 litros de gel hidroalcohólico al mes. La primera semana de septiembre se iniciará el reparto de 10.000 botes de 500 ml en los centros escolares. Para las aulas estables y el personal especializado, como fisioterapeutas, se repartirán EPIs adecuados a su actividad, principalmente mascarillas FFP2, pantallas y guantes de nitrilo.

El plan vasco contempla que los primeros en acudir a las aulas, el próximo lunes día 7, serán los alumnos de los ciclos de Infantil, Primaria y 1º y 2º de la ESO. Ocho días después, el martes 15 de septiembre, lo harán los escolares de 3º y 4º de la ESO y Bachillerato. Por su parte, en lo relativo a la Formación Profesional, la vuelta a las aulas se llevará a cabo en diferentes fechas, entre el 14 y el 30 de septiembre, para los diferentes grados –Superior, Medio y FP Básica– debido a la "necesidad de organizar las prácticas y los talleres en centros de trabajo". Con este planteamiento, desde el día 7 se "incorporarán aproximadamente el 75% de los centros educativos vascos", si bien el Gobierno vasco "no ha cifrado" la incidencia en cuanto al número de alumnos durante el inicio del curso.

Este retorno de forma escalonada se ha diseñado para "afrontar con mayores garantías el complejo inicio del curso escolar" ante el avance que está experimentando la pandemia en el País Vasco, y que ha obligado a "reforzar" las actuaciones de prevención que se habían previsto en el protocolo establecido en junio y que fue remitido a los diferentes centros educativos para que "elaboraran sus planes de contingencia adecuados a su casuística", según ha expuesto Uriarte. A este respecto, el Departamento vasco de Educación descarta implantar la jornada continua en Infantil y Primaria una vez comience el curso escolar, como sí han acordado otras comunidades.

En materia de recursos humanos y técnicos, el Departamento de Educación contempla la contratación "adicional y excepcional" de un millar de profesores, que "reforzarán el servicio educativo en aquellos centros escolares que cuenten con un mayor número de alumnado por aula". Esta contratación prevista está "pendiente de cotejar con los centros, caso a caso", para analizar las necesidades de personal profesional de cada colegio. En este sentido, Uriarte ha puesto en valor que el País Vasco es la "comunidad autónoma con menor número de alumnos por profesor, ya que no llegan a diez por docente".

Se contratará a un millar de docentes para reforzar el servicio educativo en los centros escolares que cuenten con el mayor número de alumnado por aula

Por su parte, el refuerzo en herramientas tecnológicas se plasma en la adquisición de un total de 24.361 equipos portátiles, tanto para el alumnado como para el profesorado, y que "estarán a disposición de los centros y de las familias que lo necesiten bajo el criterio de la dirección del centro escolar". Igualmente, el Departamento de Educación ha solicitado colaboración a los ayuntamientos vascos para la cesión de instalaciones municipales en aquellos casos en los que un centro educativo "pueda requerir más espacios para desarrollar su actividad educativa" ante los condicionantes que se derivan del covid-19.

De cara a la gestión en los centros, cada colegio dispondrá de una persona responsable para abordar los aspectos relacionados con el covid-19 y que, se encargará de la coordinación con Salud Pública. Asimismo, cada centro educativo dispondrá de una OSI (Organización Sanitaria Integrada) de referencia para actuar en caso de contagio y acordar las medidas en base a las instrucciones de Salud Pública. A este respecto, se considerará que existe un brote a partir de los tres contagios, según ha detallado la consejera de Salud, que ha detallado que no existe una actuación fija para cuando se detecte uno o varios positivos en el aula, ya que se evaluará cada situación particular a partir de la constatación del vínculo epidemiológico. "Van a ser decisiones individualizadas", ha señalado Murga. "Si se ve que es algo que precisa medidas que alteran la gestión del centro, con riesgo en ese momento, se tomarán decisiones más incisivas que el simple cambio de funcionamiento de lo que se haya observado", ha precisado.

En todo caso, la existencia de un brote no implicará de forma automática el cierre del centro educativo o la aula específica. "Al margen de las cifras hay que mirar el contexto de cada uno de los casos. Si se identifican tres niños de una clase, lo más probable, salvo que haya un vínculo de otro tipo, es que se haya producido dentro y habrá que ver si es un grupo de convivencia donde las medidas se han podido relajar, y habría que actuar claramente entre todos ellos, o ha habido otro motivo. Los casos y las posibilidades son enormes y esto precisa de una valoración individual de cada brote. Lo importante es encontrar el vínculo entre los casos", ha remarcado. Por ello, ha enfatizado, será preciso determinar si el vínculo entre positivos se ha dado en el comedor, el autobús o la propia clase de cara a adoptar las medidas necesarias. "Cada brote necesita de este análisis", ha insistido para dejar constancia que los protocolos son "dinámicos" y "variables".

"¿Absentismo escolar? Los niños tienen que asistir a clase por ley. Podremos tener flexibilidad hasta un cierto punto, ya que tendremos que aplicar la ley"

Ante la posibilidad de que los padres decidan no llevar a sus hijos al colegio ante el temor a contagios, Uriarte ha recordado que "los niños tienen que asistir a clase por ley". El escenario de un mayor absentismo escolar es algo que se "contempla" de cara al inicio del curso y, a este respecto, la consejera de Educación ha afirmado que "podremos tener flexibilidad hasta un cierto punto", ya que "tendremos que hacer aplicar la ley". La ausencia a clase será recogida en "la aplicación de notas y faltas" de cada centro de cara a la posterior actuación del Servicio de Inspección. "En estos momentos, estaremos muy atentos ante la normativa existente", ha aseverado.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios