Euskadi llama a evitar contactos entre niños tras alcanzar el récord de contagios diarios
  1. España
  2. País Vasco
registra 724 positivos en 24 horas

Euskadi llama a evitar contactos entre niños tras alcanzar el récord de contagios diarios

El Gobierno vasco emplaza a la ciudadanía a crear "pequeñas burbujas" de convivencia para cambiar la tendencia de crecimiento del coronavirus ante un septiembre que se prevé "complicado"

placeholder Foto: Varios niños juegan en un parque infantil. (EFE)
Varios niños juegan en un parque infantil. (EFE)

El País Vasco ha registrado en las últimas 24 horas la cifra récord de contagios de coronavirus desde el inicio de la pandemia al contabilizar 724 positivos, uno más de los detectados el pasado 25 de marzo, que hasta la fecha constituía la peor jornada del covid-19. El pico de casos hasta la fecha llega además en plena escalada de contagios en los últimos días –en siete de las últimas nuevas jornadas en Euskadi se ha superado el medio millar de contagios diarios, cuando en la primera oleada de la enfermedad sólo se había superado esta cifra en seis ocasiones–, lo que augura un mes de septiembre “complicado” con el regreso a la actividad laboral tras las vacaciones y, en especial, la vuelta de los escolares a las aulas, según ha reconocido la consejera de Salud, Nekane Murga.

A la vista de este preocupante escenario, Murga ha llamado a la población no solo a reducir las relaciones sociales en las próximas fechas, sino también a evitar que los niños se relacionen entre sí en espacios públicos, como "piscinas, parques, playas y plazas" para evitar la imparable evolución del virus. Según ha alertado, dentro de la responsabilidad personal de cada ciudadano, se deben crear “pequeñas burbujas” de convivencia que limiten al máximo los contactos fuera de la unidad del hogar para “cambiar la tendencia” de crecimiento del coronavirus.

Foto: Numerosas personas disfrutan de un día de playa en el arenal de Ondarreta de San Sebastián, este agosto. (EFE)

El horizonte no es nada halagüeño a escasas dos semanas del inicio del curso escolar, para el que el Gobierno vasco sigue adelante con su idea de acometer la educación presencial en las aulas. “Debemos buscar grupos reducidos y control de los contactos. Esa es la clave, crear pequeños grupos de relación, pequeñas burbujas en las que convivamos y disfrutemos, para no darle opción al virus a alcanzar a nuevos grupos y personas”, ha aseverado la consejera de Salud.

Murga llama a poner en contexto el récord de 724 contagios de este jueves, ya que se realizaron 9.121 PCR por las 1.511 del 25 de marzo (723 positivos)

Pese a lo que supone superar el récord de contagios desde el inicio de la pandemia en la que es la "segunda oleada" del coronavirus en Euskadi –los 724 positivos del jueves son 148 más que la jornada anterior–, Murga ha afirmado que hay interpretar este dato en su debido contexto, ya que la situación "no es la misma" que existía cuando el 25 de marzo se estableció el máximo de positivos en un día. Ante todo, porque los 723 contagios detectados ese día llegaron tras realizarse 1.511 PCR, cuando este jueves se han practicado un total de 9.121 pruebas de este tipo. Durante el mes de marzo, cuando la pandemia golpeaba con mayor fuerza, el porcentaje de positivos por prueba PCR era de un 50% y ahora es del 7%", según ha puesto de relieve la consejera de Salud. Esto es, a día de hoy, "tenemos que realizar siete PCR más para identificar un nuevo positivo" en Euskadi.

También es "absolutamente diferente" el perfil del contagiado, y que se plasma en la situación que se vive hoy en día en los hospitales vascos, donde a día de hoy hay 180 personas con covid-19 ingresadas en planta y 21 en las Unidades de Cuidado Intensivo, cuando el pasado 25 de marzo había 1.241 hospitalizados en planta y 134 ingresados en la UCI."Esta segunda onda epidémica no es comparable a la primera", ha remarcado Murga a pesar de admitir la "tendencia ascendente" de la pandemia en sus diferentes aristas: número de casos positivos nuevos, de ingresos en planta y UCI de los hospitales y de fallecimientos.

"Esta segunda onda no es comparable a la primera. No estamos como en primavera, pero debemos cambiar la tendencia: septiembre será complicado"

"No estamos como en primavera", ha enfatizado la consejera de Salud en su comparecencia ante los medios. "Pero necesitamos cambiar esta tendencia ascendente en los próximos días y semanas", ha insistido en su advertencia a la vista de que se presenta un mes de septiembre "complicado" ante la vuelta a la actividad laboral y escolar. Para ello, ha apelado a "la responsabilidad de todos y cada uno de nosotros" en un momento en el que "es posible cambiar la evolución" de la pandemia. "La evolución depende de lo que hagamos cada uno de nosotros. Si reducimos la posibilidad de transmisión, la próxima semana se estabilizará o descenderá; si seguimos dando posibilidades al virus de transmisión la curva seguirá ascendiendo", ha alertado.

No obstante, ha puesto de relieve que la "velocidad de progresión" del virus es "totalmente diferente" a la que existía en marzo, ya que es "seis-ocho veces menor" que entonces. En estos momentos, en función de los datos de personas ingresadas en planta y UCI y del porcentaje de positivos por PCR, Murga ha señalado que los técnicos de Salud consideran que el País Vasco puede estar en el escenario de evolución de la epidemia que se daba "entre el 8 y 10 de marzo" –de los 34 positivos del 7 de marzo se pasó a los 47 de la dos jornadas siguientes y a los 74 del día 10–.

Foto: Las comunidades autónomas están diseñando planes para el inicio del curso escolar. (EFE)

"Pero el virus sigue en movimiento y sigue ganando terreno", ha remarcado la consejera para incidir en su llamamiento a la ciudadanía a no bajar la guardia. El "agravamiento" de la situación en los últimos días ha llevado al Gobierno vasco a activar de nuevo desde este pasado lunes la situación de emergencia sanitaria en Euskadi y a adoptar una serie de medidas más restrictivas a las acordadas por el Ministerio de Sanidad con las comunidades del cierre total del ocio nocturno o la prohibición de fumar en la calle si no es posible guardar la distancia interpersonal de dos metros. Entre ellas, el Ejecutivo de Vitoria ha fijado la hora de cierre de bares, restaurantes y txokos para la 1.00 hora, ha prohibido el consumo de pie, tanto en barra como en el exterior de los establecimientos, ha establecido una distancia de metro y medio entre el cliente de una mesa y el inmediato de la siguiente —ya no entre mesas— y ha limitado al 60% el aforo en piscinas al aire libre o cubiertas, donde “el tiempo máximo de asistencia a las piscinas por persona y jornada será de tres horas”.

"Nada está descartado, pero limitar la movilidad ahora o fijar más restricciones en ciudades con habitantes volviendo de vacaciones no es eficaz"

Con la alerta sanitaria en vigor, el Gobierno vasco descarta confinamientos generales de la población, pero sí contempla decretar “confinamientos quirúrgicos” o “toques de queda” si empeora la situación epidemiológica en Euskadi. A este respecto, preguntada por la posibilidad de un confinamiento selectivo, Murga ha constatado que "nada está descartado", si bien ha considerado que "limitar ahora la movilidad o hacer mayores restricciones en ciudades cuyos habitantes están desplazándose a otro puntos o volviendo de vacaciones no es eficaz". Asimismo, en materia asistencial, el Ejecutivo de Vitoria no contempla en estos momentos suspender cirugías programadas, entre las medidas de prevención ante un posible empeoramiento de la situación, ya que en la actualidad el Servicio vasco de Salud, Osakidetza, "tiene capacidad para dar respuesta a las personas que están ingresadas" y, además, se encuentra "dentro de un escenario ya previsto".

Pandemia Niños Coronavirus
El redactor recomienda