derivará en breve a pacientes al hotel Lakua

Euskadi recurre a un hotel de cinco estrellas de Vitoria para trasladar a enfermos leves

Osakidetza utiliza por primera vez una infraestructura no sanitaria ante la pandemia: en breve comenzará a derivar a enfermos menos graves para un mejor seguimiento de su evolución

Foto: Personal sanitario en Txagorritxu, en Vitoria. (EFE)
Personal sanitario en Txagorritxu, en Vitoria. (EFE)

El Gobierno vasco va a recurrir por primera vez a infraestructuras no sanitarias para hacer frente a la crisis provocada por el imparable avance del coronavirus al comenzar a trasladar en breve a enfermos de menor gravedad a un hotel de Vitoria, la ciudad vasca más castigada por la pandemia y uno de los principales focos de contagio a nivel de España al registrar cerca de un millar de positivos (977). El Servicio vasco de Salud Osakidetza va a utilizar como hospital al hotel Lakua, un establecimiento de cinco estrellas próximo al hospital de Txagorritxu, el centro de referencia para el tratamiento de la pandemia, y que se encuentra situado a poco más de un kilómetro de distancia.

La decisión de recurrir a este hotel ha sido anunciada esta mañana por el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria, Mikel Sánchez, que ha negado que esta medida obedezca a una saturación del hospital de Txagorritu que impida atender al incremento de contagiados. El hotel, según ha precisado, albergará a enfermos que no presenten situación de gravedad y que, si bien en condiciones normales serían "dados de alta" para realizar la pertinente recuperación en sus domicilios, ahora serán trasladados a este hotel para hacer un seguimiento de su evaluación de la mejor manera posible.

"Son pacientes leves que en otras circunstancias les hubiéramos dado el alta, pero preferimos tenerlos monitorizados y en una ubicación específica durante un tiempo determinado para garantizar que su evolución es la mejor posible y darles el alta hospitalaria con una garantía total o lo máximo posible, para que haga la recuperación ya de una manera definitiva dentro de su domicilio", ha argumentado. En todo caso, Sánchez, que ha comparecido vía telemática como es habitual en las comparecencias del Gobierno vasco desde antes de que se decretara el estado de alarma, no ha concretado el número de pacientes que se derivarán al hotel ubicado en el barrio al que da nombre. Solo ha comunicado que se trasladará a aquellos contagiados que no revistan gravedad y que, por lo tanto, precisan de un menor tratamiento médico a priori.

La medida, igualmente persigue liberar a Txagorritxu, que desde hace días se encuentra "desbordado" y "al límite", según han alertado los profesionales sanitarios, para poder actuar con garantías en caso de que empeore la situación y se disparen los contagios y hospitalizados. En la actualidad, el centro de referencia contra la pandemia en Vitoria alberga el mayor número de enfermos hospitalizados en Euskadi, con 310, de los que 74 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Son cifras que prácticamente duplican a las de los hospitales de Cruces y Basurto, que cuentan con 162 y 158 ingresados (30 y 16 en la UCI), respectivamente.

El País Vasco registra el mayor número de contagios en un día (543), si bien el récord se debe a un aumento del 30% de las pruebas de detección

Precisamente, el anunció del Gobierno vasco de que va a recurrir por primera vez a infraestructuras no hospitalarias, bien sean públicas o privadas, se produce el día que el País Vasco registra el mayor número de contagios en un día, con 543 nuevos positivos, lo que eleva la cifra a un total de 3.271. En todo caso, esta jornada de récord descansa en el notable incremento de las pruebas de detección del Covid-19 realizadas en las últimas 24 horas y que, con 1.199 test practicados, supusieron un 30% más que en días previos. Así, en un día se han realizado el 13% de los 8.735 diagnósticos realizados desde que el 29 de febrero se registró el primer positivo en Euskadi, en la provincia de Álava, convertida en uno de los primeros y principales focos de contagio en España.

Este notable incremento del número de pruebas realizadas se debe a un "mejor dimensionamiento de la epidemia", lo que ha supuesto, por ejemplo, la instalación de carpas en los hospitales de Galdakao, Cruces y Basurto, en Vizcaya, y en el de Donostia para la realización de los test a los profesionales sanitarios, que "no tienen ni que bajarse del coche" gracias al sistema de recogida de muestras implantado en estos espacios. Sánchez ha dado cuenta de que se han realizado pruebas de diagnóstico del Covid-19 a un total de 1.281 profesionales sanitarios, si bien ha rehusado concretar cuántos de estos test han sido positivos. Tampoco el Servicio vasco de Salud ha aportado esta información. Al respecto, el director de Planificación se ha limitado a constatar que la colocación de carpas se enmarca dentro de las medidas que se están adoptando para responder a las reclamaciones de profesionales sanitarios, sociosanitarios y otros colectivos de riesgo de poder someterse a las pruebas "de la manera más ágil posible", a la espera de que lleguen las "pruebas rápidas" anunciadas por el Ministerio de Sanidad para toda la población, y que el Gobierno vasco espera que sea "cuanto antes".

Los fallecimientos por coronavirus se elevan a 155 personas tras contabilizar 22 nuevos decesos en un día, según los últimos datos relativos a las 20.00 horas de este martes. Las muertes son la nota trágica de la fotografía del coronavirus en el País Vasco, la tercera comunidad española más afectada por la pandemia tras Madrid y Cataluña, que en el aspecto positivo tiene a 59 personas que contrajeron el cononavirus recuperadas y a 407 que han recibido el alta hospitalaria. La situación, como advierte un día tras otro el Servicio vasco de Salud, sigue siendo "grave" por lo que insiste en su llamamiento a los ciudadanos a no relajarse y no bajar la guardia en relación a las medidas de higiene y protección personal.

Osakidetza va a incorporar "de manera progresiva" desde este miércoles a 161 nuevos graduados de Medicina dentro de la última convocatoria MIR

Para atender al incremento las tareas asistenciales, y en previsión de que puedan surgir escenarios más complicados en las próximas fechas, a la espera de alcanzar el pico de la pandemia, Osakidetza sigue reforzando la plantilla con contrataciones de profesionales y con personal jubilado en la recámara por si fuera necesaria su vuelta a la actividad. Con este fin de dotar de mayor efectivos a la sanidad vasca, el Gobierno de Vitoria va a incorporar en los próximos días "de manera progresiva" a 161 nuevos graduados de Medicina dentro de la última convocatoria MIR y que superaron la puntuación mínima exigida. Las primeras altas se van producir este mismo miércoles con la incorporación de 12 personas a la OSI de Álava. Asimismo, Sánchez ha detallado que está trabajando con la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) de cara a contratar a estudiantes de los grados de Medicina y Enfermería para que realicen "labores de apoyo bajo supervisión" de profesionales sanitarios.

Urkullu y Murga visitan las obras de readecuación de la cuarta planta de Consultas Externas de Txagorritxu para hospitalización de enfermos con coronavirus. (Irekia)
Urkullu y Murga visitan las obras de readecuación de la cuarta planta de Consultas Externas de Txagorritxu para hospitalización de enfermos con coronavirus. (Irekia)

Al margen de las nuevas incorporaciones a la plantilla, Osakidetza sigue readecuando sus espacios sanitarios para disponer de una mayor capacidad de hospitalización para enfermos de coronavirus. Así, el hospital de Txagorritxu contará desde este viernes con 56 camas más para atender a pacientes contagiados tras habilitar la cuarta planta del edificio de Consultas Externas a este fin. Operarios trabajan estos días para acondicionar este recinto, cuyas obras han sido visitadas en la mañana de este miércoles por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en compañía de la consejera de Sanidad, Nekane Murga. Además de esta estrategia de reestructuración de los espacios sanitarios, Osakidetza asegura que cuenta con un plan de contingencia de Unidades de Cuidados Intensivos y Críticos que permitiría duplicar el número de camas de UCI para pacientes afectados de Covid-19 en función de los diferentes escenarios de impacto de la epidemia. De las 227 camas de adultos se podría pasar a más de 550, sostiene el Servicio vasco de Salud.

Once alojamientos para servicios esenciales

La decisión del Gobierno vasco de recurrir al hotel Lakua para hospitalizar a enfermos leves se ha conocido el mismo día en el que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ha emitido una orden que declara como servicio esencial once alojamientos turísticos vascos destinados a profesionales sanitarios y trabajadores de mantenimiento, suministro de productos o transporte de servicios esenciales dentro de los 370 establecimientos de todo el país incluidos. Seis de ellos se sitúan en Guipúzcoa –los hoteles K10, Arima, Alcázar Irún y HKO, la pensión Legazpi y los apartamentos Arima–, tres en Vizcaya –el Abba Suites Bilbao, los apartamentos turísticos Santiago y el hotel Ercilla–, y dos en Álava –el hotel Jardines de Uleta y el Ruta Europa–.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios