Es noticia
Menú
Paraíso, el festival boutique que apuesta por los aforos pequeños y la música vanguardista
  1. España
  2. Madrid
MÚSICA

Paraíso, el festival boutique que apuesta por los aforos pequeños y la música vanguardista

El director, Jose Morán, traza un breve recorrido por su trayectoria al frente del evento musical, que se celebra en el Campus de la Universidad Complutense

Foto: Cientos de asistentes en el Festival Paraíso. (Paraíso)
Cientos de asistentes en el Festival Paraíso. (Paraíso)

Jose Morán las ha visto de todos los colores. Pero, quizás, nunca como la edición de este año de Paraíso. “Ha sido un año complicado desde el principio. Ahora parece que todo queda lejos, pero cuando el festival se empezó a pensar todavía teníamos restricciones en España. Era imposible saber con lo que nos íbamos a encontrar en junio”, admite. “Hemos empezado con cinco meses de retraso y eso ha supuesto mucho trabajo en todas las áreas”.

Foto: Escenario de Noches del Botánico, la cita estival de la música en Madrid. (NDB)

Morán, cuya experiencia está más que contrastada —fue fundador del Festival de Benicassim, promotor de salas de conciertos legendarias como Maravillas o director artístico de San Isidro— también es capaz de reconocer que ahora mismo hay una sobreabundancia de oferta. “El ritmo de venta de entradas se ha resentido. Hay muchos eventos nuevos y eso hace que el público retrase su compra. Sin embargo, todos alcanzan sus objetivos”, explica.

Comodidad y calidad

Este año hacen borrón y cuenta nueva. Bajo el nombre de 'Nuevo Formato' quieren volver a sus raíces, reivindicando los aforos pequeños, los artistas de tamaño medio y la experiencia de calidad. Lo hace un año en el que tendrán a más de 40 figuras de la escena electrónica, tanto nacional como internacional. En una clara apuesta por nombres consolidados del house, el techno, los sonidos de perfil orgánico y, claro está, el baile más rupturista.

“Desde 2018, cuando nos lanzamos a esta aventura, tenemos una línea artística muy definida, donde la electrónica vanguardista es la nota dominante”, indica de un cartel donde destacan nombres de primer nivel como Hunee, Bradley Zero, Jeremy Underground, John Talabot, Ben Ufo, Flaca, Lauren Hanson o Charlotte Adigery.

Foto: Festival internacional de benicasim

El último en incorporarse ha sido DJ Seinfeld, adalid de los ritmos más puros del lo-fi house. Un productor que en los últimos años ha emergido como emblema de aquellos sonidos más cercanos a la música de dormitorio, junto con guiños al UK Garage, el R&B noventero O los bajos pesados y diluidos de la corriente más ralentizada del Hip Hop. Ahora, con un disco de remezclas recién estrenado en Ninja Tune, Mirrors (Remixed), que regresa a su segundo álbum presentado cuando la pandemia llegaba a su fin, es un momento especialmente bueno para escucharlo.

“Vamos dirigidos a personas inquietas", dice Morán

Las alianzas entre pinchadiscos también son una de las notas distintivas de este festival, que abre sus puertas de 17:30 a 5:30, tanto el viernes como el sábado, en el Campus de la Complutense. Doce horas donde podrá escucharse a Talabot junto a Pional, en un mano a mano que puede ser épico, o a Marcellus Pittman con Danilo Plessow, el hombre que se esconde tras el paraguas de Motor City Drum Ensemble, dos todoterrenos del buen tech house, uno más virado hacia el sonido de Detroit, mientras el otro lo hace con conciencia teutona.

placeholder El evento se celebrará este fin de semana en Madrid. (Paraíso)
El evento se celebrará este fin de semana en Madrid. (Paraíso)

“Vamos dirigidos a personas inquietas, que buscan disfrutar de un evento de reducidas dimensiones, donde hay zonas de descanso, mucho verde y un apartado gastronómico más que interesante”, dice Morán de un evento cada vez más consolidado. Y en el que la chef Rebeca Hernández es la encargada de comisionar una parte importante de lo que se ofrecerá. La cocinera, que ya está triunfando en Chamberí con su último local, La Berenjena, adelanta que se podrán degustar baos vietnamitas, molletes de autor con carne de wagyu, pizzas realizadas en horno de leña, empanadas argentinas, croquetas caseras, noodles.

José Morán, el director

Conversar de forma tranquila con Morán también permite adentrarse en el pasado y presente de la historia festivalera española. Aquella en la que él mismo ha sido partícipe, desde la apertura de puertas de un incipiente festival de Benicassim, un 4 de agosto de 1995, con Charlatans, Ride y Los Planetas en el cartel, hasta el actual momento, en el que parece volver a los orígenes.

“El público cada vez busca más una experiencia y, dentro de esto, está un tipo de festivales en el que puedes ver a la mayoría de grupos. Por otro lado, se observa una clara tendencia a la polarización. Con gente cada vez más dispuesta a priorizar un espacio cómodo y tranquilo. El primer velódromo de Benicassim tenía un aforo de 7.400 personas”, rememora Morán, que contrapone aquella experiencia a la de ahora, con un máximo de 8.500 personas.

placeholder Una mujer disfrutando del festival. (Paraíso)
Una mujer disfrutando del festival. (Paraíso)

Por otro lado, es necesario preguntarle por el valioso y completo libro de Joan Vich, ‘Aquí vivía yo: Una crónica emocional de mis 25 años en el FIB’, publicado por Libros del K.O. “Yo no estoy muy de acuerdo con el libro de Joan”, afirma tajante el que fuera fundador del FIB. “No me parece oportuno lo que ha hecho, creo que se ha apropiado de recuerdos que no son suyos”.

A Morán se le ve muy molesto con una publicación que plasma los recuerdos de un Vich que comenzó poniendo cervezas en una de las barras del festival y terminó dirigiéndolo, entre medias se encargó de la programación artística y de muchas otras facetas, también de su codirección, en 2019. “Insisto, Joan no vivía allí. Por lo menos en los años en los que yo dirigí el festival. No quiero crear ninguna polémica, pero es necesario que lo diga”.

Morán, que junto a su hermano Miguel dirigió el festival entre 1995 y 2009 —aunque en su fundación hay que añadir a Joako Ezpeleta y Luis Calvo— también representa uno de los momentos más efervescentes del Madrid de los noventa, cuando se hizo cargo de la sala Maravillas. Desde allí y durante casi diez años fue partícipe de conciertos que hoy son historia. Muchos de ellos aparecen recogidos en un bello libro de la fotógrafa Nathalie Paco, ‘Indieside: La escena musical independiente en España en los 90’, editado recientemente y que contiene fotos y textos de Javier Corcobado, Corn Flakes, Guiller Momonje, Heavenly, HD Substance, Mercromina, Mercury Rev, Meteoro, Migala, Nosoträsh, Spring, Stereolab, Strange Fruit, The Killjoys y The Pastels, entre otros.

Foto: Un tópico de los 90 como cualquier otro. (EFE)

“Yo llegué a Madrid en 1990. Y todo era abundancia de creatividad. Ahora parece que tenemos algo similar, con una rica y variada selección de clubes. La electrónica es de más fácil acceso que nunca”, termina concluyendo Morán, recordando que tiene mucha ganas de ver a la actual escena madrileña que actuará en Paraíso. Todo eso será en el escenario Nido y contará con nombres como los de Ears On Earth, Yahaira, Two Ex, OG Juan o Cascales. Nombres que continúan la senda iniciada hace exactamente tres décadas, cuando se abrió por primera vez la Maravillas, el germen de lo que es hoy Paraíso.

Jose Morán las ha visto de todos los colores. Pero, quizás, nunca como la edición de este año de Paraíso. “Ha sido un año complicado desde el principio. Ahora parece que todo queda lejos, pero cuando el festival se empezó a pensar todavía teníamos restricciones en España. Era imposible saber con lo que nos íbamos a encontrar en junio”, admite. “Hemos empezado con cinco meses de retraso y eso ha supuesto mucho trabajo en todas las áreas”.

Electrónica Música