Es noticia
Menú
Rocío Monasterio: "Ayuso tiene miedo a hacer frente a las políticas de la izquierda"
  1. España
  2. Madrid
Entrevista con la líder de Vox en Madrid

Rocío Monasterio: "Ayuso tiene miedo a hacer frente a las políticas de la izquierda"

La líder de Vox en Madrid combina las críticas al PP con la mano tendida a Ayuso, a quien le pide que sea "valiente" contra la izquierda. A un año de las elecciones, y con varias propuestas, insiste en la derogación de las leyes LGTBI

Foto: Rocío Monasterio posa para El Confidencial tras la entrevista. (Daniel González)
Rocío Monasterio posa para El Confidencial tras la entrevista. (Daniel González)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Rocío Monasterio (Madrid, 1974) concibe el 2 de mayo como una fecha para celebrar la "rebelión". La de los madrileños hace más de 200 años contra la invasión francesa y la de su partido, Vox, contra el discurso impuesto por la izquierda en todos los ámbitos. Es una obsesión. Según ella, también está en la gestión de Isabel Díaz Ayuso. Pese a que desde las elecciones del 4 de mayo actúan como socias, con pactos como el primer presupuesto en tres años, la líder de la formación ultraconservadora en la región no se da por satisfecha y quiere más del PP y de la presidenta popular. "Si ella no se atreve con ellos, yo sí", repite una y otra vez sobre cuestiones como la ideología de género o el supuesto adoctrinamiento en colegios, siempre con una sonrisa dibujada en la cara. A veces irónica, otras sincera.

Un café y poco más de media hora de conversación le bastan para atizar a izquierda y derecha. Poco amiga de los políticos de carrera, "esos que no han hecho otra cosa que pegar carteles en las campañas", asegura que su paso por la Administración es temporal. Aunque reconoce que le encanta. Desde que ella y su marido entraron en política, apenas tienen tiempo para más. Los planes de ocio y en familia se han reducido considerablemente, pero siempre saca ratos para sus hijos y unos pocos menos para el flamenco, una de sus aficiones favoritas y donde conserva buenos amigos. Acabada esta entrevista se marcha a El Escorial, una parada más en su 'tour' por los municipios y barrios de la Comunidad de Madrid. Cada semana hace entre dos y tres visitas a comerciantes, pequeños empresarios, obreros de la construcción, dependientes... Escucha sus problemas y anota cada reivindicación o crítica en su cuaderno verde. El Cuaderno con mayúsculas, como lo llaman en su equipo.

A un año para los próximos comicios, la campaña electoral ya ha comenzado. Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea y presidenta del partido en la Comunidad de Madrid, trabaja ya en la configuración de las estructuras municipales, donde esperan crecer de forma exponencial y entrar en un buen número de ayuntamientos. Enfrente (y seguramente al lado) tendrá al nuevo PP de Díaz Ayuso, en fase de reconstrucción tras un periodo difícil. Aunque no pierde ninguna oportunidad para criticar muchas de las políticas de los populares, la realidad es que la mano está tendida. Vox aprieta, pero no ahoga. Esos malabarismos marcarán el final de la legislatura, con cuestiones clave como las leyes impulsadas por el Gobierno o la pretendida reducción de diputados en la Cámara madrileña, entre otros. La única pregunta que rehúye tiene que ver con su futuro, sin aclarar si repetirá en la comunidad o si concurrirá en el ayuntamiento de la capital. "Donde pueda dar a la izquierda".

placeholder Foto: D. G.
Foto: D. G.

PREGUNTA. En la Comunidad de Madrid no se habla de otra cosa que de los contratos covid. ¿Comparten la opinión del Partido Popular de que no hay ninguna irregularidad o se suman a las denuncias de la izquierda?

RESPUESTA. En noviembre, impulsamos un pleno monográfico sobre la contratación de emergencia. Dijimos: “Señores, aquí hay que hacer bien las cosas. En contratos de emergencia también”. Espero que gracias a nuestro aviso se hayan hecho bien las cosas y se haya cumplido con todo. Quiero confiar en que efectivamente no haya nada y se resuelva en vía judicial satisfactoriamente sin implicaciones políticas. Sería muy duro ver que en esos momentos en que estábamos todos tan angustiados se permitió hacer negocios a gente que no tiene escrúpulos.

P. ¿Pone la mano en el fuego por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso?

R. Yo no pongo la mano en el fuego por nadie. Solo por mi gente.

P. ¿Y sobre el caso del Ayuntamiento de Madrid y los comisionistas Medina y Luceño?

R. Hay cosas evidentes. Ha habido gente que cuando teníamos que estar en una actitud de generosidad, estaba pensando en otra cosa. No tienen por qué haberse enterado los dirigentes políticos de lo que estaba pasando en determinadas compras. Pero me resulta indignante que hubiera gente aprovechándose de ese momento.

"Sin nosotros, la señora Isabel Díaz Ayuso no se hubiera atrevido a hacer determinadas cosas"

P. ¿Le parece lógico que José Luis Martínez-Almeida u otros cargos políticos municipales fueran completamente ajenos a cualquier movimiento u operación sobre la compra de material sanitario?

R. Veo que el Partido Popular presume de ser un buen gestor, pero a un buen gestor no le cuelan las mascarillas a ese precio. Y menos a 15 euros, que es por lo que las compró la Comunidad de Madrid.

P. Estos casos marcarán el Día de la Comunidad de Madrid y el aniversario del 4-M. ¿Está la Comunidad de Madrid mejor gobernada que hace un año?

R. Sin nosotros, la señora Isabel Díaz Ayuso no se hubiera atrevido a hacer determinadas cosas. Gracias a Vox, se ha aprobado la gratuidad de educación para todos los niños en bachillerato o la guardería. Sin Vox, no se habrían aprobado las medidas de natalidad. O la propuesta para la reducción de diputados. O que los jóvenes tengan un aval para poder hacer frente a la compra de una vivienda.

"El PP presume de ser un buen gestor. A un buen gestor no le cuelan mascarillas a ese precio"

P. ¿La culpa de todo era de Ciudadanos?

R. La culpa no era exclusiva de Ciudadanos. Si el PP hubiera querido pactar con nosotros, se hubiera impuesto a Ciudadanos. Lo que pasa que ahora ya se van dando cuenta de que Vox está aquí para quedarse y que Vox va a liderar muchos gobiernos y Vox va a ganar muchas elecciones. El Partido Popular ya está entendiendo que tiene que entenderse con nosotros y nosotros les invitaremos a formar Gobierno si nos faltan votos.

P. Ha mencionado cosas que se incluyeron en los presupuestos por iniciativa de Vox, pero hay otras que se quedaron pendientes, como la reforma de las leyes LGTBI o la Ley de Igualdad. ¿Sigue sobre la mesa?

R. Seguimos insistiendo en que hay que dar la batalla cultural. Cuando la señora Díaz Ayuso nos escucha y nos sigue, acierta. Tiene tiempo todavía para derogar estas leyes. Yo le pido que sea valiente, que se atreva a acabar con estas leyes ideológicas de género y acabar con estas construcciones culturales y estas banderas que quiere la izquierda. No hemos venido solo a que no entre la izquierda en los gobiernos, hemos venido a desterrar sus políticas y la ideología de género.

Foto: Monasterio y Díaz Ayuso, durante una reunión. (Comunidad de Madrid)

P. Recientemente, han presentado una proposición en la Asamblea para acabar con el adoctrinamiento en los colegios. ¿Van a empezar una nueva negociación con el Gobierno para derogar las leyes LGTBI?

R. Presentamos nuestra derogación de leyes, nos dijeron que no, y preguntamos qué estaban dispuestos a modificar. Y seguimos esperando. Si no se atreven a derogarlas y les da miedo la izquierda, que me digan qué artículos querrían derogar.

P. ¿Aceptan la modificación de algunos artículos, como ya planteó el Gobierno madrileño?

R. No me vale con miedito, no me vale con reformitas mirando a la izquierda a ver si sonríe o nos insulta. A mí me da igual que me insulte la izquierda. Cuanto más me insulta la izquierda, mejor lo estoy haciendo. Pero no se trata de hablar, se trata de ejecutar.

"Ayuso tiene tiempo todavía para derogar las leyes LGTBI. Yo le pido que sea valiente"

P. Hablando de aprobar leyes, Ayuso tiene pendiente la ley Ómnibus, la de Autonomía Financiera o la de Farmacia. ¿Las van a apoyar?

R. De la Autonomía Financiera ya se lo hemos dicho, es inocua y no sirve para blindar a los madrileños. Pero les hace mucha ilusión y por eso la hemos dejado pasar. Pero la verdad es que solo es un titular, porque si Sánchez con una ley nacional quiere atacar la fiscalidad de Madrid, puede. A mí no me gusta aprobar leyes que no sirven para nada, la verdad, pero si al PP le hacía ilusión, pues bien. Pero nosotros también queremos gestos de buena voluntad.

P. ¿Como cuáles?

R. Las leyes de ideología de género y la bajada de impuestos. Aprobamos medio punto de rebaja del IRPF en diciembre, pero eso se ha quedado en nada. Se lo ha comido la inflación.

P. ¿Las leyes LGTBI van a ser una moneda de cambio para la ley Ómnibus?

R. No estamos pensando en monedas de cambio, estamos pensando en los madrileños, en que están abrasados a impuestos y que no quieren que adoctrinen a sus hijos en los colegios. Hablar de libertad no es hacerlo solo cuando te sirve como un eslogan político para una campaña. Veo al Partido Popular y a la señora Díaz Ayuso hablar de la educación frente a la ley Celaá y le digo que usted tiene una ley aprobada que impone la ideología de género en los colegios y que obliga a dar unos contenidos que son iguales o peores que los de Irene Montero y las leyes de Sánchez de Educación.

placeholder Foto: D. G.
Foto: D. G.

P. Insisto: ¿serán estás leyes la línea roja para apoyar las iniciativas del PP?

R. A la señora Díaz Ayuso no le queda más remedio que negociar, porque no tiene mayoría absoluta. Tendrán que bajar impuestos, reducir el gasto público y dar la batalla cultural con leyes como la ideología de género.

P. El PP insiste en que no hay adoctrinamiento. Parece difícil cambiar algo si, de entrada, se niega que exista.

R. Dicen que no existen porque no se enteran de lo que dan en los colegios. Les falta un poco de realidad y estar en contacto con el mundo escolar. Mis hijos me vienen diciendo que están hartos de que los adoctrinen. La señora Díaz Ayuso lo que tiene que hacer es fiarse de nosotros en esto igual que nosotros le damos el voto de confianza para que gobierne. Y de la izquierda ya me encargo yo, que me insulten a mí, que yo les explico todo esto muy clarito.

P. ¿Quiere ser la escudera de Ayuso?

R. Si ellos no se atreven, yo sí me atrevo. Que monten una manifestación, que ya salgo yo a explicárselo.

"Estamos esperando a que nos cuenten qué va a hacer la Oficina del Español. Si no, efectivamente, sobra"

P. ¿Cree que Díaz Ayuso le tiene miedo a la izquierda?

R. Creo que tiene miedo a hacer frente a las políticas de la izquierda. Se atreve a dar titulares, pero no se atreve a ejecutar esas políticas. Y aquí lo que hay que hacer es acabar con todas las políticas de la izquierda ejecutando leyes, quitando subvenciones a sindicatos y a los grupos que promueve la izquierda.

P. Ustedes insisten en acabar con los chiringuitos y con gastos superfluos. ¿Cree que la Oficina del Español de Toni Cantó, cuya actividad de momento es bastante escasa, es uno de estos chiringuitos de los que se debería prescindir?

R. Hemos pedido información de qué han hecho durante este tiempo. Le hemos dado un voto de confianza porque todos merecemos un voto de confianza. Pero creo que hay una tendencia en los partidos a ir colocando a gente y creando para ellos asociaciones y grupos. Agencias de colocación. No quiero tener instituciones plagadas de políticos que no saben lo que es el mundo de la empresa privada.

P. ¿Les parece que la Oficina del Español cumple una función?

R. Si hubiera una oficina que de verdad se dedicara a promover el español en los colegios y en actos públicos y a recibir el turismo, me parecería muy bien, pero de momento no lo hemos visto. Estamos esperando a que nos cuenten qué va a hacer. Si no, efectivamente, sobra.

placeholder Foto: D. G.
Foto: D. G.

P. Pensando ya en el futuro y en las elecciones de dentro de un año, ¿repetirá como candidata de Vox en la Comunidad de Madrid?

R. Voy a repetir dando estopa a la izquierda.

P. ¿Puede ser en el Ayuntamiento de Madrid?

R. Donde más le haga falta a Vox. Pero siempre donde pueda dar a la izquierda y sacarla del mapa, que es mi prioridad. En el Gobierno de la nación hay que sacar a la izquierda, en el Ayuntamiento de Madrid hay que conseguir que dejen de llegar a acuerdos con los comunistas de Carmena y en la Comunidad de Madrid hay que conseguir que la señora Díaz Ayuso dé la batalla cultural de verdad, no solo con titulares.

P. ¿Javier Ortega Smith no va a repetir en la capital?

R. Javier hace una labor estupenda en el ayuntamiento. También ha hecho una labor jurídica extraordinaria en Cataluña, como diputado en el Congreso y como secretario general de Vox, que ahora mismo eso es un trabajo brutal.

"No debe dimitir ni Margarita Robles ni ninguna ministra que cumpla con nuestra ley. Por supuesto que se les puede espiar"

P. En Andalucía, para frenar a la izquierda, será también con el PP...

R. Nosotros vamos a ganar. Me encanta que esté Macarena Olona de candidata y vamos a arrasar.

P. ¿Temen que Juan Manuel Moreno sea capaz de atraer a todo el votante de centro y alcance el objetivo de sumar más que toda la izquierda junta, como hizo Isabel Díaz Ayuso?

R. No sé cuál es la estrategia del señor Moreno. Creo que en el Partido Popular ya se han dado cuenta de que no tienen más remedio que entenderse con Vox. Pueden decir alguna cosita, pero todo el mundo la ve ridícula porque está claro que Vox va a estar en todos sitios, cada vez con más fuerza. Hay que negociar y a nosotros si nos faltan unos escaños para tener la mayoría absoluta en Andalucía, pues claro que invitaremos al PP antes que a todos los demás. Con los demás no vamos ni a cobrar una herencia.

P. ¿Margarita Robles debe dimitir por el caso Pegasus?

R. Para nada. Ni Margarita Robles ni cualquier otra ministra que haya cumplido con lo que dice nuestra ley. Unos tipos que dan un golpe de Estado, que están atentando contra nuestra Constitución y contra la unidad de España. Por supuesto que se les puede espiar. Con la ley en la mano, hay que defender el Estado frente a los ataques de los que nos quieren destruir. Esto es decirlo muy clarito y sin ningún complejo.

Rocío Monasterio (Madrid, 1974) concibe el 2 de mayo como una fecha para celebrar la "rebelión". La de los madrileños hace más de 200 años contra la invasión francesa y la de su partido, Vox, contra el discurso impuesto por la izquierda en todos los ámbitos. Es una obsesión. Según ella, también está en la gestión de Isabel Díaz Ayuso. Pese a que desde las elecciones del 4 de mayo actúan como socias, con pactos como el primer presupuesto en tres años, la líder de la formación ultraconservadora en la región no se da por satisfecha y quiere más del PP y de la presidenta popular. "Si ella no se atreve con ellos, yo sí", repite una y otra vez sobre cuestiones como la ideología de género o el supuesto adoctrinamiento en colegios, siempre con una sonrisa dibujada en la cara. A veces irónica, otras sincera.

Isabel Díaz Ayuso Ayuntamiento de Madrid Rocío Monasterio Madrid LGTBI Partido Popular (PP) Impuesto de Sucesiones Vox
El redactor recomienda