Es noticia
Menú
Almeida no dejará el cargo de portavoz del partido hasta que se celebre un congreso
  1. España
  2. Madrid
crisis interna en el pp

Almeida no dejará el cargo de portavoz del partido hasta que se celebre un congreso

El alcalde de Madrid no quiere continuar, pero pactará los tiempos con la dirección nacional. Solo un movimiento de los barones cambiaría este calendario

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Luca Piergiovanni)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Luca Piergiovanni)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no ha acudido esta mañana a la reunión del Comité de Dirección en la que se abordaba la grave crisis que atraviesa el PP tras estallar la guerra entre el líder del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El también portavoz nacional del partido se ha visto envuelto en este choque tras publicar El Confidencial una trama para espiar a Ayuso y sus familiares que el alcalde desmintió que fuera encargada desde el Consistorio, pero que acabó con la dimisión del director general de alcaldía Ángel Carromero.

Este último capítulo ha llevado a Martínez-Almeida a replantearse dejar el cargo de portavoz del PP. El deseo no es nuevo. Desde hace meses, el alcalde quiere abandonar las labores en el partido para centrarse en el Ayuntamiento dado que en un año hay elecciones y, si no hay sorpresas, repetirá como candidato.

El relevo de Martínez-Almeida se ha debatido estos días como parte de la crisis que azota a la planta noble de Génova, pero, según han confirmado fuentes del partido, no se producirá de manera inminente. Si la hoja de ruta que tiene la dirección nacional se mantiene pese a la presión de los barones para que dimita el secretario general, Teodoro García Egea, lo que pactó con el alcalde es que su relevo se producirá cuando se celebre el congreso. Desde el equipo de Martínez-Almeida también señalan que “cualquier decisión se tomará siempre con el consenso de la dirección”. Los que le conocen le definen como “un soldado” y por eso Martínez-Almeida aceptó ser portavoz tras la abrupta salida de Cayetana Álvarez de Toledo.

Foto: Simpatizantes de Ayuso, durante la concentración en Génova. (EFE/Emilio Naranjo) Opinión

A la misma lealtad responde que se postulase como alternativa a Díaz Ayuso para presidir el PP de Madrid. No es un hombre de partido. Es un gestor y a él le gusta el trabajo en el Consistorio. Siempre ha apoyado a Casado, pero también manteniendo una relación de amistad con la presidenta de la Comunidad de Madrid incluso en las etapas más difíciles. Ella, en su comparecencia, le salvó de lo que en la Puerta del Sol ven como una operación para acabar con la carrera política de la baronesa. En más de una ocasión han compartido mesa para poner paz, pero, al final, la guerra soterrada entre Miguel Ángel Rodríguez y García Egea ha estallado y el partido está hecho añicos. En esto coinciden todos. Ahora están por coser, aunque la duda es si los barones dejarán que sea Casado el que marque sus tiempos.

En el Ayuntamiento de Madrid también se tienen que recolocar. La amenaza de una moción de censura del PSOE con Ciudadanos ha sobrevolado estos días. La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha exigido explicaciones a su socio y le ha acusado de ocultarle que pidió que se investigara si habían contratado desde el Consistorio a un detective para buscar información comprometida sobre Ayuso y su familia. Pese a que ha habido tensión, no habrá una moción de censura, según confirman a este diario fuentes cercanas a los naranjas.

Foto: José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Martínez-Almeida y Villacís han logrado capear todas las crisis que se han desatado entre el PP y Ciudadanos desde la fallida moción de censura de Murcia que acabó con el Gobierno de coalición en la Comunidad de Madrid. La última, el adelanto electoral en Castilla y León después de que el presidente en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, acusara de “traición” al vicepresidente naranja Francisco Igea y rompiese el Ejecutivo sin previo aviso ante el temor de que Ciudadanos aceptase la oferta de los socialistas de repetir una moción.

A la espera de acontecimientos y después de que Díaz Ayuso haya dejado claro que su única aspiración es la Comunidad de Madrid, todo pasa por el próximo movimiento del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que decidirá después de escuchar lo que Casado diga tras reunirse con su equipo. Por ahora, le ha dado un margen. A partir de aquí se verá el ritmo de los acontecimientos y cuándo podrá hacer realidad su deseo Martínez Almeida de dejar la portavocía del PP.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en una entrevista a El Confidencial ya adelantó que debería dejar el cargo de portavoz y que, cuando fue nombrado, le advirtió del desgaste. Almeida quiere soltar lastre antes de hundirse.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no ha acudido esta mañana a la reunión del Comité de Dirección en la que se abordaba la grave crisis que atraviesa el PP tras estallar la guerra entre el líder del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El también portavoz nacional del partido se ha visto envuelto en este choque tras publicar El Confidencial una trama para espiar a Ayuso y sus familiares que el alcalde desmintió que fuera encargada desde el Consistorio, pero que acabó con la dimisión del director general de alcaldía Ángel Carromero.

Partido Popular (PP) PP de Madrid Ayuntamiento de Madrid Ángel Carromero Teodoro García Egea Cayetana Álvarez de Toledo Begoña Villacís José Luis Martínez-Almeida