Es noticia
Menú
García Egea consultó a Bolaños sobre la existencia de un 'informe Ayuso' en Moncloa
  1. España
Guerra sucia en el PP

García Egea consultó a Bolaños sobre la existencia de un 'informe Ayuso' en Moncloa

Contactó con el ministro porque les había llegado que Miguel Ángel Rodríguez se había movido en Moncloa. El ministro de Presidencia trasladó que "no sabían nada"

Foto: Pablo Casado entre Isabel Díaz Ayuso y Teodoro García Egea. (David Mudarra)
Pablo Casado entre Isabel Díaz Ayuso y Teodoro García Egea. (David Mudarra)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La guerra entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Pablo Casado ha entrado en un grave cruce de acusaciones que amenaza con dinamitar al PP. En su comparecencia ante los medios la baronesa ha acusado al que fuera su amigo y mentor de intentar destruirla “fabricando presuntas corruptelas”. En su duro relato ha señalado que el líder del PP le trasladó que había un "dosier" en Moncloa que probaba las presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato por 1,5 millones del que su hermano Tomás Ayuso habría cobrado una comisión de 280.000 euros. Desde la dirección nacional del PP no se da crédito al ataque de la presidenta. Preguntados por el "dosier" de Moncloa apuntan a una versión bien distinta a la que ha hecho pública Ayuso.

Según confirman a El Confidencial a Génova llegó la información de que el jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, había movido sus contactos en Moncloa para hacer llegar el "rumor" de la supuesta guerra sucia de Casado a Ayuso. Dado la buena relación que mantienen en lo personal y por las cuestiones que les ha tocado negociar, el secretario general telefoneó al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, para preguntar sobre si había "un dosier Ayuso". Bolaños trasladó que "no había nada".

Génova pasó ayer al ataque tras meses de tensión larvada con la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso. "Ahora van a entender muchos por qué no se convocaba el Congreso". En la séptima llevan desde el mes de octubre manejando una bomba de relojería que anoche estalló tras publicar El Confidencial el presunto espionaje desde el Ayuntamiento de Madrid a Ayuso y sus familiares para conocer si había irregularidades en la adjudicación de un contrato a dedo a un amigo de su hermano Tomás Ayuso.

Cuando llegaron los primeros rumores el secretario general, Teodoro García Egea, se reunió con la baronesa madrileña para pedirle una explicación. Fuentes de la dirección aseguran que la presidenta les reconoció que existía ese contrato, pero que todo era legal y además “Miguel Ángel se encargaría”.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, esta mañana. (EFE/Javier Lizón)

Las explicaciones no convencieron a García Egea, al que le llegaban informaciones a través de los medios de que había irregularidades en la adjudicación y que Tomás Ayuso habría cobrado una comisión. Nunca han tenido el documento que confirme lo que hasta ahora solo son acusaciones, pero les han otorgado la “máxima veracidad”. “Si hubiéramos manejado el documento con la prueba nuestro deber era ir a la Fiscalía”, afirman. De hecho, siempre han sospechado que Moncloa tenía los papeles de esa presunta corrupción y las usaría para “acabar con Casado”.

Paradójicamente, el temor en Génova era cómo controlar si se publicaba un escándalo contra Ayuso que ellos dan por bueno, pese a no tener los documentos por los que el hermano habría cobrado una comisión de 286.000 euros de un contrato con la Consejería de Sanidad.

La semana pasada llegaron rumores fuertes de que la bomba se iba a detonar. Hubo temor a que fuese en la campaña electoral de Castilla y León. Desde el equipo de Casado, esperaban que se publicase el documento que probara que el hermano de Ayuso había cobrado. Se trabaja en el plan de cómo frenar los daños a Casado. El Congreso del partido no se celebraría hasta que se aclarara “de una forma u otra” si había corrupción.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE/Javier Lizón) Opinión
El peor PP
José Antonio Zarzalejos

Casado llegó a trasladar a los suyos que prefería tener que irse a que en su etapa hubiese una mancha. La sorpresa fue cuándo El Confidencial desveló el espionaje. Nada cuadraba y rápidamente se miró al jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, al que se le acusa de haber montado un relato y difundir que había una “operación cremas” para “ocultar” la presunta corrupción. “Desde que nos reunimos con Ayuso empezó la campaña contra García Egea”.

En la Puerta del Sol la historia se cuenta exactamente al revés. Lo único que coincide en los relatos es el mes en el que se desató todo: octubre. En la Puerta del Sol denuncian, según recoge este medio en aquellas fechas, que hay una “campaña” para evitar que la presidenta lidere el partido en Madrid y repita como candidata a las próximas elecciones.

Se la atribuyen a García Egea y sus “miedos” a que Ayuso acabe desbancando a Casado en un futuro. Sostienen que Ángel Carromero está difundiendo que hay “pruebas sobre un caso de corrupción que acabará con la carrera de Ayuso”. A este fontanero de Génova se le atribuye la denominación de “tiene cremas”. En Sol se pasa a “buscan cremas”.

placeholder Ayuso, entre Almeida y Casado. (EFE/Mariscal)
Ayuso, entre Almeida y Casado. (EFE/Mariscal)

Esta guerra llega a los barones a los que Génova traslada que hay sospechas de que Ayuso está salpicada por un presunto escándalo de corrupción y que por eso se está retrasando la convocatoria del Congreso.

Desde entonces, los líderes territoriales observan desde la barrera, pero con máxima tensión. Una y otra vez han pedido que se celebrase el Congreso y que en caso de que acabara estallando algo contra la baronesa, está dimitiría. No entendían la estrategia de Génova que lleva meses haciendo perder votos al PP, según los sondeos, por la tensión entre Casado y Ayuso. “El votante no lo entiende”. Ayer empezaron a tomar posición pública ante el tsunami que amenaza con tumbar el PP y pedir explicaciones.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido explicaciones sobre el supuesto espionaje “rocambolesco” y “sorprendente” a Ayuso, que Almeida ha negado. “Casado solo tiene una baza: destituir a Teo y convocar el congreso” se empezaba a escuchar ayer.

La guerra entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Pablo Casado ha entrado en un grave cruce de acusaciones que amenaza con dinamitar al PP. En su comparecencia ante los medios la baronesa ha acusado al que fuera su amigo y mentor de intentar destruirla “fabricando presuntas corruptelas”. En su duro relato ha señalado que el líder del PP le trasladó que había un "dosier" en Moncloa que probaba las presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato por 1,5 millones del que su hermano Tomás Ayuso habría cobrado una comisión de 280.000 euros. Desde la dirección nacional del PP no se da crédito al ataque de la presidenta. Preguntados por el "dosier" de Moncloa apuntan a una versión bien distinta a la que ha hecho pública Ayuso.

Pablo Casado Teodoro García Egea Ayuntamiento de Madrid Campañas electorales Partido Popular (PP) Castilla y León
El redactor recomienda