Hana Jalloul, el ‘azucarillo’ de Moncloa que tardó 217 días en diluirse
  1. España
  2. Madrid
CAMBIOS EN EL PSOE DE MADRID

Hana Jalloul, el ‘azucarillo’ de Moncloa que tardó 217 días en diluirse

La ya exportavoz del PSOE en la Asamblea irrumpió con fuerza en la campaña del 4-M, pero en solo seis meses ha pasado a la interinidad, primero, y a un cargo honorífico, después

Foto: Jalloul, Sánchez y Gabilondo, durante un acto de campaña por el 4-M. (EFE)
Jalloul, Sánchez y Gabilondo, durante un acto de campaña por el 4-M. (EFE)

El paso de Hana Jalloul por el liderazgo del PSOE en la Asamblea de Madrid puede dividirse en tres actos: la ebullición como fichaje estrella en la campaña del 4-M, su portavocía como interina y el cese en favor de Juan Lobato. Todo en 217 días. La ya exportavoz del Grupo Socialista en la cámara regional se ha diluido como un azucarillo y ha pasado en solo seis meses de ser el golpe de efecto de Pedro Sánchez contra Isabel Díaz Ayuso a una diputada más, aunque con el cargo honorífico de presidenta del grupo como única atribución, recuperado justo en este momento. Un viaje sin alardes que, no obstante, coincide con una de las mayores crisis del partido en la Comunidad de Madrid, con el peor resultado de su historia y por primera vez desdibujado como referencia de la izquierda en la región.

El contexto de ruina en el PSOE, precisamente, es destacado por algunos compañeros de partido de Jalloul para justificar su labor durante este tiempo. “Se hizo cargo en uno de los momentos más complicados”, declara a El Confidencial un exdiputado socialista en la Asamblea, en alusión a la caída en picado de la formación: de ser la fuerza más votada en 2019 y acariciar el Gobierno a ser barrido por el PP y rebasado en la oposición por Más Madrid. “No era fácil. Yo le daría un bien”, apunta otro.

Foto: Hana Jalloul. (EFE)

Las reacciones tras la marcha de Jalloul guardan cierta unanimidad en torno a la idea de no hacer sangre y remar a una, fieles al mensaje de que se necesita un PSOE fuerte y que el resultado de las primarias es un “punto de inflexión”. Una posición que se ubica en las antípodas de lo que históricamente han sido los socialistas en la región. El agradecimiento manifestado este martes por Lobato tras la renuncia de la también exsecretaria de Estado de Migración se ha extendido y nadie tiene una palabra de crítica o malsonante. Ni en público ni en privado. Ni siquiera para valorar su sorpresiva llegada durante la campaña electoral, en la dinámica de los paracaidistas y bailes de nombres en la que la formación ha incurrido desde hace años con idéntico resultado, como quien tropieza una y otra vez con la misma piedra. “Es el típico fichaje que se hace en las campañas, no hay que darle más vueltas”, valoran.

Tanto Lobato como el responsable de Organización, Fran Martín, han hecho lo propio y han reivindicado el trabajo de Jalloul, confirmada como presidenta del Grupo Socialista en la Asamblea. "Gracias por todo el trabajo, la intensidad y las ganas que ha puesto en esta etapa en la que ha hecho que el Partido Socialista tenga una presencia política, parlamentaria y territorial importantísima en este región", ha declarado el nuevo líder del PSOE-M.

Número dos de Gabilondo

Jalloul fue la apuesta de Moncloa para dar un salto cualitativo a la lista del “soso, serio y formal” Ángel Gabilondo. Presentada como número dos del tique electoral el pasado 23 de marzo, apenas 10 días después de que Ayuso convocase las elecciones, fue presentada como la Kamala Harris española. La factoría Iván Redondo se inspiró en la Casa Blanca para combinar su experiencia y perfil técnico y formado —habla inglés y árabe y es experta en política internacional— con el impacto mundial de la vicepresidenta norteamericana tras la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump. Su principal aval era su gestión al frente de la secretaría de Estado de Migración, pero la realidad es que su paso también fue cuestionado. No estuvo a la altura de la crisis migratoria de finales de año en Canarias, según denunciaron las organizaciones desplegadas en la zona, que hablaban de un abandono institucional.

Foto: La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul. (EFE) Opinión

El horizonte que manejaban en Moncloa eran los comicios de 2023, pero nada más lejos de la realidad. Su presencia no tuvo ningún impacto en el 4-M más allá de los titulares y su pretendido liderazgo pronto derivó a un carácter meramente provisional, hasta las primarias en el PSOE-M de este fin de semana. La oposición a Ayuso, además, la ha liderado Mónica García.

El partido se dejó por el camino un total de 274.028 votos, pasando de ser la fuerza más votada con 37 diputados a la tercera, con solo 24. Mónica García acaparó una parte de los electores perdidos por el tándem Gabilondo-Jalloul, hasta ser la líder de la oposición, pero también Ayuso con carácter generalizado en toda la comunidad. El PP fue la opción favorita en todos los distritos de la capital, incluyendo bastiones socialistas como Usera, Villaverde o Villa de Vallecas, y en el denominado cinturón rojo, con una victoria aplastante en localidades como Getafe, Leganés o Fuenlabrada.

Foto: La número dos de la lista madrileña del PSOE a la Asamblea, Hana Jalloul. (EFE)

Pese a todo, fuentes del partido consideran que su predisposición por devolver la confianza ha sido notable, aun cuando ya sabía que el cargo tenía fecha de caducidad y que el futuro secretario general del PSOE-M asumiría el cargo. "Ella se lo ha tomado como si fuera para toda la vida", señala uno de los consultados y que ha trabajado con ella en la Asamblea antes de marcharse como secretaria de Estado. Jalloul compaginará ahora su labor de diputada en la cámara madrileña con su responsabilidad en la ejecutiva federal al frente de la política internacional, su especialidad.

Las mismas fuentes coinciden en que perder la portavocía para nada la relega a un papel irrelevante en el partido, de la misma forma que entienden que el cambio de sillas forma parte de la dinámica propia de los partidos en estos casos. “Es lógico que si Juan Lobato es el secretario general sea también el portavoz en la Asamblea”, añade otra fuente. Acaso por esta misma circunstancia se ha recuperado la figura de la presidencia del grupo justo ahora.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda