UNO DE LOS PUESTOS CLAVE DEL EJECUTIVO

Ayuso recupera a Lasquetty y le entrega la caja regional: gestionará Hacienda

La nueva presidenta madrileña, que toma posesión este lunes, presentará por la tarde a sus siete consejeros. Uno de los elegidos es el actual jefe de gabinete de Casado y exconsejero con Aguirre

Foto: Javier Fernández-Lasquetty.
Javier Fernández-Lasquetty.

Isabel Díaz Ayuso ha decidido fichar al jefe de gabinete de Pablo Casado, Javier Fernández-Lasquetty, que regresa a la Comunidad de Madrid en uno de los puestos más importantes del Consejo de Gobierno. Finalmente, no será consejero de Presidencia, como se había barajado, sino que gestionara Hacienda y Función Pública, el departamento que organiza la caja del Ejecutivo regional. El que hace cada año los presupuestos regionales y dice en qué se puede gastar y en qué no. Unas cuentas que en 2019 han alcanzado los 20.072 millones de euros, la cifra más alta de la historia de la Administración autonómica.

Ayuso toma posesión este lunes como presidenta de la Comunidad de Madrid y por la tarde tiene previsto anunciar el nombre de los consejeros elegidos por el PP que la acompañarán en esta nueva etapa política. De momento, solo se conoce que el juez Enrique López tendrá la cartera de Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo, según ha adelantado 'La Razón'. Pero según ha podido saber El Confidencial, Lasquetty será otro de los hombres fuertes de su nuevo Ejecutivo junto a su número dos, el exalcalde de Alcorcón David Pérez. Ayuso, en colaboración con Génova, ha estado perfilando hasta este mismo domingo la composición de su equipo. El PP elige a siete de los 13 consejeros del nuevo Ejecutivo de coalición con Ciudadanos.

Fernández-Lasquetty, 53 años, ha formado parte de anteriores ejecutivos regionales con Esperanza Aguirre e Ignacio González. Fue consejero de Inmigración entre 2007 y 2010, y consejero de Sanidad entre 2010 y 2014. Fuentes del PP aseguran que su gran experiencia en la Administración autonómica le avala. "Estuvo en Sanidad durante los peores años de la crisis económica", explican desde el equipo de Ayuso. "Y trabajando estrechamente con Hacienda pudo asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario público, a pesar de la fuerte caída de ingresos. Durante estos años de contención del gasto, los indicadores de calidad no se vieron perjudicados. Madrid es líder en indicadores sanitarios tanto a nivel nacional como europeo".

No todo fue un camino de rosas para Lasquetty. Impulsó la privatización sanitaria, un proyecto que acabó en los tribunales en 2014. "Pero año y medio más tarde, el Tribunal Constitucional sentenció que la medida que se había pretendido era perfectamente acorde con la Constitución", señalan desde el PP, y recalcan que al frente de Sanidad "fue responsable de la implantación de la libre elección de médico y hospital, inauguró dos nuevos hospitales públicos en Torrejón y Móstoles, y 15 nuevos centros de Atención Primaria, además de impulsar soluciones tecnológicas como la historia clínica digital y la receta electrónica".

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado. (EFE)

Pablo Casado rescató a Lasquetty hace ocho meses para que fuera su jefe de gabinete, recuperando así al que fuera hombre de máxima confianza de los dos principales mentores políticos del hoy presidente nacional, José María Aznar y Esperanza Aguirre. De hecho, Lasquetty fue secretario general de la Fundación FAES (el gran laboratorio de ideas del PP) y subdirector del Gabinete en la Moncloa con Aznar. Su regreso se entendió entonces en clave ideológica. Casado lo fichaba para que fuera protagonista clave dentro del partido para perfilar el nuevo ideario popular. Como ya publicó El Confidencial, Génova barajaba seriamente que Lasquetty ayudara a Ayuso en esta nueva etapa política que se antoja complicada.

No hay que olvidar que Madrid es la principal Administración en poder de los populares y que Ayuso se va a convertir en la baronesa territorial con más poder dentro de las filas populares. Además, con un reto añadido. Y es que por primera vez en la historia de la región habrá un Gobierno de coalición, un experimento que PP y Ciudadanos, por ejemplo, ya han puesto en marcha en Andalucía. Ayuso deberá, por tanto, engrasar como si solo fuera uno lo que 'de facto' son dos ejecutivos paralelos.

Desde PP y Ciudadanos, insisten en que lo que importa es que el programa de 155 medidas que han pactado se cumpla, y que este acuerdo conlleva que consejerías controladas por el PP tendrán que materializar iniciativas impulsadas por Ciudadanos y viceversa. Que en realidad habrá dos gobiernos paralelos se ha empezado a comprobar en la presentación de los consejeros. Ciudadanos ha optado por ir anunciándolos poco a poco esta semana, y ya se conocen todos los naranjas. Ayuso quiere presentar este lunes a los suyos.

Ciudadanos y PP no han consensuado previamente los nombres del Gobierno. "Cada partido ha elegido los que le corresponden, sin vetos por parte del otro", señalan ambas formaciones. Es decir, que los de Ayuso ni siquiera han podido trasladar su malestar porque uno de los elegidos por Ciudadanos haya sido el expresidente madrileño Ángel Garrido, que dejó el PP para fichar por Ciudadanos. Los dos partidos tampoco están conociendo previamente los nombres de los consejeros, si no que cada parte se está enterando por la prensa de los elegidos por su socio.

El expresidente madrileño Ángel Garrido será consejero de Transportes. (EFE)
El expresidente madrileño Ángel Garrido será consejero de Transportes. (EFE)

Otro de los retos que habrá que superar para engrasar la maquinaria de la coalición será la comunicación de la acción política. Aunque la Consejería de Presidencia (la que coordinará todo el Ejecutivo) ha recaído en los populares, la portavocía es de Ciudadanos. En Andalucía, por ejemplo, eso no pasa. El PP controla ambas. En principio, será Ignacio Aguado el que comparezca todos los martes en la rueda de prensa tras los consejos de Gobierno, aunque nadie duda de que los grandes anuncios contarán con la presencia de la presidenta Ayuso. "Poco a poco, habrá que ir perfilando este tema para que todo funcione bien", señalan fuentes de ambos partidos.

Desde el PP, no obstante, siempre han reconocido cuando se conoció el acuerdo de gobierno que fue un error que Ayuso cediera la portavocía, aunque a cambio los populares se han quedado con los departamentos más importantes y que más presupuesto manejan. Así, el PP tendrá Presidencia y Desarrollo Local; Hacienda y Función Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia e Interior; Ordenación del Territorio y Vivienda, y Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad. Es decir, la sanidad, la educación, el urbanismo, la vivienda y la Justicia recaen en los populares. También la interlocución con Telemadrid y la gestión del Canal de Isabel II, la mayor empresa pública de la Comunidad de Madrid.

De momento, solo se conocía que el juez Enrique López, el magistrado de la Audiencia Nacional, será el consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo. Y que Fernández-Lasquetty gestionará Hacienda. Todos dan por hecho que el número dos de Ayuso, el exalcalde de Alcorcón David Pérez, también estará en el Ejecutivo. El diario ABC ha adelantado que Enrique Ossorio, exportavoz parlamentario con Cifuentes, será el consejero de Educación. Otra cartera muy importante es la de Sanidad, la que más dinero maneja, con un presupuesto de 8.106 millones de euros en 2019. El acuerdo pactado entre PP y Ciudadanos es que aunque los populares gestionarán Hacienda y Sanidad, los de Ignacio Aguado tendrán viceconsejeros en estas dos consejerías.

Por su parte, las consejerías de Ciudadanos tienen las siguientes competencias: Portavocía del Gobierno, Deporte y Transparencia; Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y Familia; Transportes e Infraestructuras, y Cultura y Turismo. Es decir, que los naranjas gestionarán también en solitario los transportes madrileños y con toda seguridad tendrán la dirección del metro. Aguado ya ha presentado prácticamente a su equipo: Ángel Garrido tendrá la cartera de Transportes, Alberto Reyero, la de Asuntos Sociales y Familia, la escritora Marta Rivera llevará Turismo y Cultura, y el economista Manuel Giménez se encargará de Economía y Empleo. El economista y exdirectivo del BBVA Eduardo Sicilia será el titular de Universidades e Innovación, según Expansión.

Ciudadanos ha nombrado a Garrido en Transportes, la escritora Marta Rivera en Cultura y Turismo, y al economista Manuel Giménez en Economía

Otro de los retos es que aunque el Gobierno es de dos, obligatoriamente necesita los votos de un tercero, Vox. Sus 12 diputados son imprescindibles para aprobar muchas iniciativas en la Asamblea de Madrid y los cuatro presupuestos anuales que se tendrán que tramitar esta legislatura. La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, ya ha dejado claro que no ha entregado un cheque en blanco a Ayuso y que su apoyo se irá fraguando según se vayan cumpliendo algunos puntos del programa de Vox. Ciudadanos, por su parte, insiste en que no ha firmado nada con Vox, aunque se ha comprometido a asumir algunas de sus demandas, las compatibles con el acuerdo de 155 puntos firmado entre populares y naranjas.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios