Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana... ¿Qué autonomías quieren cambiar de fase en la desescalada y cuáles no?
  1. España
  2. Coronavirus
nuevos avances en la desescalada

Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana... ¿Qué autonomías quieren cambiar de fase en la desescalada y cuáles no?

Son mayoría las regiones españolas que han entregado, por tercera vez, sus informes técnicos para seguir avanzando en la desescalada asimétrica en España por el coronavirus

Foto: Una mujer camina cerca de la terraza de un restaurante cerrado de Barcelona (EFE)
Una mujer camina cerca de la terraza de un restaurante cerrado de Barcelona (EFE)

El 25 de mayo se introducirán nuevos cambios en el desconfinamiento de las distintas regiones españolas y el mapa de la desescalada volverá a cambiar. En este sentido, después de los avances que se anunciaron el 15 de mayo por los que España, en su mayoría, dio el salto a la fase 1 a excepción de Madrid, Barcelona y parte de Castilla y León —que se encuentran hasta la fecha en la etapa de la transición hacia la 'nueva normalidad'— y de las islas que están ejerciendo el papel de avanzadilla en la desescalada —territorios en los que ya se está disfrutando de los beneficios que comporta el haber subido el escalón hasta la fase 2—, algunas comunidades autónomas han aprovechado el nuevo plazo del Ministerio de Sanidad para presentar nuevos informes técnicos y poder deshacerse así de más medidas restrictivas impuestas por el covid-19.

A la espera de que Sanidad dé a conocer este viernes, 22 de mayo, su decisión sobre cómo avanzan las provincias, lo que se sabe hasta el momento es que el propio ministerio que dirige Salvador Illa confía en que "en los próximos días" el país termine de avanzar a la fase inicial de la desescalada para poder declarar el luto oficial por los fallecidos durante la epidemia. "Vamos por el buen camino", ha señalado este jueves el ministro Salvador Illa en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde también ha manifestado que el cambio a la fase 1 que ya han dado algunas comunidades autónomas y los alivios del confinamiento más recientes no han influido de forma negativa en la evolución de la epidemia. Por ello, son muchos los territorios que han expresado su deseo de seguir quemando etapas a pesar de que el control de la movilidad, como también ha expresado Illa, sigue siendo un aspecto importante para limitar la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2.

En esta coyuntura, todas las autonomías, menos la Comunidad Valenciana —que prefiere mantenerse en la fase 1 por "prudencia" a pesar de que la consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha defendido que los datos epidemiológicos de la región son "buenos"—, aspiran a dar un paso más el lunes 25 de mayo en la desescalada. Además, son varias las comunidades que han aprovechado la ocasión para exigir medidas menos restrictivas a la carta que, en un principio y según lo que ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), no están previstas inicialmente por el Gobierno en estas fases de desescalada.

Foto: Un coche sale de un túnel en Madrid. (EFE)

En lo que respecta a las regiones que se han quedado más rezagadas en el desconfinamiento, tanto la Comunidad de Madrid, como Cataluña y Castilla y León han pedido a Sanidad progresar de fase. La capital lo hace por tercera vez después de que el ministerio haya rechazado en dos ocasiones dar el visto bueno a su solicitud, algo que la presidenta de la autonomía, Isabel Díaz Ayuso, llevará ante la Justicia ya que está decidida a interponer un recurso ante el Tribunal Supremo. De pasar de fase, a los alivios que se implementaron en la conocida popularmente como fase 0,5, la región pretende abrir sus grandes parques como el Retiro, Madrid Río o la Casa de Campo.

Por su parte, la Generalitat catalana ha pedido que Barcelona y su área metropolitana, el que ha sido uno de los grandes focos de la epidemia por detrás de Madrid, pueda acceder ya a la fase 1 y que las regiones sanitarias adelantadas de la comunidad —Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu-Aran— puedan progresar a la etapa 2, mientras que las áreas sanitarias de Girona, Cataluña Central y Lleida permanecerán una semana más en la fase inicial de la desescalada. En Castilla y León, el razonamiento de la Junta es el mismo: el Gobierno regional ha solicitado que las 26 zonas básicas de salud que se iniciaron el 11 de mayo en la fase 1 avancen y que el resto de su territorio progrese también hacia la primera fase de la desescalada.

Situación similar para Castilla-La Mancha y Andalucía, que cuentan con varias provincias que se han quedado por detrás del resto. Por ello, en el caso de la primera son Cuenca y Guadalajara las que se postulan para dar el salto a la etapa 2 en detrimento de Toledo, Ciudad Real y Albacete; mientras que en la región andaluza serán Málaga y Granada las que sigan estando a la cola. Aun así, la Junta de Andalucía, presidida por Juanma Moreno, ha pedido al Ejecutivo de Sánchez que se permita ya en la fase 2 la movilidad entre provincias —desplazamientos que en principio están diseñados, según la previsión del Gobiernos, en la 'nueva normalidad', una vez superada la fase 3— por razones "socioeconómicas", una petición que también comparten el País Vasco, Galicia y la Comunidad Valenciana.

¿Qué pide el resto de España?

La Comunidad Valenciana, que el 11 de mayo contaba con sólo 10 de sus 24 departamentos sanitarios en la fase 1, es la única autonomía que busca mantenerse donde está para reunir en los próximos días "mejores condiciones" para seguir quemando etapas, tal y como ha indicado Ximo Puig, presidente de la Generalitat valenciana. No obstante, desde el Ejecutivo liderado por Puig lanzan una petición al Gobierno central para que regulen y atiendan cuestiones cotidianas que afectan a "muchas personas" como el baño en las playas o el turismo activo o de naturaleza, algo que también reclaman otras autonomías como las islas Baleares.

Las franjas horarias y los límites de duración y distancia para hacer deporte y pasear también consituyen otro tema de debate para las regiones españolas. En principio, el BOE recoge una vez se introduzca la fase 2 de la desescalada que las personas de hasta 70 años puedan realizar actividad física de forma no profesional "en cualquier franja horaria" a excepción de la que se reserva a personas mayores, de 10 a 12 horas de la mañana y de 19 a 20 en la tarde. No obstante, hay comunidades autónomas como Extremadura que proponen modificar incluso esta franja o, en el caso de Navarra o Asturias, que se flexibilicen más en núcleos menos poblados o que se revise el criterio de distancia. Por su parte, Cantabria también pide que se flexibilicen las limitaciones de movilidad en las localidades de menos de 10.000 habitantes, donde propone un mayor aforo, del 80%, en hostelería y comercios.

Los territorios insulares de España y las ciudades autónomas, que por su situación geográfica han vivido una posición privilegia en la epidemia, también han hecho llegar a Sanidad informes técnicos para dar el salto a la fase 2, al igual que también lo han hecho el resto de autonomías salvo la Comunidad Valenciana y las regiones que van a la cola de la desescalada. En el caso de País Vasco, eso sí, se aboga por continuar restrigiendo las reuniones sociales, aunque por otra parte se insta a aumentar el aforo de ocupación en el interior de los bares y restaurantes al 50%. La Región de Murcia también mantendrá ciertas restricciones sociales si supera el 'examen' de Sanidad.

Coronavirus
El redactor recomienda