RECLAMAN MOVILIDAD ENTRE PROVINCIAS

Galicia, Andalucía y Valencia piden la misma desescalada interprovincial que Urkullu

El Ministerio de Sanidad afronta un nuevo agravio entre territorios si no generaliza la movilidad entre provincias en la fase 2. Euskadi no es la única autonomía que lo solicita

Foto: Uno de los antiguos peajes de la AP-7, que atraviesa toda la Comunidad Valenciana por la costa. (EFE)
Uno de los antiguos peajes de la AP-7, que atraviesa toda la Comunidad Valenciana por la costa. (EFE)

La desescalada asimétrica que el Gobierno está aplicando en territorios como el País Vasco puede generarle un nuevo conflicto con otras autonomías en el próximo cambio de fase, cuya resolución está prevista para el viernes que viene. El Gobierno de lendakari Iñigo Urkullu ha reclamado ya públicamente que puedan producirse movimientos justificados por razones "socioeconómicas" entre sus tres provincias si se produce la transición a la fase 2, según explicó este lunes la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia.

El Ejecutivo liderado por el Partido Nacionalista Vasco, de cuyos votos depende en gran medida la próxima prórroga del estado de alarma, ha motivado su petición, dentro de la "negociación bilateral" que mantiene con el Ministerio de Sanidad, en que Euskadi es un territorio no muy grande en cuanto a kilómetros cuadrados y la relación socioeconómica entre territorios, comarcas y municipios es muy relevante, "no solo desde el punto de vista laboral o sanitario".

Se trata de una posición no exclusiva de esta autonomía que puede meter al gabinete de Pedro Sánchez en otro lío territorial si opta por dar luz verde al País Vasco en el levantamiento de una restricción que está contemplada hasta la fase 4. "El planteamiento es que la movilidad interprovincial se producirá cuando lleguemos a la fase de nueva normalidad, cuando hayamos transitado desde la fase 0 hasta la fase de nueva normalidad", señaló el presidente del Gobierno en abril, cuando detalló las distintas etapas del plan de desescalada. Lo hizo en referencia a la posibilidad de circular entre provincias para trasladarse a una segunda residencia.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Autonomías como la Comunidad Valenciana, Galicia o Andalucía también se han mostrado partidarias de permitir movimientos entre provincias antes de la fase final, cada una por razones o motivaciones distintas. El 'conselleiro' de Sanidade de Galicia, Jesús Vázquez Almuiña, aseguró el sábado en una entrevista en Radio Galega su intención de solicitar el pase de toda su autonomía a fase 2 y volver a reclamar la posibilidad de permitir la circulación entre provincias porque la incidencia de la pandemia "está siendo igual en todas las áreas", según recoge 'El Ideal Gallego'.

En la Comunidad Valenciana, también se ha abierto el debate sobre la posibilidad de transitar entre provincias, especialmente en aquellas zonas limítrofes con fuertes vínculos y relaciones sociales o económicas. Es el caso de las poblaciones fronterizas entre Valencia y Alicante. Los habitantes de Dénia y Pego, por ejemplo, no podrán desplazarse a Oliva o Gandia, municipios cercanos, pero sí podrán hacerlo a Orihuela, por ejemplo. Es una circunstancia que se da también en poblaciones fronterizas entre Valencia y Castellón.

"Prudencia" en la Comunidad Valenciana

La 'consellera' de Sanidad, Ana Barceló, anunció este lunes que no solicitará la transición de las tres provincias valencianas a la fase 2 "por un sentido de prudencia", al haberse detectado un ligero incremento en el número reproductivo o de contagio del virus hasta el 0,80, aún por debajo de 1. No obstante, la responsable autonómica de Salud aseguró, a preguntas de El Confidencial, que la Generalitat solicitará al ministerio en sus conversaciones bilaterales que permita la movilidad interprovincial cuando toda la autonomía pase a fase 2, como ha hecho el País Vasco, no solo por razones socioeconómicas, sino también para poder acudir a segundas residencias.

Por su parte, Andalucía tiene dos peticiones al Gobierno de la nación. Una, que toda la comunidad cambie de etapa de forma conjunta y sin dejar atrás las provincias de Málaga y Granada, que se incorporaron una semana más tarde que el resto de la región a fase 1. La segunda petición de la Junta es que se adelante la movilidad entre provincias, como quiere también el País Vasco, en la nueva fase 2.

Galicia, Andalucía y Valencia piden la misma desescalada interprovincial que Urkullu

El principal argumento de la Junta para adelantar la movilidad entre provincias es que se reactive cuanto antes el turismo, aunque sea nacional y dentro de la comunidad, y se permita además los desplazamientos a segundas residencias de los andaluces cuanto antes. Insisten en que no se agravie a Andalucía y se le dé el mismo trato que a otros territorios que tienen parámetros sanitarios peores.

El Gobierno andaluz reclama que no haya una desescalada “a dos velocidades” y hace valer sus datos, de cero contagios, para pedir que la comunidad vaya de forma conjunta pasando etapas hacia la ‘nueva normalidad’.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios