Es noticia
Menú
El sector del turrón arranca máquinas sin saber cómo llegarán los bolsillos de las familias
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
los dulces navideños ya se están fabricando

El sector del turrón arranca máquinas sin saber cómo llegarán los bolsillos de las familias

La industria alicantina entra en el juego de las fusiones. La compañía líder, Sanchis Mira, abrió la campaña con la compra, junto a Turrones Picó, de la empresa de chocolates El Clavileño

Foto: Una fábrica de turrones en Alicante. (EFE/Jero Morales)
Una fábrica de turrones en Alicante. (EFE/Jero Morales)

Los turrones que nos comeremos estas navidades comienzan a producirse en junio. En este mes, las máquinas se ponen en marcha para poder empezar a servir las primeras pastillas a los mercados internacionales. La pandemia le sentó relativamente bien a un sector que mueve aproximadamente 200 millones al año. Este año, el reto es sobreponerse a los costes energéticos y, sobre todo, a la incógnita del comportamiento del consumidor. El dulce estará o no estará en la cesta de la compra atendiendo a la inflación y a las economías familiares.

En España, hay reconocidas dos Denominación de Origen: Jijona y Agramunt. La IGP (Indicación Geográfica Protegida) Jijona y Alicante representa más del 90% del volumen. Así que las 24 empresas y 34 marcas que operan bajo el amparo del Consejo Regulador se enfrentan a una vuelta a uno de los escenarios más inciertos que se recuerdan.

Foto: Foto: iStock.

Confectionary Holding es la segunda compañía por facturación. Bajo su paraguas están 1880 y El Lobo (empresa Almendra y Miel) y otras marcas fuera de la denominación, Doña Jimena Clair de Lune e Imperial Toledana. "Estamos presentando las novedades y la campaña navideña de este año, por lo que aún queda algún acuerdo por cerrar. Sin embargo, os podemos adelantar que prevemos que el volumen de producción estimada sea algo superior a la producida en el año 2021, que estuvo por encima de los 3 millones de kilos", aseguran desde la empresa.

Este volumen equivale a unos 22 millones de euros en ventas, según previsiones de la propia compañía. Pero las preocupaciones o retos, según la perspectiva, está fuera de la órbita poscovid. "En el sector, el consumo no se vio gravemente afectado por la pandemia, puesto que tras un año complicado para todos en el que tuvimos que afrontar decisiones difíciles y grandes cambios, para nosotros fue un periodo de asentamiento y puesta en marcha de estrategias y objetivos definidos a medio y largo plazo".

Foto: Foto: iStock.

"Este año tenemos un escenario en el que el constante incremento de los precios de materias primas, luz, inflación… afectará a la economía familiar de los hogares españoles, por lo que nosotros, en particular, preferimos mantener un escenario de prudencia". Desde la compañía estarán atentos al "comportamiento del consumidor a la hora de tomar decisiones en el lineal".

El vínculo con el chocolate

Además de la coyuntura socioeconómica, hay dos hechos relevantes: las estrategias y los resultados de 2021. El primero y más destacado fue la adquisición de chocolate El Clavileño por parte de la empresa turronera líder Sanchis Mira junto a Turrones Picó. La cifra de la compra no ha trascendido, pero, sin duda, su adquisición a principios de junio dio el pistoletazo de salida de la temporada.

El 16 de junio se hacía público que dos empresas jijonencas, Sanchis Mira y Turrones Picó, adquieren la chocolatera de Villajoyosa Hermanos López Lloret. En un escueto comunicado, se indicaba que "la operación permite garantizar la sostenibilidad del negocio, mantener los puestos de trabajo y actividad de la misma, a la vez que abre nuevas posibilidades de desarrollo de la emblemática empresa. El Clavileño seguirá siendo gestionada por el actual equipo directivo dando continuidad a su operativa comercial".

placeholder Una mujer haciendo turrones en Jijona. (EFE/Jero Morales)
Una mujer haciendo turrones en Jijona. (EFE/Jero Morales)

Fuentes cercanas a la operación, han indicado a El Confidencial que tras el movimiento hay un vínculo familiar importante y que la compra no es al 50%. Todo apunta a un mayor peso de Sanchis Mira y a mantener el equilibrio accionarial existente, donde está también parte de la familia de Turrones Picó. Los últimos datos públicos del Registro Mercantil presentan a una empresa chocolatera con una facturación de 10.017.863,95 euros y un beneficio de 635.172,35 euros en 2020. El beneficio había bajado un 15,50% respecto a 2019.

El Clavileño era proveedor para estas dos grandes empresas y es que el chocolate es uno de los medidores de la temporada del turrón junto a la producción. Las últimas cifras aportadas por el Consejo Regulador fueron las navidades pasadas con 18 millones de kilos, 20 millones de tabletas de turrones de IGP y 50 millones de tabletas de turrón de obrador —se refiere a los de yema, a la piedra y chocolate— y 30 millones de kilos de chocolate.

Esperando cifras del 21

A pesar de la inflación y las dudas que genera cómo afectará la crisis energética a los costes de productores y consumidores, queda por conocer cómo salen las principales empresas de 2021. En líneas generales, el sector es bastante hermético a la hora de dar cifras; pero la radiografía viene repitiéndose en los últimos años. Estamos hablando de empresas de larga trayectoria, algunas centenarias como la propia Sanchis Mira, y de hasta nueve relevos generacionales. Algunas comparten accionariado en pequeños niveles por los vínculos familiares.

Foto: Se cree el guante pertenecía a un trabajador de la fábrica de turrones (EFE/Rodrigo Jiménez)

Las cuentas presentadas ante Registro revelan que Sanchis Mira, la empresa que dirige César Soler Coloma, facturó en 2020 un total de 120 millones de euros, lo que supuso un 5,26% más que en 2019 y un beneficio de 8,7 millones. Su tamaño la sitúa en un puesto destacado en el mercado, de hecho, representa el 66% de las ventas, según datos de Infoempresa. En la actualidad, tiene el hándicap de fabricar para Mercadona.

César Soler es, además, el presidente del Consejo Regulador desde septiembre de 2019 cogiendo el relevo tras el fallecimiento de Enrique Garrigós, expresidente de la Cámara de Comercio y voz del sector durante muchos años. Soler, poco dado a entrevistas, tenía sobre la mesa el delicado asunto de la denuncia de la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) que había impuesto multas por un importe total de 6,12 millones de euros a seis empresas fabricantes de turrones: Sanchis Mira, Almendra y Miel, Delaviuda Alimentación, Enrique Garrigós Monerris y Turrones Picó. En diciembre de 2021, la Audiencia Nacional consideró que no estaba probado que hubiera una operación para repartirse el mercado.

La compañía redujo ventas en un 12,97 % en la anterior temporada

Salvada la crisis de la CNMC, faltan por conocer la situación de otras empresas respecto a 2021. Fuentes consultadas por este diario, señalan cifras similares, si bien no se pueden descartar algunas pérdidas por el impacto que supusieron las medidas excepcionales de 2020 por la pandemia. En este caso, se encuentra Turrones Picó. La compañía redujo ventas en un 12,97% en la anterior temporada, pasando de 16,8 millones a 14,7 millones de euros, según los datos del Registro Mercantil.

La empresa, que ha aprovechado la pandemia para dar un salto generacional y situar a Ana Picó como consejera delegada, vio como sus beneficios decrecían un 28% y se situaban en 233.384 euros. No obstante, y, a falta de conocer los datos de sus directas competidoras, la marca sigue entre las cinco primeras del ranking.

placeholder El pico de ventas del turrón es en Navidad. (EFE/Ismael Herrero)
El pico de ventas del turrón es en Navidad. (EFE/Ismael Herrero)

Será interesante conocer, a medida que publique el Registro, los resultados de Confectionary Holding fabricante de El Lobo y 1880 que inició una nueva estrategia. El hito más destacado fue la apertura de una tienda de marca propia en la milla de oro madrileña. Y la paulatina entrada en la venta online de las otras. De todas maneras, el salto de facturación entre unas y otras empresas es considerable, de los 120 millones de Sanchis Mira a los 14 o 15 de las siguientes.

Día del turrón

En la radiografía del sector, falta por incorporar la apertura hacia reconocimientos locales e internacionales. En la primera cuota está la Fira de Nadal de Xixona. La localidad creó hace unos años un interesante escaparate comercial para las marcas aprovechando el puente de diciembre. Es como un pequeño mercadillo, pero sus cifras empiezan a ser considerables para el municipio. El Ayuntamiento contabilizó más de 90.000 visitantes y alrededor de 70 expositores en la edición de 2021.

El otro punto es la candidatura para que el 7 de noviembre sea declarado Día del Turrón. El nombramiento oficial depende de la ONU, pero la iniciativa lanzada por una alianza público-privada (Ayuntamiento de Xixona, Consejo Regulador, fabricante y Diputación de Alicante) considera ya un éxito el camino andado. La fecha enlaza con el comienzo de la producción este mes de junio, ese era el día en el que tradicionalmente se ponían los turrones en los lineales de los supermercados y comenzaban las ventas.

Los turrones que nos comeremos estas navidades comienzan a producirse en junio. En este mes, las máquinas se ponen en marcha para poder empezar a servir las primeras pastillas a los mercados internacionales. La pandemia le sentó relativamente bien a un sector que mueve aproximadamente 200 millones al año. Este año, el reto es sobreponerse a los costes energéticos y, sobre todo, a la incógnita del comportamiento del consumidor. El dulce estará o no estará en la cesta de la compra atendiendo a la inflación y a las economías familiares.

Navidad