Es noticia
Menú
Una familia gallega se encuentra la sorpresa más inesperada (y desagradable) en el turrón
  1. Alma, Corazón, Vida
UN GUANTE DENTRO DEL TURRÓN

Una familia gallega se encuentra la sorpresa más inesperada (y desagradable) en el turrón

Quisieron probar un nuevo sabor de su marca de confianza, pero se encontraron con algo más que con un dulce típico navideño

Foto: Se cree el guante pertenecía a un trabajador de la fábrica de turrones (EFE/Rodrigo Jiménez)
Se cree el guante pertenecía a un trabajador de la fábrica de turrones (EFE/Rodrigo Jiménez)

En las últimas semanas, rara es la casa en la que no ha habido una bandeja con diferentes dulces navideños esperando a ser devorados a la hora del postre. Polvorones, mazapanes y todo tipo de exquisiteces rivalizaban con el auténtico rey de estas fechas: el turrón. Sin embargo, una familia no pudo usar el turrón que había comprado por una extraña razón.

Dolores vive en Brion, una pequeña localidad gallega en la provincia de A Coruña. Lleva años consumiendo la misma marca de turrón y quiso terminar las fechas navideñas dándose un homenaje con una nueva variedad, el turrón de brownie, por lo que compró dos tabletas en su tienda habitual. Pagó 7,50 euros por las dos tabletas y se fue contenta a su casa.

Foto: La cadena de restaurantes ha pedido perdón y ha iniciado una investigación (Pexels)

La sorpresa llegó cuando abrió una de ellas. Allí, mezclado con el turrón, había un guante quirúrgico de color azul, "una asquerosidad" como ella misma lo ha calificado a La Voz de Galicia. Así que cogió la tableta de turrón e, indignada, se fue a la tienda para explicarles lo sucedido y, de paso, poner en alerta al establecimiento por si volvía a ocurrir.

Quieren estudiar lo sucedido

El supermercado quiso devolverle el dinero rápidamente, al mismo tiempo que le pedía perdón por lo ocurrido. Sin embargo, Dolores se había olvidado de la tarjeta de crédito en casa, por lo que aceptó que le cambiaran el producto por otro idéntico. Eso sí, pidió que se lo abrieran en la misma tienda para comprobar que estaba en buen estado y evitar otra sorpresa.

"Menuda guarrada, más en estos tiempos de covid, que hay que tener mucho cuidado con la salud"

Al mismo tiempo, esta gallega trató de ponerse en contacto con el fabricante del turrón. Primero, con un mensaje en un contestador automático; después, con un correo donde explicaba lo sucedido: "Menuda guarrada, y más en estos tiempos de covid, que hay que tener mucho cuidado con la salud… Qué clase de seguridad tienen ustedes para que algo así pueda suceder. Es una verdadera vergüenza, yo soy cliente desde hace años y esta es la primera vez que me sucede algo así".

Dolores ha pedido "una disculpa por su parte y una compensación, ya que han puesto mi salud y la salud de mi marido en riesgo". En la empresa, por su parte, han reconocido sentirse "realmente consternados de este grave suceso" y han asegurado que iniciarán una investigación para estudiar el suceso. De momento, ya tienen en su poder la barra de turrón afectada con el guante azul incluido.

En las últimas semanas, rara es la casa en la que no ha habido una bandeja con diferentes dulces navideños esperando a ser devorados a la hora del postre. Polvorones, mazapanes y todo tipo de exquisiteces rivalizaban con el auténtico rey de estas fechas: el turrón. Sin embargo, una familia no pudo usar el turrón que había comprado por una extraña razón.

Comida Virales
El redactor recomienda