Ximo Puig apuesta por extender los ERTE en el turismo y advierte de daños "irreversibles"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
RECLAMA A SÁNCHEZ QUE ACELERE LA LIQUIDEZ

Ximo Puig apuesta por extender los ERTE en el turismo y advierte de daños "irreversibles"

El barón valenciano reivindica la desescalada por sectores y territorios, aunque señala que tampoco será homogénea dentro de las autonomías. Reclama a Sánchez que acelere la liquidez a las CCAA

placeholder Foto: Soldados de fuerzas especiales del Ejército patrullan por la playa de Benidorm. (EFE)
Soldados de fuerzas especiales del Ejército patrullan por la playa de Benidorm. (EFE)

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha advertido este domingo de posibles "daños irreversibles" en los sectores económicos y ha reclamado al Gobierno que contemple un proceso de desescalada por sectores económicos y territorios, garantizado la seguridad de los trabajadores y si se dan las condiciones epidemiológicas, a partir del 9 de mayo, cuando esá previsto que termine la prórroga del estado de alarma anunciada por Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno mantuvo la videoconferencia dominical con los presidentes autonómicos, en la que el barón socialista, según explicó en una comparecencia posterior para los medios de comunicación, volvió a insistir en que el sector turístico y hotelero pueda disfrutar de una extensión en los expedientes de regulacion temporal de empleo (ERTE) considerados de fuerza mayor, a la vista de que es probable que sea el segmento económico que más tarde en recuperar la normalidad.

Patronal hotelera y sindicatos también han reclamado que los ERTE del turismo puedan prorrogarse hasta seis más fuerza mayor

Otorgar al turismo una consideración especial es algo que también reclamó este mismo domingo la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y los sindicatos CCOO y UGT, que han propuesto al Gobierno que se extienda por seis meses la fuerza mayor para tramitar ERTEs en el sector para protegerse ante la crisis del coronavirus, pues esta actividad tardara más en reanudarse. La propuesta se encuentra entre las que han elevado al Gobierno con el objetivo de hacer frente a la pandemia, e incluye el compromiso de realizar todas las acciones necesarias para la recuperación de la actividad, la pervivencia de las empresas y el mantenimiento del empleo, según recoge Europa Press.

placeholder Imagen de las instalaciones del hospital de campaña que se ha construido junto al Hospital La Fe de Valencia y que albergará cerca de 600 camas. (EFE)
Imagen de las instalaciones del hospital de campaña que se ha construido junto al Hospital La Fe de Valencia y que albergará cerca de 600 camas. (EFE)

Los agentes sociales también hicieron un llamamiento al Ejecutivo para que garantice una protección por desempleo para los trabajadores en situación de ERTE, incluidos los contratos fijos discontinuos, mediante prestaciones y ayudas públicas suficientes, sin exigencia de carencia, y la reposición de las prestaciones que pudieran consumirse durante la situación legal de desempleo temporal.

Foto: Pedro Sánchez y sus ministros, durante la sexta conferencia de presidentes, este 19 de abril en la Moncloa. (EFE)

En clave valenciana. Puig recordó que el turismo representa el 15% del empleo autonómico y "va a sufrir mucho" por lo que reclamó que las empresas dispongan de liquidez "para pasar travesía del desierto".

Tal vez anticipando el grave impacto que el confinamiento va a tener en la economía regional, Ximo Puig insistió en la necesidad de abordar en las próximas tres semanas cómo desescalar el cierre de la actividad de las empresas, dando cobertura "a la máxima seguridad sanitaria". Matizó que "estamos lejos del punto final" de la crisis del Covid, que existe el riesgo de que puedan producirse "rebrotes" o "retrocesos" y que hay encarar la apertura desde una visión "dinámica", "quirúrgica" y "capilarizada". Pero dejó claró que "los sectores económicos necesitan trabajar con más intensidad".

El presidente valenciano, que ha configurado su propio grupo de expertos para encarar las fases de la pandemia, ha sido uno de los defensores de diseñar un desconfinamiento con una perspectiva geográfica y no solo sectorial. Pero, según detalló, esto no quiere decir que tenga que hacerse por autonomías, sino que los Ejecutivos regionales, en tanto que conocedores de su realidad más cercana, participen en la apertura de espacios dentro de sus territorios. Todo indica que el Gobierno y las autonomías están trabajando en una desescalada por municipios. "El centralismo no es inteligente, pero todos los centralismos", dijo Puig en referencia a una visión que puede tenerse también desde las capitales administrativas autonómicas.

El dirigente socialista se refirió también a los 14.000 millones de euros de liquidez que Sánchez ha prometido a los gobiernos territoriales, vía anticipos de entregas a cuenta y trasferencias ordinarias y extraordinarias del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). En este sentido, Puig pidió al Gobierno que acelere esos mecanismos de liquidez para garantizar la suficiencia financiera a las CCAA. "Puede sonar que no es el momento, pero se ha de apostar por equidad e igualdad", señaló tras recordar que son las autonomías las que soportan una parte importante del social a través de la asistencia sanitaria, la ley de dependencia o las medidas complementarias que se están aplicando en la batalla contra el coronavirus y sus efectos sobre la población y la economía.

Exceltur cifra en 124.150 millones el impacto

La Alianza para la Excelencia Turística Exceltur advierte que, si se confirma el escenario de desescalada progresiva del sector hasta finales de año debido a la crisis del coronavirus, esto podría tener un impacto de 124.150 millones de euros en la actividad del sector en el año 2020, lo que supone una caída del 81,4% sobre el total de la actividad del año anterior.

Y eso no sólo afectaría a la industria del turismo, ya que, supondría a su vez, en valores absolutos, una mayor caída del PIB español que el previsto recientemente por el FMI, para el total de la economía española en el 2020.

La patronal turística ha monitorizado en los últimos días el impacto de la paralización de la actividad y ha constatado que las previsiones están empeorando de manera acelerada en las siete comunidades autónomas analizadas, en relación con el escenario central que había previsto hasta el pasado 30 de marzo.

Por ello Exceltur ha revisado otra vez al alza las pérdidas que podría registrar el sector turístico nacional este año teniendo en cuenta el postergamiento en los posibles plazos de arranque de las actividades turísticas, la inexistencia de protocolos "conocidos, precisos y consensuados", así como un calendario de aplicación en el tiempo.

A todo esto se suma un escenario macroeconómico complejo en Europa con la mayoría de los mercados afectados por la crisis del coronavirus, el efecto psicológico de una mayor seguridad en entornos cercanos, así como la reducción de la renta disponible para el gasto vacacional y el aumento del desempleo.

Todo ello llevaría a una primera previsión de que el PIB turístico caería a finales de 2020 en 92.556 millones de euros lo que supondría un descenso del 60,7% sobre el total de la actividad turística directa a indirecta estimada para 2019.

Pero en el caso de que se cumplan las peores previsiones tal y como anunciaron el pasado viernes los ministerios de Consumo, Trabajo y Hacienda que no prevén una desescalada del turismo antes de finales de año, Exceltur estima que las previsiones podrían ser aún peores.

La demanda podría no comenzar su recuperación hasta finales de año y no se generará ningún tipo de actividad económica. Además, el nivel de actividad turística en el verano, en el caso de haberla, estará muy vinculada a pequeños viajes de proximidad en España y llenos de restricciones, en instalaciones alojativas particulares o de tamaño reducido para evitar aglomeraciones y riesgos de contagio. 

Con todo ello Exceltur eleva hasta cerca de 125.000 millones de euros el impacto en la actividad turística del coronavirus siendo Cataluña una de las comunidades más afectadas con unas pérdidas de actividad turística respecto a 2019 en el entorno de los 25.218 millones de euros.

Le siguen Andalucía (20.888 millones), Madrid (15.442 millones), Baleares (13.520 millones, el 95,2% de su actividad turística de 2019) la Comunidad Valenciana (13.450 millones), Canarias (12.645 millones) y Galicia (5.685 millones). En el resto de comunidades se estima una pérdida de actividad de unos 22.611 millones de euros.

Ximo Puig ERTE Sindicatos Administraciones Públicas Noticias de Comunidad Valenciana UGT Seguridad Social Transporte
El redactor recomienda