Sánchez anuncia a las CCAA "14.000 M € de liquidez" y pide reforzar la atención primaria
  1. España
AMBIENTE MÁS RELAJADO EN LA SEXTA CONFERENCIA

Sánchez anuncia a las CCAA "14.000 M € de liquidez" y pide reforzar la atención primaria

Avisa a los presidentes regionales de que fortalecer los centros de salud es clave para definir la desescalada por territorios. Varios mandatarios le piden que se pueda hacer deporte al aire libre

Foto: Sánchez anuncia a las CCAA "14.000 M € de liquidez" y pide reforzar la atención primaria
Sánchez anuncia a las CCAA "14.000 M € de liquidez" y pide reforzar la atención primaria

Las comunidades autónomas contarán con "14.000 millones de euros extra de liquidez" para enfrentarse a la pandemia del Covid-19 en estos meses. Es el anuncio que Pedro Sánchez se reservó para este domingo, para la sexta conferencia de presidentes. La sexta consecutiva, apenas horas después de que anunciase el alivio del confinamiento para los niños a partir del 27 de abril, aunque de forma controlada. Ocasión en la que ya les advirtió de que para proceder a la desescalada por territorios el Ejecutivo tendrá muy en cuenta la fortaleza de la atención primaria, clave para la detección precoz de los casos de coronavirus. La respuesta de las autonomías, este 19 de abril, distaba de la de la semana pasada, pues el ambiente era, según comentaban distintos líderes regionales, más distendido, aunque también trasladaron sus demandas, como un horizonte más detallado de desescalada o que los adultos puedan hacer deporte al aire libre.

Según les dijo el presidente del Gobierno en su intervención inicial, las CCAA ya van a cobrar más de 2.800 millones de euros de las actualizaciones de entregas a cuenta. El primer pago se hizo el 23 de marzo y el 50% restante lo percibirán la semana próxima. Pero ahora está en tramitación, siguió, los 5.500 millones como adelanto del 50% de la liquidación definitiva del sistema de financiación autonómica que corresponde al año 2018. "E incluyendo todos los conceptos de sistema de financiación, es decir las entregas a cuenta, el reintegro 2008/2009 y la liquidación definitiva, las comunidades contaréis con 115.887,2 millones de euros frente a los 107.980 millones de euros del año 2019. Es la mayor cifra jamás registrada y supone un aumento del 7,3% respecto al año anterior", les detalló.

El presidente recordó que a finales de marzo la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos aprobó ya el reparto del segundo trimestre de los fondos de financiación de las CCAA, del fondo de liquidez autonómica (FLA). En concreto, 2.365,75 millones de euros que los territorios están ya recibiendo. También "está previsto", les dijo, tramitar el extra del FLA para financiar el desvío de déficit registrado por las comunidades en 2019 (5.500 millones que el Gobierno "facilitará"). Además, Sánchez les desgranó las partidas especiales que el Ejecutivo ha ido sacando adelante para que las autonomías dispongan de más recursos (300 millones de euros para acciones urgentes de sanidad, otros 300 millones de euros para la dependencia, 25 millones para los niños más afectados por el cierre de colegios, que les impedía disfrutar de las becas de comedor).

El presidente incide en que reforzar los centros de salud es clave para la detección precoz de los casos para después aislar a los positivos


Respecto a la estrategia de salida del confinamiento, insistió en que en todo momento el Gobierno actuará basándose en el asesoramiento del comité científico. Es la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, la encargada de coordinar los grupos de trabajo de expertos y ella, junto con Sanidad, estará en contacto con los responsables nombrados por las CCAA para que en los próximos días se pueda ir "afinando y conociendo de manera mucho más exacta" las propuestas de desescalada de los territorios. Sánchez subrayó a los presidentes que para la transición será "decisivo ir preparando el manejo de los casos Covid-19 en atención primaria". Porque es la primera barrera de entrada y la que puede evitar el colapso de los hospitales. Es más, el líder socialista les manifestó su petición de que refuercen la atención primaria. De hecho, uno de los elementos "fundamentales" para definir cómo se hace la estrategia de salida en cada territorio será ese, la fortaleza de los centros de salud. Los ambulatorios.

Foto: Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

Page: "Mucho diálogo" entre CCAA

Y es que, les dijo, hay "cuatro puntos clave" de cara a la desescalada. Primero, "asegurar la detección precoz y la capacidad diagnóstica para los casos detectados en atención primaria". Después, asegurar el aislamiento de estos positivos —y para ello ya les pidió hace semanas la lista de equipamientos públicos y privados de que podría disponer la Administración para separar a los asintomáticos—. Tres, "garantizar que los sistemas de información permiten una monitorización estrecha de esos casos. Y cuatro, asegurar "la localización y seguimiento de los contactos" de los contagiados.

Torra reclama a Sánchez que le deje gestionar el desconfinamiento y Urkullu, que se permita la apertura controlada de negocios desde el 27-A

Ayer ya adelantó el jefe del Ejecutivo que permitirá una salida "asimétrica" del enclaustramiento. Podrá ser no tanto por CCAA, sino por zonas, en función de unos marcadores, que no detalló, y de la evolución de la pandemia. Atiende así al requerimiento planteado por varios territorios. Este domingo, el jefe del Govern, Quim Torra, le pidió que le deje gestionar el desconfinamiento, porque cada territorio precisa de respuestas específicas y adaptadas a su realidad. En rueda de prensa posterior, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, le recordó que mientras perdure el estado de alarma, la autoridad competente es el Gobierno. Es Sánchez quien decide, no las CCAA.

El sentir de los presidentes autonómicos, a lo largo de las cuatro horas de reunión por videoconferencia, era el de demandar una salida progresiva y flexible, y también 'personalizada', según territorios. Así, el 'lehendakari', Iñigo Urkullu, prefiere, frente a la "desescalada asimétrica" que invoca Sánchez, bajo el mando de Madrid, un proceso diseñado "de modo compartido y singularizado desde la coordinación y la corresponsabilidad". El líder vasco demandó que el alivio del enclaustramiento se abra a otros sectores. Por ejemplo, que a partir del 27 de abril, puedan abrirse comercios y negocios de manera muy controlada, y que además de que los niños puedan dar un paseo, también los adultos puedan practicar deporte en la calle. Reivindicación esta última que compartió igualmente el presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, o el máximo responsable valenciano, el socialista Ximo Puig.

Isabel Díaz Ayuso (PP), presidenta de Madrid, se preguntó por qué no se deja salir a las embarazadas o personas que "por sus circunstancias" lo necesiten. Ayuso apoya la desescalada por territorios porque en cada comunidad hay "problemas, climatologías y dispersión geográfica diferentes", pero entiende que sobre todo se ha de atender el criteriio médico y sanitario y no "político". Incluso la dirigente conservadora respaldó el ingreso mínimo vital que prepara el Gobierno aunque destaca que tiene que servir como "palanca de empleo".

Sánchez anuncia un anticipo de 14.000 millones de euros para las comunidades autónomas

Guillermo Fernández Vara, jefe del Ejecutivo extremeño, estuvo de acuerdo en que se debería permitir hacer ejercicio en la calle y opinó que habría de extenderse la autorización para dar un paseo a los menores de hasta 14 años —la edad pediátrica—, y no de hasta 12, como dijo ayer Sánchez. No obstante, los criterios quedarán definidos tras el Consejo de Ministros de este martes. El socialista asturiano Adrián Barbón proclamó que el Principado ya está preparado para iniciar la fase dos —es de las CCAA menos afectadas ahora mismo— y también apoyó las salidas controladas para hacer deporte. María Chivite (PSOE) también declaró Navarra "razonablemente" lista para afrontar la reapertura.

Ayuso está de acuerdo con que salgan los niños pero partiendo de la "cautela"

El popular Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, demandó que su comunidad, menos afectada por el Covid-19, sea de las primeras en salir del confinamiento. El gallego Alberto Núñez Feijóo pidió más información sobre el horizonte de la desescalada, para dar "certeza" a familias, trabajadores y agentes económicos. Es preciso, sostuvo, una "hoja de ruta aproximada" de los pasos que vaya a dar el Ejecutivo, que Sánchez no ofreció ayer por la dificultad de anticipar escenarios. Y, para deshacer el entuerto respecto a los test rápidos —la Xunta informó de que emplearía los 100.000 kits enviados por el Gobierno central para hacer un estudio de seroprevalencia propio, que Sánchez desautorizó porque ya lo está preparando Sanidad—, señaló que compartiría los resultados de su cribado masivo con la Moncloa.

Foto: El plan del Gobierno para rastrear a 30M de españoles con una 'app' tras el confinamiento

El presidente castellanomanchego, el socialista Emiliano García-Page, más crítico con Sánchez la pasada semana, rebajó mucho el tono en esta ocasión. Aplaudió que la estrategia de desescalada sea "flexible", "que se baje a la particularidad de cada territorio, pero con mucha coordinación", bajo la tutela del Gobierno central y "con mucho diálogo entre CCAA". Es "evidente", por ejemplo, que lo que haga Madrid afecta a las regiones limítrofes, y viceversa. Page también llamó a la reflexión de cómo reorganizar el sistema sanitario y residencial (los centros de mayores están siendo un peligroso foco de infección) mientras el virus esté latente y no haya vacuna.

Foto: Andalucía elabora ya un mapa por comarcas para la vuelta a la "nueva normalidad"

"Acuerdo interinstitucional"

También Vara estuvo de acuerdo con la necesidad de "cautela y prudencia" para afrontar un desconfinamiento que habrá de abordarse por comarcas, municipios o barrios. Y otro presidente socialista, el líder aragonés Javier Lambán, reiteró su propuesta de que la salida sea diferente en la España urbana y en la rural, empezando primero por los pueblos pequeños. "Ni todo el mundo tiene que hacer lo mismo, ni cada comunidad autónoma pueda hacer lo que le dé la gana", aseguró por su parte el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), quien ve necesario combinar unas "condiciones iguales para toda España" y al tiempo unas medidas de desescalada que se decidan "codo con codo" con las CCAA, informa EFE. Los presidentes de Canarias y Baleares, los socialistas Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, que ya se coordinador para pedir una transición por territorios, agradecieron la decisión del presidente. La dirigente balear pidió herramientas para el control sanitario de los visitantes al archipiélago y su homólogo canario, que haya "un desconfinamiento insular" y se mantengan las actuales restricciones aeroportuarias.

Las CCAA se muestran de acuerdo con una desescalada diferenciada por territorios, aunque piden información del "horizonte" de salida

Sánchez, además, volvió a insistir en la importancia de articular unos nuevos Pactos de la Moncloa, en el que trabajen unidos partidos políticos, agentes sociales, comunidades y ayuntamientos. Aunque ahora mismo la viabilidad de esos hipotéticos acuerdos para la reconstrucción económica y social depende de la reunión de mañana lunes con Pablo Casado. Sánchez apela a un "acuerdo interinstitucional entre el Gobierno y los gobiernos autonómicos" y que incorpore a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), cuyo presidente es el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero.

Puig aboga por un desconfinamiento que atienda a razones geográficas y sectoriales

El jefe del Ejecutivo insistió en la importancia de la "máxima coordinación, colaboración y cooperación" –"mucha más de la que hemos tenido hasta ahora"—, porque el reto es de "enorme magnitud" de cara a la desescalada. Como hiciera ayer, reconoció que habrá políticas de salida que funcionarán y otras que no y que habrán de revisarse, de modo que la receta, apuntó, es la "máxima generosidad y humildad política e institucional". Sánchez remarcó que su propuesta de unidad es de "corazón".

Asimismo, animó a los presidentes a sumarse al acuerdo educativo para cerrar el curso escolar 2019/2020. Del pacto, trenzado por la ministra Isabel Celaá, se se han descolgado Andalucía, Madrid, Castilla y León—las tres del PP, que no están de acuerdo con que la promoción sea la regla general— y Euskadi —liderada por el PNV, que quiere su propio camino—. "Adoptar una medida común que es razonable, que es positiva, no supone la más mínima merma de las competencias propias que tenéis todas y cada una de las CCAA", les dijo, según fuentes presentes en la reunión. Ayuso dijo no compartir ese "aprobado general", pero sí adecuar el tercer trimestre a las circunstancias personales de cada alumno.

Lambán apuesta por empezar la desescalada por los pueblos pequeños

La reunión concluyó tras algo más de cuatro horas y fue bastante menos turbulenta que la anterior. Presidentes socialistas consultados hablaban de ambiente más relajado y "constructivo", incluso por parte de los mandatarios del PP. "Lo que ocurre es que algunos se han dado cuenta ya de que esto deja en segundo lugar muchas prioridades", resumía un barón del partido del presidente. La mayor cordialidad de esta sexta cumbre tuvo al menos dos traducciones: los presidentes felicitaron a Fernández Vara por el nacimiento de su primera nieta, Teresa, esta misma semana, y Sánchez invitó a Ayuso a ir a participar en la siguiente conferencia desde la Moncloa tras los problemas de conexión de las dos últimas semanas.

La sensación imperante en varios de los asistentes es que quizá el buen clima de este domingo sea un preludio de la entrevista por videoconferencia de este lunes de Pablo Casado con Pedro Sánchez, la que puede abrir o cerrar la puerta a unos nuevos Pactos de la Moncloa.

97 millones de unidades de material

En su intervención inicial, Pedro Sánchez apuntó que "son ya casi 97 millones de unidades en material sanitario repartidos" por las comunidades autónomas. Cantidad que tiene un valor de 939 millones de euros. Sanidad ha distribuido 63 millones de mascarillas, dos millones de kits de diagnóstico rápido, 30 millones de guantes de nitrilo y más de 2.000 respiradores no invasivos. También se han suministrado 20 ventiladores invasivos. 

El presidente sacó pecho del aumento de las pruebas PCR realizadas. 930.000 hasta el 13 de abril, y se ha pasado de 20.000 a 47.000 diarias. De manera complementaria se están utilizando los test rápidos en zonas de alta prevalencia (residencias y hospitales). 

Pedro Sánchez Juanma Moreno Francina Armengol Teresa Ribera Castilla y León Baleares Adrián Barbón Javier Lambán Canarias María Chivite Partido Popular (PP) Isabel Díaz Ayuso Pablo Casado Guillermo Fernández Vara PSOE Emiliano García-Page Iñigo Urkullu Ximo Puig Miguel Ángel Revilla Alberto Núñez Feijóo Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) FEMP Abel Caballero Pandemia Financiación autonómica Coronavirus Moncloa Angel Víctor Torres
El redactor recomienda