Ximo Puig negocia con Montero un anticipo de 1.500M para afrontar la crisis del Covid
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
ADELANTO DEL EXTRA FLA PARA PAGAR PROVEEDORES

Ximo Puig negocia con Montero un anticipo de 1.500M para afrontar la crisis del Covid

Hacienda y la Generalitat barajan adelantar el FLA extraordinario por exceso de déficit para encarar el gasto sanitario, pagar a proveedores y evitar un colapso de liquidez autonómico

placeholder Foto: Ximo Puig y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
Ximo Puig y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

El Ministerio de Hacienda y la Generalitat valenciana han iniciado una vía de diálogo para paliar las carencias de liquidez que está sufriendo la caja autonómica como consecuencia del déficit acumulado el año pasado y los gastos extraordinarios provocados por la crisis del coronavirus. La Comunidad Valenciana cerró 2019 con un desfase contable del 1,71% del PIB regional, cerca de 2.000 millones de euros. El Ejecutivo de Ximo Puig, que el otoño pasado tuvo que aplicar recortes en el presupuesto para llegar a fin de año, ha explicado ese desequilibrio por los problemas de insuficiencia financiera derivada del sistema de reparto de recursos y sostiene que, de no ser por este castigo, el déficit se habría situado en el 0,41%, equivalente a la media del conjunto autonómico.

Ese agujero de casi 1.500 millones tiene que taparse vía inyecciones extraordinarias del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Es lo que ocurre todos los años desde que se habilitó este mecanismo de préstamos internos del Estado para suplir las tensiones de tesorería de los territorios que no pueden financiarse en los mercados. Normalmente, el Gobierno completa ese desembolso en las autonomías que no cumplen con los objetivos de déficit a partir de otoño, aunque algunos ejercicios incluso ha llegado en diciembre, casi al borde de terminar el año. Se hace previa elaboración de un plan económico-financiero para ajustar el presupuesto, una suerte de 'penalización' por el desfase.

Compromís ha pedido también que Hacienda no haga las retenciones del Fondo de Suficiencia, que considera perjudiciales para la comunidad

El ministerio de María Jesús Montero y la Conselleria de Hacienda están tratando de abrir una vía para adelantar el dinero a finales de abril o mayo. La cifra no está cerrada, pero la Generalitat quiere pelear por alcanzar los 1.500 millones. El mecanismo serviría tanto para la Comunidad Valenciana como para Murcia, los dos territorios más castigados por el actual sistema de financiación, y aliviaría la asunción del coste que tienen para estas autonomías las medidas de respuesta social a la crisis del coronavirus, tanto en la vertiente de gasto sanitario como de acciones complementarias a las habilitadas por el Estado, como las ayudas a los autónomos y trabajadores afectados por ERTE anunciadas por el Consell valenciano. La tercera autonomía con mayores problemas de suficiencia, Andalucía, está tratando también de que el Gobierno introduzca la deuda autonómica privada en la negociación de una posible reestructuración con Bruselas, tal como relató el consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, a El Confidencial.

placeholder Obras del hospital de campaña junto al Hospital La Fe de Valencia. (EFE)
Obras del hospital de campaña junto al Hospital La Fe de Valencia. (EFE)

"Cada territorio tiene sus particularidades. Nosotros tenemos otras necesidades y no es nuestra prioridad, porque la Comunidad Valenciana tiene casi el 80% de su deuda con el Estado y podemos absorber los vencimientos de deuda privada", señalan fuentes de la Conselleria de Hacienda. El departamento que dirige el socialista Vicent Soler tiene como horizonte máximo lograr que el Estado compense y limpie del pasivo de la Generalitat la deuda acumulada como consecuencia de las deficiencias del sistema de financiación. Es algo que no han aceptado hasta ahora ni el Gobierno de Mariano Rajoy ni el de Pedro Sánchez.

Foto: El presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)

También se da casi por descontado que la promesa de la ministra de Hacienda de presentar en otoño una propuesta de reforma del sistema de financiación ha quedado en suspenso por la urgencia de atender la crisis sanitaria del Covid-19. De ahí que los esfuerzos se estén concentrando en negociar vías de liquidez más inmediatas, señalan desde el entorno de Soler. "Es el problema inmediato ahora. Tenemos gastos extraordinarios; estamos en primera línea de fuego en sanidad, donde hemos contratado a 5.000 personas más, en emergencia con los hospitales de campaña, en el ámbito sociosanitario…", señalan tras recordar también el esfuerzo en el ámbito educativo.

Las mismas fuentes explican que una de las urgencias es tratar de atender los pagos a proveedores, la deuda comercial, antes que los vencimientos de deuda financiera. En esto están centradas las conversaciones, con la esperanza de que el anticipo del extra FLA puede hacerse efectivo antes de junio.

Freno al Fondo de Suficiencia

Esta solución particular para la Comunidad Valenciana y Murcia se sumaría a los anticipos de entregas a cuenta que el Gobierno de Pedro Sánchez anunció el pasado 12 de marzo, dentro de las medidas para mejorar la caja de las autonomías, que son las que soportan el gasto sanitario.

En paralelo, el diputado de Compromís Joan Baldoví ha presentado una iniciativa en el Congreso en la que pide al Gobierno que libere a los territorios infrafinanciados de las retenciones que hace de las entregas para el llamado Fondo de Suficiencia. Este fondo y su particular sistema de redistribución de estas retenciones son los que más distorsionan el reparto, según denuncian desde el Gobierno valenciano, porque convierten en contribuyentes netos autonomías como la valenciana y Murcia, con un PIB per cápita inferior a la media española. Pobres pagando como ricos.

Ximo Puig María Jesús Montero Coronavirus Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda