'TRACKING' IMOP PARA EL CONFIDENCIAL

La izquierda ganará las valencianas y pelea las generales por la división de PP, Cs y Vox

Puig aprovecha el tirón del PSOE y se garantiza la Generalitat con respaldo de Compromís y Podemos. Fuerte presencia del voto dual entre las dos urnas en favor de los de Mónica Oltra

Foto: Ximo Puig y Mónica Oltra, en las Cortes Valencianas. (EFE)
Ximo Puig y Mónica Oltra, en las Cortes Valencianas. (EFE)

La izquierda mantendrá el poder regional en la Comunidad Valenciana tras las elecciones del 28 de abril, con un Ximo Puig mucho más reforzado como presidente de la Generalitat si revalida el Pacte del Botànic con Compromís y Podemos. Este es el resultado que arroja el reparto de escaños en el Parlamento regional a partir del estudio demoscópico de IMOP Insights para El Confidencial. Según estos datos, el PSPV-PSOE obtendría una victoria clara en los comicios autonómicos, con un 26,6% de los votos y 30 escaños, siete más de los que tiene actualmente, que sumados a los 19 de Compromís (19,1%) y los ocho de Podemos (8,8%) superarían holgadamente la barrera de los 50 escaños que otorgan la mayoría absoluta. En el lado contrario, el Partido Popular de Isabel Bonig sufriría un importante retroceso, al pasar de 31 a 20 parlamentarios, con casi seis puntos menos (20,5%), mientras que Ciudadanos mejoraría ligeramente su representación (de 13 a 14). Vox irrumpiría por primera vez en la Cámara autonómica con un 7% de los votos y ocho diputados.

La proyección nace del acumulado de electores consultados por IMOP Insights en el 'tracking' para El Confidencial entre el 17 de marzo y el 14 de abril. Se trata, por tanto, de las mismas personas residentes en la Comunidad Valenciana (617) que responden al cuestionario para las elecciones generales, lo que permite analizar y comparar el comportamiento en las dos citas electorales. Y la diferencia es sorprendente, porque rompe el esquema clásico de bloques ideológicos. Mientras en las elecciones para las Cortes Valencianas, que Puig decidió adelantar un mes para sumar fuerzas con Pedro Sánchez y aprovechar la movilización socialista, la victoria de la izquierda es aplastante, con un 54,5% de respaldo y 57 escaños, en las generales se invierten los apoyos: el PSOE crece en votos hasta el 28,5%, pero la derecha sumaría un 50,6% de los sufragios frente al 45,6% del conjunto progresista.

El bloque conservador no mejora en generales por efecto del Partido Popular, que con un 20,3% mantiene por los pelos el porcentaje de apoyo de autonómicas, sino por el mayor respaldo que reciben Ciudadanos (17,8%) y Vox (12,5%) en la urna del Congreso. "Si se ponen en relación los resultados en Valencia entre las autonómicas y las generales, se confirma que, como sucedió en las anteriores convocatorias, la derecha en esa comunidad sale claramente más reforzada en las elecciones generales que en las regionales", sostiene el análisis de IMOP Insights para El Confidencial.

El PSOE se consolida y gana las generales, pero el travase de voto a Compromís es lo que apuntala a Ximo Puig en las autonómicas

Esta discrepancia tendría consecuencias en la distribución de diputados al Parlamento nacional. El PSOE ganaría las generales en la Comunidad Valenciana, algo que no ocurría desde 1989, y obtendría 10 representantes, pero las tres derechas sumarían 17 actas sobre un total de 32. Podemos arrancaría tres escaños y Compromís, apenas dos, muy lejos de su objetivo de lograr grupo parlamentario propio. En 2016, los de Pablo Iglesias y los de Oltra comparecieron en una lista conjunta y cosecharon nueve diputados, por lo que se dejarían cuatro por el camino que van a parar a la cesta de los socialistas.

La hipótesis de participación, a partir de las respuestas de los entrevistados, varía del 67% al 71% entre la convocatoria territorial y la nacional. Queda por dilucidar, por tanto, en qué medida la intención dual que reflejan los encuestados se traducirá en la práctica cuando ejerzan su derecho a voto el próximo 28 de abril, y si alguna de las dos urnas acabará teniendo más influencia sobre la otra. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que la última ola del 'tracking' de IMOP Insights detecta una desmovilización del votante del Partido Popular de Pablo Casado y un frenazo importante de Vox.

Queda por dilucidar en qué medida la intención dual que reflejan los encuestados se traducirá en la práctica cuando ejerzan su derecho a voto

La clave del fuerte refuerzo de la izquierda en las autonómicas es el trasvase de votos que recibe Compromís con respecto de la urna de las generales, al pasar de un 5,6% de los votos a un 19,1%. Ximo Puig recibe el 7,6% de las papeletas del PP y el 8,9% de Ciudadanos. Pero importantes porcentajes de electores que aseguran que votarán al PSOE (19,4%), Podemos (36%) e, incluso, Ciudadanos (16%) para el Congreso se decantarán por la formación que lidera Mónica Oltra a la hora de elegir entre los candidatos a la Generalitat. La fuga de papeletas desde la formación naranja revela cómo la atracción de Compromís va más allá del eje izquierda-derecha e introduce un factor territorial o regional que le hace perder apoyos frente a los grandes partidos nacionales y recuperarlos cuando juega en casa. Es lo mismo que le ocurre a Vox, pero en sentido inverso, pues vería reducido su respaldo de un 11,5% en generales a un 7% en autonómicas. El grueso del voto dual del partido de derecha radical de Santiago Abascal se marcha al PP (28%) y Ciudadanos (12%), según las tablas de voto más simpatía. Ese juego múltiple de trasvases por el voto dual y la diferencia de participación declarada explican la discrepancia entre los dos resultados para una misma fecha de elecciones.

Por recuerdo de voto, los votantes de Compromís son los más convencidos de volver a participar del proceso electoral autonómico, seguidos de los de Unidas Podemos. Por el contrario, son los que votaron al Partido Popular y Ciudadanos en 2015 los que menos decidido tienen ir a votar en la actualidad. En relación con las elecciones de mayo de 2015, la tabla de transferencias confirma las buenas expectativas para el PSOE, ya que mantiene una alta fidelidad de voto. Por el contrario, una parte muy importante del electorado del PP de 2015 'emigra' a Ciudadanos (15,1%) o a Vox (11,8%). También Ciudadanos sufre una pérdida importante: 15,3% para Compromís, 10,4% para PSOE y 8,6% para Vox, según se desprende del informe de IMOP. Con respecto a cuatro años atrás, Compromís también absorbe más de un tercio de los votantes que afirman haber apoyado a Esquerra Unida, formación federada de Izquierda Unida que ahora acude coaligada con Podemos a las autonómicas.

Ficha técnica


Universo: personas de 18 años y más con derecho a voto en las elecciones Generales, residentes en la comunidad Valenciana.

Tamaño muestral: 617 entrevistas.

Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 44% de las entrevistas se realizaron a individuos localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: con el fin de minimizar posibles desajustes de campo y adecuar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio; y equipamiento telefónico en el hogar.

Margen de error de muestreo: ±4,0 puntos porcentuales para p=q=50% y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 17 de marzo al 14 de abril de 2019.

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, S.A*.

*IMOP Insights se acoge al código internacional CCI-ESOMAR para la práctica de la investigación social y de mercados. 

IMOP Insights cumple con los requisitos establecidos en la Norma UNE-ISO 20252.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios