Podría pactar con Compromís o con Ciudadanos

El CIS da una amplia victoria a Puig para formar gobierno en Valencia y hunde al PP

El barómetro de las autonómicas augura una nueva presidencia del barón del PSOE, que podría reeditar un nuevo Pacto del Botànic sin Podemos o, incluso, explorar una negociación con Ciudadanos

Foto: Mónica Oltra y Ximo Puig, en el centro, cuando renovaron el Pacto del Botànic. (EFE)
Mónica Oltra y Ximo Puig, en el centro, cuando renovaron el Pacto del Botànic. (EFE)

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) augura una amplia victoria al PSPV-PSOE de Ximo Puig en las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril. El barómetro, conocido este jueves, otorga a los socialistas un respaldo del 30,9% del electorado que podría traducirse en una horquilla de entre 33 y 36 diputados, más de diez escaños de los que obtuvo en 2015. Este resultado, unido a un fuerte hundimiento del Partido Popular, situaría al actual 'president' de la Generalitat en condiciones inmejorables para renovar su cargo y negociar un nuevo acuerdo con sus actuales socios de Compromís, que aguantarían el tipo con 17 o 18 actas (16,9% de los votos), hasta dos menos de las que tiene actualmente. En la horquilla más baja, los dos integrantes actuales del Gobierno valenciano sumarían 50 escaños, mayoría absoluta en un Parlamento de 99 diputados, lo que consolida el actual experimento progresista y la alianza socialista con los de Mónica Oltra.

El sondeo, elaborado entre el 15 y el 24 de marzo con 1.375 entrevistas, registra un importante retroceso de Podemos, que tras coaligarse con Esquerra Unida salvaría los muebles con un 8,3% de los votos, pero se dejaría representación al pasar de los 13 escaños que tiene ahora a apenas 7 u 8. La formación morada perdería la posición determinante y de influencia que tiene ahora en el acuerdo del Botànic. En conjunto, los partidos de izquierda concentrarían el 56,1% de las papeletas, unos dos puntos más que el resultado que obtuvieron las mismas siglas hace cuatro años.

Además del fuerte crecimiento de los socialistas, el mayor terremoto electoral se produce en las filas de la derecha. El Partido Popular, con apenas el 15,4% de apoyos entre el electorado, perdería hasta doce diputados, al pasar de 31 actas en 2015 a apenas 18 o 19 en abril de 2019. Una parte importante de la sangría se reparte entre Ciudadanos, que lograr crecer entre tres y seis diputados (16%), y podría incluso servir de muleta a Ximo Puig para formar Gobierno, pues la horquilla otorga la posibilidad de sumar una mayoría absoluta con el PSPV-PSOE. No obstante, el candidato de la formación naranja, Toni Cantó, ya ha dicho que no tiene intención de respaldar a los socialistas. El sondeo le sitúa en porcenataje de votos como principal líder de la oposición, pues el PP de Isabel Bonig dejaría ser primera fuerza de la derecha.

El estudio electoral (consúltelo aquí completo) refleja también una entrada de Vox en las Cortes Valencianas, pero con muchos menos apoyos de los que vaticina en las generales. La formación de Santiago Abascal se estrenaría con un 6,5% de los sufragios y sería última fuerza con entre cinco o seis diputados. En este sentido, parece penalizar a la formación derechista el perfil bajo y desconocido de su candidato a la Generalitat, el profesor de Derecho Romano, José María Llanos.

El CIS detecta más de un 38% de indecisos y advierte que su voto podría modificar la asignación de escaños que hace la encuesta

Pese a todo, la encuesta refleja un elevado porcentaje de indecisos. Más del 38% de los encuestados confiesa que todavía no tiene decidido su voto, aunque el 74,9% asegura que tiene intención de acudir el domingo a las urnas. El CIS ha elaborado su proyección sobre una participación estimada del 71,2%, dos puntos por encima de la que se produjo en mayo de 2015. "El alto número de indecisos da lugar a que muchos escaños no puedan asignarse con exactitud en estos momentos lo que podría modificar los resultados", afirma el centro presidido por José Félix Tezanos. El hecho de que la urna autonómica coincida con las de las generales, donde los resultados que estima el CIS entre bloques son más ajustados, podría arrojar una distribución final en las Cortes Valencianas a la que proyecta el CIS.

Oltra, mejor valorada que Puig

En cuanto a la valoración de líderes, Mónica Oltra obtiene mejor puntuación (5) que Ximo Puig (4,8) y es la única que aprueba. Sin embargo, el barón socialista es el preferido para la presidencia de la Generalitat, con un 22% de apoyos frente al 15,6% de la lideresa de Compromís. Rubén Martínez Dalmau, candidato de Podemos, es el menos conocido y también el peor valorado, con un nota de apenas 3,3.

Los socialistas valencianos lograrían la primera posición en Castellón, Valencia y Alicante. En Castellón, donde los resultados son más ajustados, el escenario sería el siguiente: el PSOE-PSPV obtendría entre 7 y 8 escaños, el Partido Popular entre 6 y 7 escaños, Ciudadanos entre 4 y 5 escaños, Compromís repetiría con 4 escaños, Unides Podem-EUPV lograría entre 1 y 2 escaños, y VOX sacaría un escaño.

En Valencia el PSOE-PSPV obtendría entre 13 y 14 escaños, el Partido Popular sacaría 6 escaños, Compromís lograría entre 9 y 10, Ciudadanos entre 6 y 7, Unides Podem-EUPV sobre 3, y VOX sacaría 2 escaños.

Y en Alicante los socialistas valencianos obtendrían entre 13 y 14 escaños, el Partido Popular unos 6 escaños, Compromís se quedaría con 4, Ciudadanos podría lograr entre 6 y 7 escaños, Unides Podem-EUPV sobre 3, y VOX se movería entre 2 y 3 escaños.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios