la ventas globales se reducen un 10% hasta junio

España saca jugo al CETA con Canadá: la exportación de cítricos se dispara un 113%

La venta de productos del campo se dispara por el sector citrícola. El primer semestre del año se salda en favor de Canadá en ventas a España, que reduce un 10% sus exportaciones globales

Foto: Un recolector de naranjas en un campo valenciano. (EFE)
Un recolector de naranjas en un campo valenciano. (EFE)

El acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) entró en vigor en septiembre del año pasado y, aunque es pronto para hacer un balance global a largo plazo, los primeros datos de intercambio reflejan que el país norteamericano parece, por ahora, haberse beneficiado más que el sector exportador español. Las ventas desde España se redujeron un 10% entre enero y junio en comparación con el primer semestre de 2018, con 787 millones de euros en productos exportados, según los datos que maneja el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) a partir de las salidas de Aduanas. De mantenerse esta tendencia el resto del año, se frenaría el ritmo de crecimiento de exportaciones a Canadá, con mejoras anuales periódicas en el último trienio que alcanzaron el 10,5% el año pasado.

Fuentes del ICEX en la oficina comercial de Ottawa señalan que el ejercicio no está cerrado, que es prematuro sacar conclusiones por los ajustes en Aduanas y que los beneficios del CETA van más allá de la reducción de barreras comerciales y ofrece muchas ventajas en materia de libre implantación de empresas españolas en Canadá.

Mejor le ha ido a Canadá en su relación bilateral. En seis meses ha enviado a España productos por valor de 863,9 millones, un 5,8% más, por lo que ha optimizado su balanza comercial con un saldo favorable de 77 millones. Minerales, combustibles y el sector aeronáutico y de equipamientos de transporte tienen un importante peso en su cartera de productos. Juegan un papel clave las factorías de Bombardier, la compañía con sede en Montreal (Quebec) que suministra aeronaves y recambios a la empresa española Air Nostrum, franquiciada de vuelos regionales de Iberia.

Protesta contra el CETA en una visita de Justin Trudeau a Alemania. (EFE)
Protesta contra el CETA en una visita de Justin Trudeau a Alemania. (EFE)

No obstante, sí hay un sector que ha comenzado a sacar jugo del nuevo marco de relaciones bilaterales con la Unión Europea. El CETA suprime los derechos arancelarios a los productos del campo español y la liberalización ha comenzado a dar sus frutos. Entre enero y junio de este año se incrementó un 89,3% el volumen de ventas de frutas y hortalizas a Canadá, según datos de Statistics Canada, la oficina estadística de este país. Las cifras son más destacables en términos porcentuales que absolutos porque suponen apenas 64 millones de euros en exportaciones para un sector que el año pasado comercializó fuera de España más de 12.700 millones, pero a la vez revelan el potencial de crecimiento en un país con una población algo inferior a la española, 37 millones de personas. No obstante, el ICEX reduce en sus informes a 45 millones las ventas hortofrutícolas, pero recoge igualmente un incremento del 70% en el primer semestre con respecto al mismo periodo del año anterior.

Por ahora, Canadá se ha visto más beneficiada por el CETA en sus ventas a España, que crecieron un 5,8% hasta junio. Las españolas cayeron un 10%

Este fuerte incremento en flujo de productos del campo español hacia Canadá viene dado especialmente por el sector citrícola, que concentra cerca del 90% del total de las ventas. Tomando como referencia la misma fuente canadiense, la exportación de naranjas y limones, bien en piezas o en forma de zumos, se disparó un 113% entre enero y junio. La desaparición de la barrera arancelaria ha permitido a los exportadores naranjeros reducir precios y hacerse un hueco en un mercado que se nutre básicamente de cítricos procedentes de Estados Unidos.

"La realidad ha demostrado lo positivo para las empresas españolas en general y valencianas en particular de un acuerdo que ha permitido que en solo un año se hayan doblado las cifras de negocio de uno de nuestros principales sectores económicos como es el sector citrícola", señalaba este lunes la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero, que difundió los datos de la oficina estadística canadiense manejados por la Comisión Europea.

Las estadísticas son referidas al conjunto de las ventas españolas de productos hortofrutícolas, pero la parlamentaria, ligada a la federación socialista valenciana, quiso destacar los beneficios del CETA para las empresas naranjeras de su territorio y poner el valor el viaje institucional que el 'president' Ximo Puig realizó a Canadá aprovechando la ratificación del acuerdo de libre comercio en un momento en el que PSOE estaba dividido en su posición sobre el tratado. De hecho, el acuerdo fue ratificado en el Senado con la abstención de los socialistas: "El acuerdo comercial entre la UE y Canadá comienza a dar sus frutos a nivel europeo, pero especialmente en la Comunidad Valenciana, donde hemos logrado una importante mejora de uno de nuestros sectores económicos más importantes", apuntó la eurodiputada.

Los datos de comercio exterior han sido positivos para otro sector exportador español que confiaba en la liberalización de aranceles para elevar su ventas, el de la industria cerámica. No obstante, el crecimiento ha sido muy inferior en el primer semestre al de las frutas y verduras. En concreto, las empresas españolas azulejeras vendieron un 15% más que entre enero y junio de 2017, con cifras más modestas de unos quince millones de euros en exportaciones. China, Estados Unidos e Italia, por este orden, se sitúan muy por delante de España en la venta de este tipo de productos a los canadienses.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios