vuelven las campañas para "facturar sin ser autónomo"

Factoo ataca de nuevo: se lanza a captar socios pese a que Trabajo quiere cerrarla

La cooperativa de Escrivá se ofrece otra vez como mecanismo para "facturar sin ser autónomo" mientras pleitea con Empleo hasta en Bruselas. Decenas de asociados han sido embargados

Foto: Factoo mantiene un pulso judicial con el Ministerio de Empleo, que quiere cerrarla.
Factoo mantiene un pulso judicial con el Ministerio de Empleo, que quiere cerrarla.

Factoo no solo mantiene su actividad y el pulso judicial con el Ministerio de Empleo, que ha instado a su extinción como cooperativa de trabajo asociado, sino que también ha reactivado sus redes de captación de nuevos asociados bajo el reclamo de ser una plataforma que permite facturar a terceros si necesidad de darse de alta de autónomo.

La cooperativa que montó el empresario valenciano Chema Escrivá ha reiniciado en las últimas semanas otra de sus agresivas campañas de promoción. En esta ocasión no de manera tan visible (o audible), como cuando inundaba las franjas horarias ‘prime’ con sus anuncios en emisoras de radio, sino siendo mucho más selectivo a la hora de detectar su público objetivo. Fidelis Facto, que así se llama formalmente la cooperativa, está ofreciéndose como solución para personas que no están dadas de alta en el RETA o tienen trabajos esporádicos. Lo hace a través de redes sociales, principalmente Facebook, con campañas específicas y aprovechando las posibilidades de segmentación por ciudades, franjas de edad o intereses que despliega la compañía de Mark Zuckerberg a través de sus 'bots'.

Esta reactivación del negocio se produce en paralelo al recurso que Factoo presentó ante el Contencioso-Administrativo contra la decisión del departamento de Fátima Báñez de disolver Fidelis tras una investigación de la Inspección de Trabajo de Valencia y la vía europea que Escrivá ha abierto con el despacho de abogados Navas&Cusí.

Uno de los anuncios en Facebook de Factoo ofreciéndose como reclamo para 'facturar sin ser autónomo'.
Uno de los anuncios en Facebook de Factoo ofreciéndose como reclamo para 'facturar sin ser autónomo'.

El bufete al que ha contratado para agitar legalmente su disputa con el Gobierno ha presentado una queja remitida a la Dirección General de Mercado Interior Comisión Europea por considerar que su modelo empresarial se ajusta una directiva sobre derechos de trabajadores autónomos y que existen cooperativas similares en otro países europeos.

Hace un par de semanas, Factoo remitió esta carta a todos sus asociados en la que trataba de lanzar un mensaje de optimismo sobre su futuro judicial. “Desde Factoo estamos convencidos de que encajamos perfectamente con la ley española y estamos seguros de que Bruselas aclarará la interpretación que de ella está haciendo el Gobierno español para acabar revocando dicha disolución”, señala el texto. Fidelis busca atajar el camino judicial tratando de conseguir que sea la Comisión la que lleve su caso al Tribunal de Luxemburgo y no tener que esperar a una sentencia del Supremo que puede tardar años en producirse y que, si es favorable a Empleo, le obligará a echar el cierre y a esperar un último recurso en el citado estamento comunitario.

José María (Chema) Escrivá. (Foto: Factoo.es)
José María (Chema) Escrivá. (Foto: Factoo.es)

Mientras se resuelven los litigios, la Inspección de Trabajo puso en marcha expedientes de regulación a asociados a esta y otras cooperativas de trabajo asociado. Según la propia ministra Báñez, cerca de 3.000 personas habían sido obligadas a darse de alta en el régimen de trabajadores autónomos (RETA) y pagar las cuotas atrasadas con intereses de demora. Esta circunstancia ha provocado situaciones paradójicas, como caso en los que los 'regularizados' han pagado más a la Seguridad Social de lo que cobraron a través de la cooperativa. A aquellos que optaron por darse de alta recurriendo a la 'tarifa plana' de 50 euros, Trabajo les ha embargado las cuentas hasta cubrir los 270 euros de la cuota estándar, según denuncian desde la Asociación de Afectados por las Cooperativas de Facturación.

Empleo también ha comunicado a las personas inspeccionadas y cuya situación consideraba irregular que si vuelven a recurrir a este tipo de mecanismos para facturar trabajos abrirá actas de infracción y procederá a aplicar sanciones de 600 euros por cada mes que no se haya cotizado al RETA, ademas de la cuota correspondiente y los intereses de demora.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios