cartas de la tesorería previas a actas de liquidación

Trabajo inspecciona a centenares de socios de Factoo para exigirles cuotas de autónomo

La Seguridad Social envía cartas a clientes de la plataforma de facturación comunicando altas automáticas para reclamar cantidades atrasadas e intereses. Los afectados empiezan a organizarse

Foto: La sede de Factoo ocupa la décima planta de un edificio en Pasaje Doctor Serra en Valencia.
La sede de Factoo ocupa la décima planta de un edificio en Pasaje Doctor Serra en Valencia.

Fernando es un nombre ficticio. Pero tras él hay una historia real. La de un parado que ronda la cuarentena y que a finales de 2015 decidió recurrir a una de las cooperativas que se ofrecen para facturar a terceros sin necesidad de darse de alta como autónomo, Factoo, la más conocida por la potente campaña radiofónica que ha puesto en marcha para darse a conocer. Durante el último año y medio, todo fue bien. Se dio de alta en la plataforma como cooperativista, realizó sus trabajos y cobró a través de Factoo, que es quien a su vez factura a los clientes de Fernando a cambio de una comisión y de gestionar las altas y bajas en la Seguridad Social como si el protagonista de esta historia fuese empleado suyo.

“Me dijeron que hay más de 2.000 inspeccionados de Factoo y que les van a reclamar cuotas atrasadas e intereses de demora", dice uno de los afectados

Todo parecía rodar hasta hace apenas dos semanas, cuando Fernando recibió dos cartas de la Tesorería General de la Seguridad Social. A una de ellas ha tenido acceso El Confidencial. Se le comunica que, “una vez examinada documentación contable y fiscal”, este organismo considera que ha mantenido “una actividad por cuenta propia” durante los periodos que marca la misiva “sin figurar de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos”. La consecuencia es que la TGSS ha procedido a darle de alta y de baja automáticamente en las fechas en cuestión. Es el primer paso para reclamarle cuotas atrasadas. En su caso, según sus cálculos, le exigirán como mínimo 4.000 euros y los intereses de demora.

Factoo ofrece facturar y cotizar sin necesidad de ser autónomo.
Factoo ofrece facturar y cotizar sin necesidad de ser autónomo.

Sorprendido por la notificación. Fernando acudió a la TGSS a preguntar. Allí le dijeron que el expediente parte de una investigación de la Inspección de Trabajo. Se puso en contacto con ellos y, "muy amablemente”, le explicaron la situación: Trabajo ha abierto una inspección a las cooperativas que ofrecen facturar sin ser autónomos y ha comenzado a reclamar cuotas a los cooperativistas. “Me dijeron que hay más de 2.000 inspeccionados de Factoo y que les van a reclamar cuotas atrasadas e intereses de demora, pero que no nos van a poner sanciones porque consideran que Factoo nos ha engañado”, explica este afectado. La multa sería de 600 euros por cada mes que alguien no se da de alta como autónomo.

Fernando también consultó la situación con Factoo. Desde los servicios jurídicos de la empresa, cuya central ocupa toda la última planta de un céntrico edificio de oficinas en Pasaje Doctor Serra de Valencia, junto a la Plaza de Toros, le han suministrado tranquilizantes en forma de mensajes de calma. "Me dijeron que no me preocupara, que están tratando de normalizarlo y que, de vez de cuando, la Inspección de Trabajo denuncia arbitrariamente a unos cuantos cooperativistas”. En teoría, Factoo le ha prometido defensa legal. La cooperativa fundada por el valenciano Chema Escrivá ha contratado, además, los servicios de un bufete externo para afrontar las inspecciones. Tal como publicó este martes El Confidencial, Trabajo está investigando un presunto fraude en este tipo de cooperativas por considerar que camuflan como falsos asalariados lo que deberían ser autónomos y que, en realidad, ejercen como empresas de facturación, algo que niegan sus promotores.

Con la intención de ponerse en contacto con otros afectados, Fernando ha habilitado una página web denominada 'Afectados por las cooperativas' con la que pretende “compartir nuestras experiencias al tratar con la Inspección de Trabajo, la Seguridad Social o con nuestra cooperativa”. “Esperamos que al conocer y compartir lo que vamos haciendo podamos controlar mejor nuestras acciones y comunicaciones. Es importante saber que no estamos solos”, señala la web.

Chema Escrivá, fundador de Factoo, afirma que solo se han abierto 200 expedientes y las reclamaciones de cuotas afectan a poco más de una veintena

Según los datos recabados por este periódico, la investigación se inició con sigilo hace varios meses desde la Inspección de Trabajo en Valencia, liderada por el jefe provincial Juan José Camino, y puede poner patas arriba este sistema emergente de relaciones laborales dirigido especialmente a 'freelances' y profesionales que generan pocos ingresos. La Inspección de Trabajo se muestra reacia a hablar de la investigación, "como de cualquier otra en curso". El Ministerio de Empleo apenas ofrece datos sobre la misma por razones de confidencialidad, aunque admite que las cartas recibidas por Fernando "son consecuencia de la acción inspectora".

El choque jurídico-laboral puede alcanzar de lleno a un colectivo que ha optado por este tipo de plataformas precisamente por su escasa capacidad de generar ingresos. Fernando sostiene que acudió a Factoo porque no le salía a cuenta darse de alta de autónomo y pagar la cuota mínima de 270 euros para la faena que tenía. Tras trabajar mucho tiempo como técnico de sonido, desde hace algo más de tres años no tiene empleo fijo y sobrevive a base de pequeños encargos.

El fundador de Factoo, Chema Escrivá, admite la existencia de la inspección de “unos 200 expedientes”, pero que por ahora Trabajo solamente ha exigido el pago de cuotas atrasadas a 21 de sus cooperativistas. El empresario de Gandía sostiene que los servicios jurídicos van a recurrir y “van a ganar” todos los casos y que los que han defraudado no son más de tres o cuatro personas “que han abusado de la maquinaria de Factoo”. Escrivá niega que exista una inspección especial en su caso y asegura que la investigación de Trabajo es similar “a la de todas las empresas”. El bufete al que ha recurrido es Sánchez de León Abogados, tiene sede en Valencia y entre sus socios figura la exdelegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana y vicepresidenta de la Generalitat con Francisco Camps, Paula Sánchez de León.

____

¿Tienes más información? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.
Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios