¿se beneficiará hacienda de la herencia millonaria?

La compra 'póstuma' de Gómez-Trenor en Ebro Foods: otros 1,7 millones en títulos

La matriz del fallecido consejero de Coca-Cola ha seguido ordenando compras en bolsa de la alimentaria hasta este mismo lunes. La participación se eleva ya al 7,8% del capital

Foto: Javier Gómez-Trénor Vergés, a la derecha, sobrino de Juan Luis Gómez-Trénor. (jetset.com.co)
Javier Gómez-Trénor Vergés, a la derecha, sobrino de Juan Luis Gómez-Trénor. (jetset.com.co)

La empresa 100% propiedad del vicepresidente de la embotelladora de Coca-Cola en España, Juan Luis Gómez-Trenor, ha seguido ordenando compras de títulos de la alimentaria Ebro Foods incluso días después del fallecimiento del empresario. La mercantil Empresas Comerciales e Industriales Valencianas (Ecivsa) comunicó este mismo lunes (vea aquí la orden) a la CNMV la adquisición de 35.285 títulos de la cotizada que se suman a otras 56.452 acciones compradas entre los días 23, 24 y 25 de este mes hasta elevar la inversión total ‘póstuma’ a 1,8 millones de euros. El calificativo de 'póstumo' puede parecer metafórico, pero en realidad, la propiedad de la matriz sigue siendo del empresario, a la espera de que se abra su testamento y se ejecute la sucesión de bienes entre sus sobrinos y, quizás, entre la fundación que fundó para realizar "acciones solidarias", según su propia declaración de objetivos.

A esta cantidad inyectada la semana pasada hay que sumar otros 1,4 millones de euros invertidos a princios del mes de enero, a pocos días de producirse el deceso. Las compras forman parte de la progresiva toma de participaciones que Gómez-Trenor hizo a partir de 2014, cuando comenzó a cuajar la fusión de la embotelladoras españolas de Coca-Cola. El empresario valenciano decidió apostar por Ebro y destinar a la cotizada una parte importante de los dividendos obtenidos por los ajustes de la concentración de la ‘chispa de la vida'. En total, solo este mes de enero, Ecivsa se ha hecho con otros 3,2 millones de euros en acciones hasta elevar su porcentaje de propiedad por encima del 7,82%.

Juan Luis Gómez-Trenor con Juan Roig. (EC)
Juan Luis Gómez-Trenor con Juan Roig. (EC)

Aunque Juan Luis Gómez-Trenor, que no se casó y no tuvo hijos, ha estado encima de sus negocios hasta casi el final de su vida, dos de sus sobrinos le han acompañado desde hace años en esa tarea. Se trata de Javier Gómez-Trenor Vergés, consejero con poderes en Ecivsa y principal 'hereu' de la gestión de los negocios familiares, y Álvaro Gómez-Trenor Aguilar, que, junto a su primo, también representaba los intereses de su tío en Olive Partners, el consorcio creado por los socios españoles para concentrar sus participaciones en Coca-Cola European Partners. La más de 2.000 millones de euros en que la Revista Forbes ha estimado la fortuna del empresario fallecido (aunque el valor en libros es menor) es una de las mayores herencias del año en España. Aunque hay propiedades inmobiliarias y otras inversiones financieras, el grueso del patrimonio se reparte entre los paquetes de Coca-Cola y Ebro Foods y, a su vez, se concentran en la matriz Ecivsa. Es decir, lo más importante en el análisis de la herencia familiar será el reparto de títulos de esa compañía.

¿Por qué Hacienda puede llevarse un chasco?

Cómo Juan Luis Gómez-Trenor ha legado su imperio se conocerá oficialmente la tercera semana de febrero, cuando se abra el testamento. Sus sobrinos (hasta once) y su hermana Caridad (la única con vida de seis hermanos) serán los principales beneficiarios. Pero habrá que ver qué papel juega en las últimas voluntades del empresario fallecido la Fundación para la Promoción de Acciones Solidarias, la misteriosa entidad sin ánimo de lucro inscrita por Gómez-Trenor en 2013 y que tiene como presidente a su amigo y compañero de negocios, el terrateniente e industrial andaluz Ramón Mora-Figueroa. Javier y Caridad también figuran como vocales, mientras que el secretario es Alfonso Pastor Grau, persona muy cercana a la familia que también tiene responsabilidades y poderes en Ecivsa. La Fundación es colaboradora de Unicef y de la Casa de la Caridad de Valencia.

La aportación a la Fundación es clave para dilucidar qué parte de la herencia terminará en manos de la Hacienda pública. La Comunidad Valenciana no tiene bonificado al 99% al Impuesto de Sucesiones y Donaciones como Madrid y se ha especulado estos días sobre el bocado millonario que podría llevarse la Generalitat y lo bien que le vendría para engujar déficit un ingreso extra y no previsto en los presupuestos autonómicos. Sin embargo, esa cifra será mucho menor en el caso de que un porcentaje importante de la fortuna termine en las cuentas de una fundación sin ánimo de lucro. La ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones está concebida para las personas físicas, no para las personas jurídicas, a las que se les aplica el Impuesto de Sociedades. Y todos los sobrinos figuran en alguna sociedad.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios